miércoles, 1 de junio de 2016

YA ESTOY VIEJO Y CADA DIA HE EMPUJADO LA ROCA....


Dios le dijo a su siervo: "Cada día empuja con todas tus fuerzas la gran roca que está junto a la puerta de tu cabaña".
El hombre lo hizo, perseveraba fielmente en lo que el Señor le pidió. Día tras día, antes de ir a sus trabajos, el hombre empujaba la gran piedra con todas sus fuerzas...  pero esta no se movía.

Después de muchos años el siervo de Dios aún perseveraba obediente, pero comenzó a sentirse frustrado, pues la roca no se había movido un milímetro. Finalmente le dijo al Señor: "Ya estoy viejo y cada día he empujado la roca, pero esta no se ha movido ¿Por que he fracasado?"
El Señor le respondió con profundo amor: "Querido hijo, cuando te pedí que empujaras la roca no era con el fin de que esta se moviera. Quise mas bien enseñarte a dominar tu cuerpo, a fortalecer tu alma por medio de la disciplina, a conocer tus fortaleza y tus límites. Empujando la roca con perseverancia has aprendido a vencer la tentación del demonio que te decía que era inútil y has fortalecido tu fe. Además, Yo sabía que tus enemigos eran fuertes y vendrían contra ti. Por eso quise que ejercitaras tu cuerpo. Gracias a tu perseverancia, empujando la piedra cada día, desarrollaste una gran fortaleza física y tus enemigos no han podido contra ti. Ahora eres fuerte espiritual y físicamente. Has vencido al demonio y a tus enemigos de la tierra. ¿Crees que fracasaste?. Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era solo ser obediente y empujar para que yo cumpla en ti mis designios. Lo has conseguido. Ahora, querido hijo, Yo moveré la roca".

Querido hermano: La palabra de Dios encierra un misterio que sobrepasa nuestra razón. Dios nos pide confianza y perseverancia.

Dios te ha enseñado su camino. ¡OBEDECELE Y PERSEVERA!
Cuando todo parezca ir mal... ¡OBEDECELE Y PERSEVERA!
Cuando parece que no tiene sentido... ¡OBEDECELE Y PERSEVERA!
Cuando estés agotado por el trabajo...  ¡OBEDECELE Y PERSEVERA!
Cuando la gente simplemente no comprende tu fidelidad a Dios... ¡OBEDECELE Y PERSEVERA!

Fuente: Corazones.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad