sábado, 27 de agosto de 2016

EN TRES SEGUNDOS CAMBIÓ MI VIDA (MEDJUGORJE)


“El día era claro y caluroso. De pronto, sin saber cómo ni por qué, sentí una intensa necesidad de dirigir mis ojos hacia ese luminoso cielo primaveral. No capté nada fuera de lo normal, o de carácter sobrenatural, como muchos peregrinos admiten haber visto en Medjugorje. Pero sí sentí una extraordinaria experiencia de amor. En mi corazón lo que me ocurrió duró 10 minutos, pero en la realidad, cuando comprobé el tiempo transcurrido real por mi reloj, solo tres segundos se habían sucedido. Créanme si les digo que esos tres segundos cambiaron mi vida para siempre… En tan poco tiempo, me invadió todo el cuerpo y el alma un inmenso e indescriptible amor. Parecía a mis ojos como un rocío que se me posaba en el pelo, la cabeza, los brazos, en todo el cuerpo… Algo indescriptiblemente bello se derramó sobre mí”.

María Vallejo-Nájera (a propósito de su primer viaje a Medjugorje)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad