jueves, 22 de septiembre de 2016

IMPORTANCIA DE LA LECTURA ESPIRITUAL


Necesario es que todo cristiano formule el propósito, si aún no lo ha hecho, de dedicarle un tiempo a la lectura espiritual, a la formación personal en las cosas de la fe mediante la lectura. No podemos contentarnos con ser siempre católicos infantes: es preciso que la formación religiosa vaya creciendo a la par que todo lo demás. No podemos descuidar lo eterno, dedicándonos con afán sólo a las cosas de esta vida. Dos consejos para esta lectura espiritual: 1º Que sea constante. Aunque sea poco el tiempo que le podamos dedicar, mucho será lo que podremos aprender, si leemos con perseverancia. 2º Que vaya acompañada por la oración. Pues la lectura puede asemejarse, como hemos dicho, al alimento. Pero para que ese alimento aproveche, ha de ser digerido y asimilado. La oración es justamente la que permite rumiar el conocimiento adquirido por la lectura, y transformarlo en luz para la inteligencia, aspiración para nuestras vidas, y amor de Dios para la voluntad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad