martes, 25 de septiembre de 2012

Hoy puede ser un día grande

-->
En la película «Warhorse» dice el protagonista: 
 
-«Yo no sé mucho sobre la vida, pero sí sé que hay días grandes y días pequeños. La mayoría son días pequeños y no le importan mucho a nadie, pero hoy es un gran día».

Y ese día va a marcar su vida para siempre. Desde el día en que logra arar el campo con su caballo, cuando nadie creía en sus posibilidades, cambia su vida. Se da cuenta de algo muy importante, tiene que luchar por lograr aquello en lo que cree, aquello que quiere conseguir, esa meta que marcará su vuelo. 
 
Así queremos mirar la vida. Queremos optar cada día por Dios. Hoy puede ser un día grande.


En la misma película, le dice una niña a su abuelo: 
 
-« ¿Nunca has hecho nada valiente en tu vida?» 
 
Y él le responde: 
 
-«A lo mejor hay distintas formas de ser valiente. Las palomas mensajeras las sueltan en el frente y tienen que regresar a casa. Vuelan sobre el frente, sobre tanta muerte y dolor, y sólo pueden mirar hacia delante, tienen que llegar a casa. Piensa en ello, ¿hay algo más valiente que eso?».



Es el valor de la fidelidad, de la lucha diaria, del esfuerzo que no es valorado por el mundo, pero que merece la pena cuando tenemos claro hacia dónde caminamos. 
 
Entonces sí que creemos en los milagros, porque Dios está detrás de cada paso. 
 
Entonces la vida sí merece la pena, porque cada día es un día grande y siempre de nuevo tenemos la oportunidad de ser valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad