martes, 15 de marzo de 2016

TESTIMONIOS 2ª TANDA EJERCICIOS MARZO


Hace poco tiempo que volví a la religión, después de haberla criticado mucho. Tengo inquietud por formarme, cambiar, ser mejor persona. Los Ejercicios fue un momento muy propicio para ello.

 Estos Ejercicios me han servido para poder pensar en Jesús, como no había pensado nunca. He entendido que no se tiene que buscar fuera de uno mismo. Que nosotros somos los que queremos ser. Solo necesitamos saberlo y empezar a caminar. Es muy difícil, hoy en día, con todo lo que nos rodea, poder pensar. Es necesario e imprescindible poder y tener tiempo para pensar, así conseguir saber quién eres Tú (Jesús). Porque de otra forma, siempre estaremos flojos, débiles, indecisos, y no podremos ayudar a dar “Amor”, ya que el nuestro es pobre!!. Hay que trabajar con ahincó e ilusión la tierra de nuestro corazón.
Hago cada año Ejercicios. Me convertí hace 25 años, gracias a la Virgen. El Padre nos dijo de escribir una carta a Jesús: quién es para ti. Le he dicho: tú eres para mí el Bien de mi vida, tú eres mi Salvador. Soy efecto de tu Misericordia. Lo eres todo para mí. Enséname a amar como tú.

Son mis primeros Ejercicios en serio. Sabía adónde tenía que ir, pero con mucha niebla. Los Ejercicios me han despejado la niebla y hecho más corto el camino. Y espero que el camino se acorte más aun.

Soy viuda desde hace 22 años con 2 hijos. He trabajado mucho. Mis hijos, catequistas al principio, han vuelto a la Iglesia. He venido con una mochila cargada. Me voy con la mochila descargada y llena de paz y alegría.


Ya he hecho Ejercicios. Me han gustado mucho. Dos días, para mí, es demasiado corto para poder desconectarme del mundo. Pero me han gustado mucho. He disfrutado con Jesús, y me encontré muy bien con él. Me voy sabiendo, como nunca que Jesús está en mí. El que tengo a mi lado lo tiene que notar.

El vía crucis de ayer ha sido “brutal”: lo he vivido como nunca. El año que viene deseo volver.
He venido a rezar y a interiorizar, estar con el Señor para amarlo más y pasar esto a la familia. Estos momentos han sido un regalo del Señor, escuchando el Padre enseñarnos y meditando delante del Señor. Le pido ayuda y le pido más fe: que me la fortalezca para poder amar más. Subrayo lo que decía el Padre: entre seglares, nos tenemos que ayudar. Es necesario rezar por los seminaristas (tengo un hijo en el seminario). Gracias a todos; habéis sido ejemplares. He tomado muchas notas que repasaré más adelante.


Doy gracias por esta experiencia. Nos hace profundizar cosas que ya sabemos y recapacitar. La experiencia de la confesión ha sido muy provechosa. Hacía tiempo que no la hacía así de completa. Fue una gran ayuda.
Los Ejercicios me han servido mucho. Ansiaba venir, lo deseaba. Martes caí y me hice un esguince. Pero pude venir. Una conferencia me dio la respuesta a una pregunta que me hizo un señor y estoy contenta. Los Ejercicios son un oasis. Pensé: dos días, van ser cortísimos. Pero, de hecho, han cundido mucho. El Señor es Señor del tiempo!!


Estos días fueron un tiempo para enriquecerme. Me han servido, ante todo para unas cosas que vivía separadas de Dios, para liar a Dios. Ahora, las puedo vivir mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad