EXPERIENCIA DE AMOR

En el gozo de la alegría pascual, os queremos compartir 'algo' de la obra del Señor Resucitado en los que durante los días santos han gustado en la intimidad y el silencio de los Ejercicios Espirituales el Amor inmenso del Señor.

Un joven estudiante: el mundo de hoy nos come y nos impide alimentar el amor hacia Cristo. Agradezco muchos estos días en los que se ha intensificado la relación con El y que me han ayudado también a comprender mejor las lecturas de la Palabra de Dios.

Un comerciante: si los Apóstoles no hubieran hecho la experiencia de Jesús resucitado no habrían sacado a delante la Iglesia. Y ellos nos han enseñado a amar como Jesús hasta dar la vida. Nos empeñamos en hacer cosas por aquí, por allá. Lo importante es amar a los quee están a nuestro lado. Con el Señor a nuestro lado las cosas se van superando. Hay que llevar el amor con obras y con palabras invitando a la gente a leer, a ver por TV cosas buenas. Y no olvidar hacer propaganda de Ejercicios y retiros espirituales.


Un cursillista: Doy gracias a Dios por las oraciones que me han conducido hasta aquí. Vine porque estaba muy instalado, notaba una atonía espiritual en mí. El Señor me ha despertado para seguir en la brecha, porque el mundo esta necesitado de cristianos que dén el callo.

Un joven electrónico: Creo mucho en la Providencia que en este caso se mostró a través de Facebook. Doy muchas gracias a Dios por estar aquí y por aprender cosas nuevas. Ha habido más descanso en mi alma. Me gustaría amar más a Dios; no sé cómo hacer pero sé que el espíritu Santo va a seguir guiándome.

Otro cursillista activo en su parroquia: tenía ganas de hacer Ejercicios en esta casa. Las charlas han sido muy densas. Me doy cuenta que lo principal del amor no son las palabras sino las obras. No puedo ser indiferente a la gente que me encuentro y que no tiene ni idea o no la quiere tener de qué son las cosas de Dios.

Un religioso: vine porque no me encontraba bien. Ser religioso en el mundo de hoy es duro, y más en una comunidad de ancianos. Salgo un poco animado a continuar luchando lo que Dios quiera.
 

Un joven: doy gracias a Dios por este tercer retiro. Durante el año vamos caminando, comprometidos en la parroquia, y sin querer nos vamos dejando enrollar, envolver por el mundo. Menos mal que existen estos oasis maravillosos donde el Señor recarga las pilas y nos vuelve a animar. En medio de todas las tribulaciones hay que confiar en el Señor, esperar en el que nos conduce y nos guía. Estos últimos tiempos he recibido la gran alegría de ver a algunos miembros de mi familia que se están acercando al Señor. No sabemos cuando dará su fruto lo que hemos sembrado, pero Dios sí lo sabe y el me hace valorar para qué me ha traído a este mundo

Un jubilado: cada vez que vengo es como si el Señor, el Buen Samaritano pasara a mi lado y me trajera a Ejercicios, a esta posada de la casa Mare de Déu de Montserrat para rehacerme. Una de las cosas que más me ha marcado en esta experiencia, es que los cristianos no vivimos el amor como debiéramos. El Padre me ha dado, gracias a Dios, algunas ideas prácticas.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ORACIÓN DE ABRAHAM

ORACION POR LOS HOMBRES

Decálogo del sacerdote orante