martes, 20 de septiembre de 2016

¡¡CREO SEÑOR, PERO AUMENTA MI FE!!


Pocos párrafos describen con tanta precisión el sentimiento de la fe, como hace sentirnos, caminar por este mundo en conflicto, como nos ayuda y, en fin, como nos acerca a Dios. (CPCR).


"Tener fe, fe verdadera que inspira toda acción, esta fe en lo sobrenatural que despoja al mundo de su máscara y muestra a Dios en todas las cosas; la fe que hace desaparecer toda imposibilidad, que hace que las palabras de inquietud, de peligro, de  temor no tengan ya sentido;  la fe que hace caminar por la vida con serenidad, con alegría profunda, con paz, como un niño cogido de la mano de su madre; una fe que coloca al alma en un desapego absoluto de todas las cosas sensibles que son para ella nada, como un juego de niños; la fe que da tal confianza en la oración, como la confianza del niño que pide una cosa justa a su padre; esta fe que nos enseña que <<todo lo que se hace fuera del agrado de Dios es una mentira>>, esta fe que hace verlo todo bajo una luz distinta-: ¡Dios mío, dámela! Dios mío, creo, pero aumenta mi fe. Dios mio, haz que ame y que crea, te lo pido por nuestro Señor Jesucristo. Amén".

Carlos de Foucauld




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad