viernes, 11 de marzo de 2016

UNA EXPERIENCIA QUE PUEDE CAMBIARTE LA VIDA


Los hombres y las mujeres de hoy necesitan encontrar a Dios y conocerlo “no de oídas”. Esta es la orientación de vuestro servicio que cumplís brindando espacios y tiempos de escucha intensos de su Palabra en el silencio y en la oración. Lugares privilegiados para esa experiencia espiritual son las Casas de Espiritualidad. Animo a los Pastores de las diversas comunidades a que se interesen para que no falten las Casas de Ejercicios Espirituales, en las que, personas bien formadas y predicadores preparados, dotados de calidad doctrinal y espiritual sean verdaderos maestros de espíritu» 

Papa Francisco.


En la exortación Evangelii Gaudium el Papa Francisco nos
dirige unas bellas palabras:

"... No es lo mismo haber conocido a Jesús que no conocerlo, no es lo mismo caminar con Él que andar a tientas, no es el mismo poder escucharlo que ignorar su Palabra, no es el mismo poder contemplarlo , adorarlo, descansar en Él, que no poder hacerlo. No es lo mismo tratar de construir el mundo con su Evangelio que hacerlo sólo con la propia razón. Sabemos que la vida con Él se vuelve mucho más plena y que con Él es más fácil encontrar un sentido a todo. "(EG 266)


¿Porque hacer unos Ejercicios Espirituales?
Pienso que es una necesidad de nuestro tiempo. Todos necesitamos hacer un alto, experimentar el silencio, lejos del ruido, distanciarnos del día a día, para ver mejor, para mirar nuestra vida desde Dios, para encontrarnos nuevamente con Él, porque Dios nos quiere decir algo.
¡La cotidianidad nos puede! En el día a día hacer experiencia de Dios nos es difícil. En cambio en unos ejercicios lo más habitual es que todo el mundo haga una nueva experiencia de Dios, porque Dios siempre es nuevo, siempre es sorprendente, siempre es generoso.

Testimonios de personas tras la experiencia de los Ejercicios

• "Han sido mis primeros ejercicios ignacianos y me han desbordado. Es tremendo como en un fin de semana se puede experimentar tanta gracia. Es como abrir una ventana y descubrir un panorama increíble. Me llevo muchas cosas. Es una sensación de que Dios te está hablando a ti permanentemente".
• "Tengo que agradecer a Dios mucho por estos días". "He gozado del silencio y me he sentido muy acompañado. Necesitaba un encuentro más profundo con el Señor ". "Ha Sido una bomba de amor del Señor".
• "He disfrutado de estar con el Señor, de escuchar, de ver a la gente rezar, de las charlas"
• "Ha Sido un toque de alerta, porque uno se deja llevar por la rutina y me he dado cuenta que habia otras cosas. "Creía que era incapaz de entrar en el silencio, me voy contentísimo".
"La Iglesia necesita imperiosamente el pulmón de la oración"  Papa Francisco

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad