Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

El hábito más importante de la vida espiritual

Imagen
El hábito más importante de la vida espiritual es muy seguramente el hábito de la presencia de Dios.  Propongo algunos medios prácticos para vivir en la presencia de Dios.
1. Cree e imagina que Jesús está junto a ti.
A Jesús no le vemos y tocamos como a cualquier otra persona, pero por la fe sabemos que Cristo Resucitado está vivo y nos acompaña en el camino de la vida. Como el ciego percibe la presencia de otra persona a su lado, así, por la fe, siento y estoy seguro de la presencia de Dios junto a mí. Yo sé que Él me escucha. Creo que siempre lo he tenido a mi lado y dentro de mí, y que ahora mismo está aquí. Puedo “llevarlo conmigo” a todas partes, conversar familiarmente con Él, pedirle luz y fuerza, disfrutar de su compañía. Una de las oraciones más bellas que conocemos y que celebran esta presencia omnipresente de Dios es el Salmo 139:
“Señor, tú me examinas y conoces,
sabes si me siento o me levanto, tú conoces de lejos lo que pienso.
Ya esté caminando o en la cama me escudriñas, er…

Podemos caminar juntos

Imagen
Expreso por eso mi gratitud y mi calurosa bienvenida a personas y grupos de diferentes religiones, que hoy han querido estar presentes, especialmente a quienes vienen de lejos.
El Concilio Vaticano II fue un tiempo extraordinario de reflexión, diálogo y oración para renovar la mirada de la Iglesia Católica sobre sí misma y sobre el mundo. Una lectura de los signos de los tiempos en miras a una actualización orientada a una doble fidelidad: fidelidad a la tradición eclesial y fidelidad a la historia de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
De hecho, Dios, que se ha revelado en la creación y en la historia, que ha hablado por medio de los profetas y completamente en su Hijo hecho hombre (cfr Heb 1,1), se dirige al corazón y al espíritu de cada ser humano que busca la verdad y los caminos para practicarla.
El mensaje de la Declaración "Nostra aetate" es siempre actual. Recuerdo brevemente algunos puntos:
-La creciente interdependencia de los pueblos ( cfr n. 1);
-La búsqued…

¿Qué significará para la Iglesia concluir este Sínodo dedicado a la familia?

Imagen
Ciertamente no significa haber concluido con todos los temas inherentes a la familia, sino que ha tratado de iluminarlos con la luz del Evangelio, de la Tradición y de la historia milenaria de la Iglesia, infundiendo en ellos el gozo de la esperanza sin caer en la cómoda repetición de lo que es indiscutible o ya se ha dicho.
Seguramente no significa que se hayan encontrado soluciones exhaustivas a todas las dificultades y dudas que desafían y amenazan a la familia, sino que se han puesto dichas dificultades y dudas a la luz de la fe, se han examinado atentamente, se han afrontado sin miedo y sin esconder la cabeza bajo tierra.
Significa haber instado a todos a comprender la importancia de la institución de la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado sobre la unidad y la indisolubilidad, y apreciarla como la base fundamental de la sociedad y de la vida humana.
Significa haber escuchado y hecho escuchar las voces de las familias y de los pastores de la Iglesia que …

Próximos retiros

Imagen

El pincel y su maestro

Imagen
" No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure" (Jn15)
En cierta ocasión un pintor se dispuso a realizar sobre un lienzo una pintura de unas escogidas flores. Al acercar el pincel a la tabla de contrastes, éste, le dijo: "Ya ves; tú sin mí no podrías pintar esas flores". El pintor, que era humilde, calló.
Días después, el afamado maestro, recibió el encargo de llevar a cabo un fresco sobre un paisaje rural. Acercándose hasta un acantilado y disponiéndose a iniciar su obra el pincel le interpeló: "¿Ya te das cuenta de que, sin mí, sería imposible que llevases acabo esta obra pictórica?". Una vez más el pintor, que era humilde y bueno, no respiró.
Pero días después el artista recibió de nuevo un ambicioso encargo: un autorretrato de una gran personalidad y con un pago sustancioso. La única condición es que, dicho autorretrato, tendría que ser llevado a cabo en dos…

El ángel guardián

Imagen
El ángel guardián o custodio sí existe, no es una doctrina fantasiosa sino un compañero que Dios ha puesto a cada uno en el camino de la vida.     Las lecturas del día presentan dos imágenes: la del ángel y la del niño. Dios ha puesto a nuestro lado a un ángel para custodiarnos. Si alguno de nosotros creyera que puede caminar solo, se equivocaría tanto, que caería en esa equivocación tan fea que es la soberbia, o sea creer que se es grande, autosuficiente.    Mientras Jesús enseña a los apóstoles que hay que ser como los niños. Los discípulos discutían acerca de quién era el más grande entre ellos: había una disputa interna… el afán de hacer carrera, ¡eh! Estos que son los primeros obispos tenían esa tentación de hacer carrera. ‘Eh, yo quiero llegar a ser más grande que tú…’.    No es un buen ejemplo lo que hacían los primeros obispos, pero es la realidad. Y Jesús les enseña la verdadera actitud, la de los niños: la docilidad, la necesidad del consejo, la necesidad de la ay…

El Papa y Teresita

Imagen
Es manifiesta  la gran devoción que el Papa Francisco tiene hacia Sta Teresita del Niño Jesús. “Cuando no sé cómo irán las cosas, tengo la costumbre de pedir a Santa Teresa del Niño Jesús, que lleve el problema en sus manos, algo así, y que me envíe una rosa”.
Durante el vuelo papal de Sri Lanka a Filipinas agradeció emocionado el regalo de Santa  Teresita del Niño Jesús que recibió  y reveló que en oración “pidió una rosa” a la santa francesa pero en cambio “vino ella misma a saludarme”.

Fue la periodista de Paris Match, Caroline Pigozzi, quien regaló al Papa una imagen plateada de la santa en bajo relieve.

"Le pedí también por este viaje, si lo podía tomar en sus manos, y si me podría enviar una rosa, pero en cambio vino ella misma a saludarme”, señaló.

El Pontífice agradeció a la periodista por el regalo: "Gracias a Caroline y gracias a la pequeña Teresita ”. 
Santa Teresita, religiosa carmelita, entró al convento a la edad de 15 años, llevando una vida sencilla y de santidad,…