viernes, 1 de abril de 2016

CONVERSIÓN "QUE TODOS SEAN UNO"


La palabra  Metanoia, (conversión) y Metanoeo (convertirse) provienen del griego.

    Podríamos decir qué, conversión significa:
* Cambiar de modo de pensar
* Poner en tela de juicio, analizar la propia
   forma de vivir y el modo común  de vivir
* Dejar que Dios guíe nuestra vida
* No dejarse llevar por lo que opinen o piensen
   los demás.

   También podríamos decir qué, convertirse implica:
* Dejar de vivir como vive la mayoria
* Dejar de actuar como los demás
* Dejar de justificarnos por actos equivocados o
   malos, simplemente porque todo mundo lo hace
* Ver nuestra vida como la mira Dios

Por último, según lo anterior, deberíamos:
* Tratar de hacer el bien, aunque nos parezca incomodo
* No estar pendiente de lo que piensa la mayoría de
   la gente, sino de lo que piensa Dios
* Buscar y encontrar un nuevo estilo de vida, una
   vida nueva

Esto no es ‘moralismo’ (el moralista pretende ser recto por sí mismo, sin que lo ayude Dios).
La persona que reduce el Cristianismo a la moralidad, corre el peligro de perderse la esencia del mensaje de Jesús; el don de una nueva amistad, el don de la comunión con Cristo y, por tanto con Dios.
Cuando alguien se convierte a Jesús no tendría que ser autónomo moralmente, no debería querer edificar solo con sus fuerzas una  bondad personal.

La conversión implica todo lo contrario: dejar de ser autosuficiente, aceptar la necesidad de los demás y, como no puede ser de otra manera, de Dios, de su perdón y de su amistad.

Debemos tomar en cuenta que la conversión es social pero, ante todo, es un acto personal. Yo renuncio a "vivir como todos" y encuentro en Dios mi responsabilidad personal.
El "yo" se une con el "tú" profundamente y así llega a ser un "nosotros".
En la conversión debe de hacerse un nuevo "nosotros" en donde caminemos con Dios.
El Evangelio se vive, no deben ser solo palabras. El Evangelio crea vida y crea comunidad para caminar juntos. Si la conversión es solamente personal será incompleta, necesita de lo social, cada persona debe hacer comunidad con los demás para que la conversión de todos sea completa.

Resumen personal de una conferencia realizada por el Cardenal  Joseph Ratzinger en el año 2002, hoy Papa  Emérito Benedicto XVI.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad