domingo, 31 de julio de 2016

San Ignacio de Loyola


Un joven que soñaba con ganar el mundo.
Un soldado que conoció el fracaso y el dolor.
Un peregrino que recorrió a pie la vieja Europa.
Un estudiante que aprendía para servir a los demás.
Un escritor que envió miles de cartas y creó los Ejercicios Espirituales.
Un enfermo que aceptó los límites de su cuerpo.
Un diplomático que trató con emperadores y papas.
Un místico que encontraba a Dios en todas las cosas.
Un líder capaz de soñar nuevos horizontes para el mundo.
Un sacerdote que enseñaba a niños y ayudaba a prostitutas.
Un humanista que revolucionó la Iglesia.
Un amigo que lloró por los suyos.
Un hombre loco por Jesucristo.
Un santo que 500 años después sigue siendo actual.
La Iglesia, los  jesuitas y los CPCR recuerdan hoy a San Ignacio de Loyola.
Felicidades a todos los que de alguna manera seguimos participando de su sueño.

AMDG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad