sábado, 15 de septiembre de 2012

Con Maria, con el Papa


   Encomendamos muy de corazon a la Virgen Maria, flor del Libano, el viaje del Santo Padre estas tierras donde los cristianos viven desde hace anos grandes sufrimientos.
   No es casualidad que Benedicto XVI haya comenzado el primer acto oficial de la visita a esas queridas tierras, con un acto en la Basilica de Ntra. Sra. del Libano en Harissa.
   Nos unimos a la oracion de nuestros hermanos libaneses:


¡Oh María! Reina de los montes y de los mares 
y Patrona de nuestro pueblo que te ha glorificado. 
Tu grandeza supera el esplendor de los Cedros del Líbano. 
¡Oh Virgen!, tu pureza ha igualado a la blancura de la nieve; 
Tu aroma de santidad se extendió en todas partes
 como se extiende el perfume de las flores en los campos. 
Tu amor a Jesús engendró Tu amor hacia nosotros
 por eso te rogamos que mires con ojos maternales a todos tus hijos 
y que extiendas tus manos inmaculadas para bendecirnos. 
Oh dulce Virgen del Líbano, ruega por nosotros. 
Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad