PUEDES VELAR UNA HORA CONMIGO??





“Es hermoso estar con Él y, reclinados sobre su pecho como
 el discípulo predilecto, palpar el amor infinito de su corazón.

Si el cristianismo ha de distinguirse en nuestro tiempo sobre todo por el “arte de la oración”, ¿cómo no sentir una renovada necesidad de estar largos ratos en conversación espiritual, en adoración silenciosa, en actitud de amor, ante Cristo presente en el Santísimo Sacramento?”

 (Encíclica Ecclesia de Eucharistia, 25).



Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPA FRANCISCO, QUE DESILUSIÓN

¿QUIÉN DEFIENDE AL OBISPO NOVELL ? PILAR RAHOLA....GRANDE!!

BODA EN NUESTRA CASA!!! ROBERT Y CARME