lunes, 7 de marzo de 2016

EXPERIENCIAS PERSONALES EN LOS EJERCICIOS ESPIRITUALES

Estuve contenta de volver a un retiro después de varios años. Mañana, volveré a comenzar animada por el Espíritu. Me identifico con el hijo pródigo.
El Señor me ha hecho ver que me ha bendecido en mi vida.

He entendido cosas que hacía tiempo que escuchaba y no sabía qué significaban.
Siempre le había dicho a un amigo que no, pero esta vez le dije que sí, que venía, y me ha gustado mucho.

He estado mejor que en casa.

El abrazo del Padre con el hijo descarriado me ha emocionado.

Tengo que recomponer muchas cosas en mi vida espiritual
de oración.

He gustado las delicadezas del Señor en este retiro. Quiero ser misericordiosa con los que están a mi lado, como Cristo en la cruz.
                                                     

Todas las cosas, preocupaciones, las he dejado , y el Señor me ha dicho: “Yo vendré a tu encuentro”.


Dios me ilumina en ver lo miserable que soy. He llorado mis pecados. Soy feliz, en este año de la Misericordia: tengo esperanza en el Señor.


Doy gracias a Dios por traerme aquí. Veo las maravillas que Dios hace en mi vida.

He dejado los problemas al Señor en el Sagrario, y luego he vivido el retiro en manos de la Virgen, en su regazo, con su paz.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad