lunes, 15 de febrero de 2016

Ejercicios Espirituales para jóvenes

Fin de semana potente. 
19 jóvenes de nuestra diócesis, en silencio, a la escucha del Señor, en los Ejercicios que ha acompañado Mn. Xavier Farrés, Delegado de Juventud de la Diócesis de Terrassa.
Les dejamos a algunos de ellos la palabra de lo que han sido estos días.
Venía para romper la monotonía del día a día, y la verdad, ¡ha funcionado!. el silencio interior y exterior me han permitido escuchar mejor y aprender más de Jesús. La vigilia de oración de la segunda noche me ha hecho conocer realmente el amor de Dios en mí. ¡Es una experiencia muy recomendable para conocer más al Señor!

 Venía con una vida espiritual monótona, y he vuelto a experimentar cosas que ya no sentía. He experimentado que Dios está conmigo, y he renovado mi relación con El.

Tenía miedo al silencio interior, a no saber concentrarme. Estoy muy contento. Ha habido dos momentos especiales: la Vigilia con la bendición del Santísimo, y la explicación de la Eucaristía.
Atravesaba una crisis de fe, aunque seguí yendo a Misa los domingos y a catequesis. Iba haciendo pactos con Dios. tenía pocas ganas de venir. Me han venido muy bien y estoy muy contento de haber realizado esta experiencia.
En el día a día no tienes tiempo de pensar en la relación con el Señor. La preparación a la Misa ayuda mucho, si no no entiendes lo que está pasando
Sentía desorden en mi vida y me dijeron "ve a ejercicios, te irá muy bien para ordenar, aclarar lo importante y lo que no lo es". Me ha ayudado mucho el ambiente de oración.

Tengo muchas dudas pero me ha gustado mucho esta experiencia, más que el año pasado. A pesar de las dudas creo que este es el camino correcto a seguir.


Me había instalado en una oración rutinaria y estos días he podido crecer en el amor  a Dios. He comprendido mejor como nos ama Dios en la Misa.

El año pasado encontré una excusa para no venir, pero me arrepentí. he encontrado cosas maravillosas, que me han ayudado mucho. ¡Cómo nos han trasmitido que Dios nos ama!

No tenía ninguna gana de venir. Vivía solo para trabajar, trabajar y no buscaba ni encontraba tiempos para la oración. Lo que creía me iba a ayudar más es lo que menos me ha ayudad. He descubierto lo que perdí y lo que he descubierto en estos dos días. ¡Dios me ama a mí, tal y como soy!!! ¡Así tal cual!!
El Señor me decía lo importante que era participar estos días. Acabo de formar una familia y quiero que sea cristiana. Lo que más e ha agradado es estar a solas con Jesús, vivir el Evangelio. También he descubierto lo importante que es rezar juntos en la Misa. Entre todos hemos de ayudarnos a crecer en la fe

Acabo de pasar el Mir. Vivía en la monotonía, el estudio y dejaba a Dios las sobras. Ahora quiero darle todo el día aunque no esté rezando todo el tiempo.
Vengo desde hace tres años porque aquí siento al Señor. Me ha impactado mucho la Cruz de Taizé. Te das cuenta en estos días que no sabes nada. "¡¡¡Tú me amas Señor!!!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad