3 DE MAYO

3 de mayo 1928, fecha en la que entonces se festejaba litúrgicamente, la Invención de la Santa Cruz, (razón por la cual aún queda la tradición en muchos pueblos de España, de celebrar al Santo Cristo en estos días): nuestro Fundador el Padre Vallet, se lanzó a la aventura que le pedía el Señor: "Fundarás una Congregación para extender la Obra de Ejercicios por toda la tierra".
Hizo todo lo posible por realizar esta Divina voluntad dentro de la Compañía de Jesús a la que siempre amó como a una Madre, sintiéndose siempre hijo indigno de San Ignacio.
Aqúel 3 de mayo  tubo abandonarla y comenzar la nueva Fundación querida por Dios: la de los Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey, y años más tarde la de las Hermanas Cooperatrices asociadas a su espíritu, carisma y misión. Jóvenes catalanes se le unirían de inmediato en la aventura que comenzó primero en Uruguay, luego en Francia.  
Pudo volver a España en los últimos días de su vida habiendo acercado multitudes de hombres al Corazón Misericordioso de Dios. Murió en la brecha como siempre lo deseó, predicando Ejercicios Espirituales.

Hoy los CPCR son pocos, pero trabajan con mucho ardor a atraer los hombres al Corazón de Dios, en Argentina, Uruguay, República Democrática del Congo, Suiza, Francia y España. 
En este nuestro cumpleaños os compartimos un texto suyo de los comienzos de su vida religiosa, que refleja mucho su espíritu y que nos hace sentirnos muy pequeños ante tal ideal. Esperamos que os guste:
Faltan hombres de humildad heróica, con la que poder aguantar todas la humillaciones, que han de sobrevenir a quien obre hoy sobrenaturalmente, y esto de parte de los malos y de los buenos.
Su confianza en Dios y en los medios de salvación de los hombres será tenida por ilusión, su fe en las promesas de Jesucristo por exageración y puerilidad, su tierna devoción, por sentimentalismo femenino…

Y con todo esto faltan hombres de confianza grande, valga la palabra: atrevida, imprudente, a los ojos de los prudentes según la carne. Aunque fundamentada en la fe más absoluta en las palabras de Jesús, “sine haesitatione” (sin vacilar).
…Hacen falta hombres de humildad heróica, a los que Dios Nuestro Señor solamente tiene que llenar de caridad. Así como faltan hombres de verdadera caridad. Caridad de Dios, con la cual obtendrán de El todo lo que quieran. Caridad del prójimo, con la cual se harán dueños de ellos, duce, agradablemente, para llenarlos de bienes y llevarlos a Dios.
Hacen falta hombres caritativos hasta el heroísmo.
… Y como la humildad, base de todo; y como la caridad, cumbre de todo, no nos pueden venir sino de Dios, es necesario que tengamos hombres de oración contínua, larga y fervorosa. “Místicos” como les llaman algunos por ironía nociva…”

Y la Providencia hace que hoy sea también la fiesta y aniversario del P. Philippe Barbier Superior de los Cooperadores. Desde aquí le aseguramos de nuestra oración y afecto fraterno pidiéndo a para él las gracias que más necesite para conducir la Congregación tras los pasos del P. Vallet.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPA FRANCISCO, QUE DESILUSIÓN

¿QUIÉN DEFIENDE AL OBISPO NOVELL ? PILAR RAHOLA....GRANDE!!

BODA EN NUESTRA CASA!!! ROBERT Y CARME