sábado, 24 de septiembre de 2016

VIRGEN DE LA MERCÈ, PATRONA DE BARCELONA




Cuenta la leyenda que la noche del 24 de septiembre de 1218, la Virgen se apareció simultáneamente al rey Jaime I, a San Pedro Nolasco y a San Ramón de Penyafort. A los tres les pidió que creasen una orden de monjes dedicados a salvar cristianos encarcelados por los sarracenos. Eran tiempos de guerra religiosa.

Siglos más tarde, en 1687, Barcelona sufrió una plaga de langostas y se puso en manos de la Virgen de la Mercè. Acabada la plaga, el Consejo de la Ciudad la nombró patrona de Barcelona. Pero el Papa no ratificó la decisión hasta dos siglos más tarde, en 1868.




 ORACIÓN


Padre Misericordioso, que enviaste al mundo
a tu Hijo Jesucristo, Redentor nuestro, con
la maternal cooperación de la Virgen María;
concede a cuantos la invocamos con el Título
de La Merced, gozar la libertad de hijos,
que Cristo nuestro Señor nos mereció con
su sacrificio y ofrecerla incansablemente
a todos los hombres. Por Jesucristo
Nuestro Señor.
Amén





No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad