jueves, 30 de agosto de 2012

A partir de una metedura de pata


   Sí, queremos presentaros por fin, este buen trabajo de nuestro Mossén Joaquim Fluriach, que ha querido prepararnos a través de este clip, al Año de la Fe, año de gracia para todos los cristianos.
  Juntos celebraremos nuestra fe.
  Fe de Dios en el hombre.
  Fe del hombre en Dios.
  Fe de la Iglesia Católica.
  Estos días le hemos tenido en varias ocasiones a nuestra mesa, en estas últimas semana que le quedan antes de su traslado de Parroquia. Le vamos a echar de menos.

  Aprovechando la corta presencia entre nosotras de la Hna Mª Lourdes, Mossén Joaquim ha ultimado la version francesa del montaje del Año de la Fe para poderlo utilizar como soporte pastoral también en Francia. ¡Qué suertaza tener Mossenes así: fervorosos y generosos!
   ¿Y por qué ha venido la Hna. Mª Lourdes? Algunos soñaban que era para quedarse, aunque esto no es para lo inmediato.
   Estos últimos días en la Casa Mare de Déu de Montserrat ha habido una metedura de pata que ha transtornado la vida habitual.

  Si fuera la metedura de pata de una hermana cualquiera, pase, pero ha sido nada más y menos que la metedura de pata de la Superiora, Madre Mª Verónica quien bajando de una escalera, quiso echar a volar y se topó con el suelo, quedando marcada con un esguince. ¡Vaya faena! Pero si ella no para y asegura la mayor parte del trabajo de esta casa. ¿Y cómo hacer para acoger los ejercitantes que con tanto cariño recibíamos estos días?
  Pues nada, que para eso la Hna. Mª Lourdes vino a echar una mano y lo que hiciera falta intentado ayudar a la comunidad y regalar el paladar de nuestros dos queridos ejercitantes José Luis y Manuel.
  Con pena la vemos partir hoy de nuevo para Chabeuil, donde no le falta faena. Con pena se va también, de no haber podido encontrase con nuestros más cercanos amigos, pero no ha podido ser en tan breve estancia.

  Encomendamos esta pequeña comunidad una vez más a vuestras oraciones, así como cada hermana os asegura de las suyas, allí donde esté.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad