sábado, 28 de mayo de 2016

SABER ESTAR

Aprendamos siempre a saber <<estar>> en todo lugar. El cristiano tiene que estar presente en todas las actividades humanas. Tenemos un excelente modelo en nuestra Madre, María.


Qué hace María en Caná de Galilea? Participa en una fiesta social. El cristiano es un hombre que vive en el mundo.
El hombre es social por naturaleza. El hecho de ser cristiano no lo aísla de la sociedad; vive en ella; tiene que relacionarse con los demás hombres. Cristo en la gran oración sacerdotal no pide que saque a los suyos del mundo, sino que se santifiquen en el mundo. 
María nos lo enseña a vivir en esta escena evangélica con discreción, naturalidad, sencillez. Una invitada más, sin insignia especial. Sin ser notada, pero actuando sin ruido.


No hay que apoyarse en nuestra condición de católicos para influir; hay que vivir discretamente nuestra vida sobrenatural para ser eficaces. María hace oración en medio del banquete:
<<No tienen vino>>. Una oración de ocasión, sin alardes, sin gestos llamativos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad