jueves, 18 de agosto de 2016

ORACIÓN DE OFRECIMIENTO MATINAL ( Santa Teresa de Lisieux)

La mejor manera de empezar el día, es ofrecérselo a Dios, esforzarnos en todas nuestras acciones y tareas  con el ánimo y voluntad de glorificar al Señor, de entregar todo nuestro trabajo, nuestro amor,  nuestras penas y alegrías, de esta manera estaremos preparados para enfrentar cualquier cosa que se nos presente.

Transcribimos una oración de Santa Teresa ofreciendo su jornada.



“Dios mío, te ofrezco todas las acciones que hoy realice por las intenciones del Sagrado Corazón y para su gloria. Quiero santificar los latidos de mi corazón, mis pensamientos y mis obras más sencillas uniéndolo todo a Sus méritos infinitos, y reparar mis faltas arrojándolas al horno ardiente de Su amor misericordioso.
Dios mío, te pido para mí y para todos mis seres queridos la gracia de cumplir con toda perfección Tu voluntad y aceptar por Tu amor las alegrías y lo sufrimientos de esta vida pasajera, para que un día podamos reunirnos en el cielo por toda la eternidad. Amén”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad