Más noticias de los cpcr en el Año de Renovación

   El P. Gregorio, después de dar en Salto los Ejercicios anuales a las comunidades de Cooperadores y cooperatrices, nos ha dado un curso sobre los votos de Castidad y obediencia. Pocos días después tomaba el avión de regreso a Madrid. Sabemos por un mensaje suyo que llegó bien. Citemos un pasaje de este mensaje:  “Anoche en la cena tuve que contar mi estadía entre uds. Están admirados de lo que yo he podido hacer y uds. viviendo en ese año. Desde que os dejé no dejo de pensar en qué están en ese momento del día. Así que por ahora vivo muy cerca de todos uds ».Gracias, P. Gregorio.
   Para tener una idea de cómo son nuestras clases, vuelvan a ver la foto del boletín n°1, y cambien el personaje en la silla ocupada por el P. Gregorio…  
P. Hugo Massimino
   El P. Hugo sigue el recorrido, programado en sus mínimos detalles, de sus cursos; lo hace con una competencia y una técnica de power-point y documentos, que deja admirado el religioso de otros tiempos que soy, ¡que vivía a la edad de la piedra (húmeda) para copiar!. A la teoría, sigue la práctica bajo distintas formas de grupos, lo cual contribuye a la amenidad y también a aumentar la compenetración de los “añistas”. Es así que seguimos con la “Dirección Espiritual”, para pasar al “Discernimiento en común”.
   Hubo una interrupción, con la venida del Padre Alfredo NICOLA, Exorcista de la Diócesis de Paraná, que nos habló durante un día sobre la Oración de liberación, frente a los distintos asaltos del demonio. Nada escalofriante, pero seriedad y mucha competencia.
P. Godé
   Los martes y jueves por la noche, siguen las “Autobiografías”. Con alegría, nos maravillamos de los tan diversos modos que empleó Dios para hacer sentir el llamado y, después, orientar hacia los Cooperadores. Contribuye a un profundo respeto para los que tenemos a nuestro lado, y da confianza en cuanto al porvenir de la congregación. Así escuchamos al P. Godé, (que podría muy bien haber sido devorado en varias ocasiones por un cocodrilo). Al P. Guy y su éxodo vocacional providencial, el Ho. Ramón, al P. Marc, al Ho. Javier, al P. Enrique. De cada uno se podría señalar maravillas, podrán interrogarlos a su vuelta en la comunidad.
   Tanto los aniversarios o onomásticos como las fiestas, van acompañados de una delicadeza pastelera de las Hermanas de la Casa Nra Sra de Lujan.
   El 3 de mayo, tuvimos una hermosa celebración, con una vibrante homilía del P. Enrique. Partiendo de la decoración al pié del altar que incluía Directorio, Constituciones, fotos del P. Vallet y de nuestros generales, el P. señaló la importancia de las orillas para que el río no se transforme en pantano: estas son nuestras  orillas. No hay espacio para las otras ideas, también muy ricas.
Virgen de Luján
  También el día de Nuestra Señora de Lujan (8 de mayo) nos reunimos en la Casa del mismo nombre para la Eucaristía: los cantos ganaron mucho, respecto de los nuestros, con la presencia de las hermanas.
  Los apostolados de fin de semana siguen con gran satisfacción de los Párrocos. Varios tocan zonas muy pobres y “Villas Miseria”. Nuestros Padres congoleños son capaces ya de hacer homilías en Parroquias, bautismos etc…  
  Señalemos también, el domingo 5 de mayo, una expedición peregrinación a la Basílica Nra Sra de Lujan, Patrona de Argentina. 
  Prosiguieron después hasta Buenos Aires y, durante tres horas, anduvieron recorriendo la magnífica reconstitución de tierra Santa en el tiempo de Jesús. Algunos incluso se alistaron un momento en el ejército romano. ¿podrán reconocer quién está en la foto? Volvieron tarde y cansados, pero contentos. 
Un Cooperador alistado en el imperio romano
   Mientras unos juegan al foot-ball, el Hno Antonio corta el césped, seguido paso a paso por el fiel Patán que no lo deja ni a sol ni a sombra. Dice el Ho. Que “no le da bolilla” como para tanto cariño… 
Hno Antonio seguido de Patán
   Cada final de tarde, después de la Misa unida a vísperas, tenemos una media hora de oración. La parte espiritual completa harmoniosamente la parte intelectual. Lo mismo el deporte y el trabajo. Todo está cuidadosamente programado.
   Cada 1er lunes del mes, casi todos participan de la “noche para hombres” organizada y reclutada por el Ho. Roque. ¡La última vez el comedor de la casa de Fátima estaba lleno! Una cena sobria, un comentario sobre el Evangelio del día, un trabajito de grupo mientras comen, es el programa habitual. Se crea un ambiente muy fraternal.
  Nos despedimos en profunda unión de oraciones hasta el próximo informe. A todos, feliz y fecunda fiesta de Pentecostés!
P. Claudio Rathelot, cpcr

Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPA FRANCISCO, QUE DESILUSIÓN

¿QUIÉN DEFIENDE AL OBISPO NOVELL ? PILAR RAHOLA....GRANDE!!

BODA EN NUESTRA CASA!!! ROBERT Y CARME