martes, 4 de septiembre de 2012

Nueve puntos para una nueva evangelizacion

    El obispado de Solsona ha hecho público el documento ‘Actuemos: Propuesta de Plan Diocesano Pastoral 2012-2020, una propuesta que contempla un total de nueve puntos cuya finalidad “es un cambio de signo en el clima de nuestras parroquias: del desánimo al entusiasmo, de la recesión al crecimiento”.

    El objetivo final de la Nueva Evangelización que propone el obispo de Solsona, Xavier Novell, con su nuevo Plan Pastoral, cuya versión definitiva está previsto que sea presentada el próximo 12 de octubre en una jornada diocesana en el obispado, es “que en el año 2020 cada parroquia de referencia sea una comunidad cristiana viva y evangelizadora”.

 
Se trata de un ambicioso y modélico plan que sienta las bases para una Nueva Evangelización donde se priorizará el trabajo de las parroquias y las unidades parroquiales.


Este es un breve resumen de las nueve iniciativas que contempla la propuesta:

1. Equipo parroquial. El rector ha de crear un equipo parroquial sobre la base de los sacerdotes de la parroquia, diáconos, trabajadores apostólicos y los laicos y laicas más comprometidos. Este equipo tendrá una vida interna orante y fraterna, adquirirá el hábito de rezar cada vez que se reúna y facilitará una relación fraternal entre sus miembros.

La propuesta del obispo Novell incluye que este equipo se reúna cada semana y durante al menos cinco meses estructure su reunión con un tiempo de plegaria juntos y una cena sencilla. 








2. Equipo de evangelización. El rector presidirá el equipo de evangelización, que estará dispuesto a formarse y a aprender a evangelizar. Incluye temporalmente una formación del equipo en clave de evangelización y se reunirá cada semana y durante al menos tres meses. A partir de entonces empezará a organizar un curso de evangelización cada curso pastoral.




3. Grupos de fe. Después de cada curso de evangelización se tratará de crear un grupo de fe con todos aquellos que quieren iniciar de nuevo la vida cristiana. Este grupo se reunirá una vez a la semana y lo dirigirá un catequista del equipo de evangelización.

El grupo seguirá un itinerario en dos fases: la del tiempo de consolidación y maduración de la experiencia de conversión, de unos dos meses; y la del tiempo de formación básica, con una iniciación doctrinal, moral, litúrgica y espiritual de hasta dos años. Acabado el itinerario se podrán incorporar al encuentro dominical mensual de la comunidad.

 

4. Catequesis de preparación a la primera comunión. Dos cursos de 3º y 4º de primaria. De la mano de los grupos de esplais o agrupaciones, que introducirán gradualmente al oratorio a los niños, se abrirá el proceso de catequesis en el marco del horario de estos grupos.

También se dedicará un pequeño equipo de catequistas, miembros del equipo evangelizador de la parroquia, a preparar para la evangelización de los padres. En el primer curso se propiciará el contacto amable con los padres y en el segundo se les invitará al curso de evangelización parroquial.



5. Catequesis de preparación a la confirmación. Contempla tres fórmulas. La primera destinada a tres cursos, de 5º de primaria a 1º de ESO; la segunda a dos cursos, 3º y 4º de ESO; y la tercera a un curso de 12 sesiones para adultos a partir de 18 años.
En la primera se introducirá gradualmente a la lectura de la Palabra, se abrirá el proceso de catequesis de preparación a la confirmación y se buscará que cada catequista dedique tiempo a la relación con los padres. En la segunda se seguirá buscando ese contacto con los padres y se les invitará al curso anual de evangelización. En la tercera se puede usar como itinerario el curso de evangelización.






6. La celebración de la eucaristía y de los sacramentos. Se pretende ir hacia una única misa dominical parroquial, salvo en el caso de las parroquias de más de 5.000 habitantes. En estos casos perdurará una eucaristía el sábado por la tarde y, en algunos casos, una el domingo por la noche. Serán misas rezadas.

La eucaristía mayor debe ser una misa solemne, festiva y con la participación de toda la comunidad. Una vez al mes debe ser el centro del encuentro matinal de toda la comunidad.

Entre otras cuestiones, en las unidades parroquiales, conviene que, un domingo al mes y las grandes solemnidades, sólo haya eucaristía en la parroquia de referencia o la más grande entre ellas y que se haga coincidir con el encuentro mensual dominical.

Conviene que los miembros de la comunidad parroquial celebren los sacramentos (bautismo, confirmación, 1a comunión, matrimonio) en esta eucaristía, a diferencia de las personas que aún no participan de la vida de la comunidad cristiana.

También es necesario que las grandes parroquias avancen hacia la apertura de la iglesia cada día, creando un espacio acogedor y garantizando una presencia; y se ha de fomentar que los fieles, especialmente los convertidos más recientemente, busquen un acompañamiento personal en este espacio.





7. Encuentro dominical mensual de la comunidad. Es necesario que todos los fieles de la comunidad parroquial se encuentren una vez al mes después de misa para vivir un tiempo de convivencia, si es posible incluyendo un aperitivo o una comida sencilla con lo que cada uno aporte. El calendario prevé que estos encuentros se inicien en septiembre de 2016.

8. Pastoral infantil y juvenil. Pretende crear un espacio o un agrupamiento escolta parroquial sostenido inicialmente por los jóvenes y los padres jóvenes convertidos a través de los cursos de evangelización, con actividades de juegos, talleres, catequesis, oratorios y eucaristía los sábados por la tarde.
Incluir una oferta mensual para los padres que no pertenecen a la comunidad cristiana, que los lleve al curso de evangelización.




9. Acción caritativa. Establecer un proceso de formación en clave de evangelización para todos los profesionales y colaboradores de Cáritas, como curso preparatorio para poder ser colaborador.

Crear instituciones vinculadas a Cáritas, pero independientes, para atender campos específicos como presos, drogadictos, mujeres maltratadas, acogida de mujeres embarazadas, discapacitados, inmigrantes o parados.
 
De ReligionenLibertad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad