Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

MISTERIO DE AMOR

Imagen
Misterio de amor es éste. La razón humana no alcanza a comprender. Sólo la fe acierta a ilustrar cómo una criatura haya sido elevada a dignidad tan grande, hasta ser el centro amoroso en el que convergen las complacencias de la Trinidad. Sabemos que es un divino secreto. Pero, tratándose de Nuestra Madre, nos sentimos inclinados a entender más —si es posible hablar así— que en otras verdades de fe. ¿Cómo nos habríamos comportado, si hubiésemos podido escoger la madre nuestra? Pienso que hubiésemos elegido a la que tenemos, llenándola de todas las gracias. Eso hizo Cristo: siendo Omnipotente, Sapientísimo y el mismo Amor, su poder realizó todo su querer. Mirad cómo los cristianos han descubierto, desde hace tiempo, ese razonamiento: convenía —escribe San Juan Damasceno— que aquella que en el parto había conservado íntegra su virginidad, conservase sin ninguna corrupción su cuerpo después de la muerte. Convenía que aquella que había llevado en su seno al Creador hecho niño, habitara en la…

TRES IDEAS

Imagen
Tres ideas a partir del evangelio de hoy:
Primera idea: En esta parábola aparece un propietario curioso. Lo digo porque su preocupación primera son los trabajadores: desea que tengan trabajo, no quiere que ninguno esté desocupado, quiere que todos se realicen como trabajadores, les sale a buscar repetidamente (¡hasta cinco veces sale a buscarlos, en un día!), y paga a todos un sueldo que les permita vivir, aunque algunos hayan trabajado sólo una hora. ¡Los trabajadores son  su preocupación primera!
Encuentro que esta manera de hacer es una lección muy importante para nosotros, y para nuestra sociedad. La manera de hacer del propietario nos dice: lo primero es el hombre, la persona, el trabajador. La preocupación primera del sistema económico ha de ser el bien de la persona, no los beneficios de las empresas.
Mirar de hacer que la economía funcione, sin mirar el bien del hombre, de la persona, es un grandísimo error que hoy en día el sistema capitalista está cometiendo, y este error es fu…

FELIZ Y MIL VECES FELIZ

Imagen
Feliz y mil veces feliz es en la tierra el alma a quien el Espíritu Santo revela el secreto de María para que lo conozca, a quien este huerto cerrado, para que en él entre, y esta fuente sellada para que de ella saque el agua viva de la gracia y beba en larga vena de su corriente. Este alma no hallará sino a Dios solo, sin las criaturas, en esta amabilísima criatura; pero a Dios, al par que infinitamente santo y sublime, infinitamente condescendiente y al alcance de nuestra debilidad. Puesto que en todas partes está Dios, en todas, hasta en los infiernos, se le puede hallar: pero no hay sitio en que la criatura encontrarle pueda tan cerca y tan al alcance de su debilidad como en María, pues para eso bajó a ella. En todas partes es el pan de los fuertes y de los ángeles, pero en María es el pan de los niños. Nadie, pues, se imagine, como ciertos falsos iluminados, que María, por ser criatura, es impedimento para la unión con el Creador.  No es ya María quien vive, es Jesucristo solo, es …

ELS EXERCICIS

Imagen

PERDÓN.....EL VALLE DE LAS EXCUSAS

Imagen
Nos cuesta perdonar, a mí el primero. Nos cuesta perdonar pequeñas ofensas y, a veces, nos parece imposible perdonar una gran ofensa.
Y como que vemos que nos cuesta vivir de corazón el perdón, buscamos excusas, justificaciones, para no perdonar. Y, muchas veces, allá nos quedamos “en el valle de las excusas”. Y en este valle no habita el perdón, todo son excusas para no perdonar: “Es que ha sido por culpa suya”, “es que yo no he hecho nada”, “es que lo que ha hecho no tiene perdón”, “es que me la ha hecho demasiadas veces” (y la mejor de todas) “yo lo perdono pero, no le hablo”. Excusas, excusas, y más excusas... para no perdonar. ¿Estás en el valle?
“Ya vendrá él a pedirme perdón...” ¿Sabéis quien hace el primer paso de acercarse al otro cuando ha habido un problema? No el que ha hecho el mal... sino ¡el que más ama! Aunque toda la culpa sea del otro, el que más ama es el que se acerca al otro para buscar la reconciliación.
Esta dificultad para perdonar tan arraigada en nosotros, nos …

TODA PARA TODOS

Imagen
Nada hay en ella austero, nada terrible; todo es suave. Mira con cuidado los Evangelios, y si acaso encuentras algo  a aquel de dureza o de reprensión desabrida o alguna señal de indignación, aunque sea leve, en María, tenla en adelante por sospechosa y recela el llegarte a ella. Pero si más bien (como es así en verdad) encuentras las cosas que pertenecen a ella llenas de piedad y de misericordia, llenas de mansedumbre y de gracia, da las gracias a misericordia aquel Señor que con una benignísima misericordia proveyó para ti tal mediadora que nada puede haber en ella que infunda temor. Ella se hizo toda para todos; a los sabios y a los ignorantes, con una copiosísima caridad, se hizo deudora. A todos abre el seno de la misericordia, para que todos reciban su plenitud; redención el cautivo, curación el enfermo, consuelo el afligido perdón el pecador...; en fin, toda la Trinidad gloriosa, y la misma persona del Hijo recibe de ella la sustancia de la carne humana, a fin de que no haya qu…

AMO A MARÍA

Imagen
Segundo sábado de septiembre con María en el corazón. María, la Madre amada. No se puede exclamar más alto y más claro. Amo a la Virgen. ¿Cómo no amarla y quererla si es la elegida de Dios, la Madre de Cristo, Madre de la Iglesia, Madre de la divina gracia, Madre amable, Madre admirable, Madre del buen consejo y Madre de misericordia. ¿Cómo no acercarse a Ella y buscarla con constancia para dejarse abrazar por sus santas manos? María es Madre. La que siempre te acompaña. La que nunca abandona. La que, postrada ante la Santísima Trinidad, ruega por cada uno de sus hijos. La que socorre en las dificultades; la que te solventa tantos problemas y te reconduce cuando te extravías.
María es la Madre que te enseña a decir «Sí». María es la que aceptó el rol de corredentora del género humano aquel día que a los pies de la Cruz asintió cuando Jesús, agonizante, dirigiéndose al discípulo amado, le dijo a Juan: «Ahí tienes a tu madre». Ese día estábamos todos a los pies de la Cruz acogiendo en e…

MIRA CON LOS OJOS DE DIOS, PRUEBALO, VERÁS QUE CAMBIO

Imagen
Hemos de agradecer a los evangelistas que nos presentan a los discípulos de Jesús tal como son: con defectos, con poca fe, cometen errores de toda clase. Esto nos los hace cercanos, porque también ¡nosotros somos así! Esto nos ayuda a entender que tener debilidades no es un impedimento para seguir a Jesús... sino todo lo contrario... Como dice San Pablo: “Por tanto, con sumo gusto seguiré gloriándome sobre todo en mis flaquezas, para que habite en mí la fuerza de Cristo”. No nos escandalicemos nunca, o no nos desanimemos nunca, de nuestras debilidades, sino que sean una ocasión de apertura a Jesús... “¡¡Jesús no puedo!! Ayúdame”.
Pedro recibe, lo que a mí me parece que es, la amonestación más dura y fuerte que hace Jesús en todo el evangelio. “Quítate de mi vista, Satanás, que me haces tropezar;…” Y la hace a un seguidor suyo. Por tanto, tomemos nota, y miremos de profundizar esta amonestación: “Tú piensas como los hombres, no como Dios”.
¿Qué quiere decir “tú piensas como los hombres, …

MARÍA Y EL SACRAMENTO DE LA RECONCILIACIÓN

Imagen
Primer sábado de septiembre con María, Puerta del Cielo, Refugio de los Pecadores, Madre de la divina gracia, Madre de la Misericordia y Virgen clemente en nuestro corazón. Me reconforta cuando terminada la confesión el sacerdote me pone como penitencia alguna oración dedicada a la Virgen. Nuestra Señora se hace presente en el Sacramento de la Reconciliación como estuvo a los pies de la Cruz. Durante el tiempo de apertura del corazón para reconocer los propios pecados, María ora con el Espíritu Santo para la sanación del alma del pecador arrepentido.
Aunque en el ritual de la Penitencia no hay mención a la Virgen el sacerdote con el que siempre me confieso saluda, cuando te postras de rodilla en el confesionario, con este bellísimo saludo: «Ave María Purísima». En honor a la Señora sin mancha de corrupción, uno responde: «Sin pecado fue concebida».
María está presente junto al sacerdote, acompañándole en la escucha. María participa del dolor del penitente y derrama también su miserico…