viernes, 1 de julio de 2016

SILENCIO...ESCÚCHALE EN EL SILENCIO


El silencio es una espada en la lucha espiritual; un alma platicadora no alcanzará la santidad. Esta espada del silencio cortará todo lo que quiera pegarse al alma. Somos sensibles a las palabras y queremos responder de inmediato, sensibles, sin reparar si es la voluntad de Dios que hablemos.
El alma silenciosa es fuerte, ninguna contrariedad le hará daño si persevera en el silencio. El alma silenciosa es capaz de la más profunda unión con Dios; vive casi siempre bajo la inspiraciòn del Espíritu Santo. En el alma silenciosa Dios obra sin obstáculo.


“Diario de la Divina Misericordia” de Sta. Mª Faustina Kowalska (agosto 1905- octubre 1938)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad