lunes, 30 de noviembre de 2015

Seguimos acompañando a nuestros Padres y hermanos Capitulares

Cada jornada de trabajo comienza con la Eucaristía, que da las fuerzas para el día

en la sala Capitular

Diversas comisiones de trabajo

"No sólo de pan vive el hombre" pero también se necesita el alimento corporal

Visita de  de Monseñor Michel, obispo de Valence
el sábado a la escucha de los laicos

domingo, 29 de noviembre de 2015

¿Cambia algo?


Hoy comienza el Adviento y eso significa preparación. Pronto empezaremos a decorar la casa, montar el Belén, las luces y a pensar en los regalos. Hacemos planes para comer y cenar con la familia, cuadramos agendas para ver a viejos amigos.


Pero, ¿para qué nos preparamos? ¿Cambia algo? En medio de la realidad de este mundo, vemos que hay terror. Miles de personas que huyen como refugiados sin hogar, la contaminación... Y justo el Evangelio nos pide ahora: "Levantaos, alzad la cabeza, se acerca vuestra liberación" Lc 21,28. 
¿Hacia dónde levantar la cabeza y mirar si solo vemos dolor? Al corazón, que sigue latiendo con vida. A Jesús, que ya llega donde menos te lo esperas. ¿Y cómo levantarnos? ¡Si parece que vivimos pegados al sillón y nos impide levantarnos y comprometernos!




Abre los ojos, mira los signos, es tiempo de esperanza.

sábado, 28 de noviembre de 2015

Frente a las heridas de la humanidad


Frente a las muchas laceraciones del mundo y a las demasiadas heridas en la carne de los hombres, pedimos a la Virgen María apoyarnos en nuestro compromiso de imitar a Jesús, nuestro Rey, haciendo presente su reino con gestos de ternura, de comprensión, de misericordia

miércoles, 25 de noviembre de 2015

EJERCICIOS ESPIRÍTUALES: Dios habla a quien quiere escuchar


Hace unos días acudí, por fin, a mis primeros Ejercicios Espirituales en esta Casa, en Caldes de Montbui.
Difícil misión explicar en unas cuantas líneas mi experiencia, difícil transmitir en pocas palabras tantas sensaciones, sensaciones ligadas a mis sentidos, pero más difícil hablar del sentir del alma que, al fin y al cabo, ese era mi propósito.
Si, ese era mi propósito, un reencuentro, reencuentro conmigo, explorar en mi interior, una búsqueda, encontrar el sentido a un mundo que parece  haberlo perdido. Vaciar de contenido una mente obcecada, un corazón gastado y dolorido.
Interminable búsqueda, buscar, buscar, pero ¿dónde? ¿qué? ¿a quién?
Y llegué a la Casa de Ejercicios la mañana de un miércoles y, desde ese preciso momento, con la bienvenida de una de las Hermanas y su sonrisa llena de paz y amor, tuve la sensación de estar en Casa.
Si, en casa, mi casa.
Una vez acomodado, primera entrevista con la Hermana que iba a ser mi guía. Hablé, habló, hablamos.  Escuchó y escuché.
Me explicó en qué consistían los Ejercicios. Ten el corazón abierto dijo y, espera… que Él hable.
Lo primero leer  unos textos que  me facilitó la Hermana, más tarde comentarlos.
Oración, leer, meditar. Estar a solas. Oración, leer, meditar. A solas paseo, comer a solas, soledad que no margina, soledad que acompaña. Silencio, silencio, paz, paz y esperar… que Él hable.
Deseaba escuchar , esperaba  “…que Él hable”.
Poco a poco iba avanzando, conociendo, descubriendo en mí cosas nuevas.
Conversaciones, lecturas, orar, mas silencios, profundos silencios en los que deseaba escuchar.
Y escuché…
Palabras depositadas en mi corazón, cuantas más oía más se abría y más deseaba oír.
Palabras que envolvieron, acompañaron, limpiaron mi alma y restauraron mi razón.
Palabras que infunden valor, el más grande, valor de reconocer, de aceptar, de perdonar, a mi mismo perdonar. Pedir perdón sin lastimar mi orgulloso orgullo, sin herir mi vana vanidad.
Le escuche en los momentos de oración en la pequeña Capilla, paseando por el jardín mientras rezaba el Rosario en compañía de una Hermana, le escuche en la sonrisa de todas y cada una de ellas. En su sencillez, sus ojos, en los que sus pupilas desvelaban el alma en grandes letras y bellas palabras.
Doy gracias a Dios por haberme llevado a esa Casa de Caldes y, una vez allí mostrarme el camino a la suya.
Mi experiencia fue mucho más que mis pobres palabras, mucho más que ordenar unas letras y transmitir el significado de una experiencia. Fue voltear el mundo, apartar la tristeza y de nuevo, o por primera vez, abrazar la vida.
Podría extenderme, decir mucho más pero, las experiencias tiene que vivirlas cada cual, cada cual debe recorrer su camino y os puedo asegurar que estos Ejercicios Espirituales en la Casa de Ntra. Sra. de Montserrat han sido un magnifico punto de partida para reconducir el mío.


Por cierto, no quiero dejar de mencionar a la magnífica y generosa cocinera.
 A todas y cada una en particular, de todo corazón, gracias.


Él habla a quien quiera escuchar, esta ha sido mi gran experiencia. 



martes, 24 de noviembre de 2015

Fiesta de Cristo Rey

Un buen grupo de personas y de familias se unieron a nosotras para festejar nuestra fiesta patronal en un ambiente de fiesta y piedad
El grupo Bufanuvols dirigieron la oración de la mañana
y nos amenizó con el super espectáculo "L'Ocell d'argent"
que cautivó a niños y grandes
 

Hector y Silvia de "anima meva" se ocuparon brillantemente de los niños
María y Kike del movimiento Christi Fideles laici testimoniaron de su conversión y vocación matrimonial
celebramos tres grandes cumpleaños

se hizo una rifa para grandes y pequeños

un super ambiente convivial

y una sobremesa con una gincana interesante

Mossén Fidel catalán, párroco de la Catedral de Terrassa presidió nuestra Eucaristía de clausura

Las hermanas renovamos como cada año nuestros votos de religión

Procesión de ofrendas

¡¡¡¡¡Gracias Señor!!!!!

lunes, 23 de noviembre de 2015

Xº Capítulo General de los Padres y Hermanos CPCR

En Chabeuil (FRancia) hoy ha dado comienzo el Xº Capítulo General de los Padres y Hermanos CPCR
Desde el jueves, se han ido preparando espiritualmente con un retiro en el cual les ha acompañado el Rvdo. P. José Narlay, Superior Genmeral de la Orden de la Santísima Trinidad (de blanco en la foto).
Es el primer Capítulo donde participan nuestros hermanos africanos.
Mendigamos vuestra oración para que el Espíritu del Señor se derrame  sobre cada uno de los participantes, les haga un solo Corazón comunicándoles las luces, las fuerzas necesarias  y  un nuevo empuje para extender el Reino de Cristo entre los hombres de nuestro mundo de hoy.

domingo, 22 de noviembre de 2015

¡Feliz fiesta de Cristo Rey! nuestro patrono



Cuando se nos habla de Cristo Rey, lo primero que nos viene a la cabeza, me parece, es la dimensión política e institucional del término “Rey”.

Pero, Jesús quiere huir de esta comprensión. Él mismo, dice hoy: “Mi reino no es de este mundo”. Y para alejarnos aún más de esta comprensión equivocada de su realeza, hoy la liturgia nos presenta una escena de la pasión de Jesús, el diálogo con Pilatos. La concepción de rey que tenemos (política e institucional) y la pasión, no concuerdan por ninguna parte.

Pero, la verdad es que nos cuesta abandonar esta concepción de la palabra “Rey”. Pongo un ejemplo: a la iconografía cristiana le ha gustado representar a Cristo Rey con una corona de oro y diamantes, con un cetro de oro, con unos grandes vestidos, y sentado en un trono. Pero, ¿no ha dicho Jesús que su realeza no es de este mundo? Y si no es de este mundo, ¿por qué la representamos con las categorías que el mundo utiliza? Poned en Google “Cristo rey”, “imágenes”, y ya veréis qué sale...

Parece una anécdota pero no lo es. La imagen que tenemos de “rey” afecta, implica, para la Iglesia y para nosotros una manera de estar en el mundo, una manera de ser.
 
Me explico: Si nuestro rey es un rey de poder, de control, de influencia. Entonces, esto nos pide como Iglesia estar en el mundo de una determinada manera. Y buscaremos el control, el poder, la influencia. Pero si nuestro rey es un rey crucificado, humilde y misericordioso. Entonces, esto nos pide  como Iglesia estar en el mundo de una determinada manera.  Y buscaremos para acercarnos al mundo, el camino de la misericordia y la humildad.

¿Qué cautiva más una Iglesia poderosa o una Iglesia humilde? ¿Qué evangeliza, que atrae más, una Iglesia poderosa o una Iglesia humilde?

Hemos de rezar mucho para que la Iglesia sea más humilde y más misericordiosa, que se impregne de la verdadera realeza de Jesús, que se manifiesta en la pasión como en ningún otro lugar. Tener un rey limpia los pies a sus discípulos, que acabará muriendo desnudo en la cruz y perdonando, ha de tener repercusiones, ¿no?.

Dejo el término “Rey” en esta concepción más política e institucional, que vemos que no se puede aplicar a Jesús, y entro en una concepción más cercana, porqué la palabra “rey” ha entrado en el lenguaje popular. Algunos ejemplos:

•  ¡¡Cuántas madres dicen a sus hijos “rey”!! ¿Qué quieren decir? Quieren decir que aquel niño es el centro de la casa, el más importante, el más valioso.
•  Los jóvenes también dicen: “Messi es el rey del futbol”, o tal cantante “es el rey del rock”. ¿Qué quieren decir? Que no hay nadie como él, que es el mejor con diferencia.
•  Cuando entro en las habitaciones de mis sobrinas adolescentes, veo en la pared quiénes son sus “reyes”. Aquellos que despiertan todo su interés.

Todos estos significados, sí que están en relación con la realeza de Jesús. En esta Solemnidad queremos que Jesús sea el centro de nuestra vida,
que sea el más importante,
el más valioso.
Porqué hemos descubierto que no hay nadie como Él,
que nadie no nos puede ofrecer lo que Él nos ofrece, nadie, ni ninguna terapia, ni ninguna otra historia.
Y, por esto, despierta nuestro mayor interés y queremos poner todos los medios a nuestro alcance para poder estar más cerca de Él (como hacen los adolescentes con sus ídolos)...


En esta Solemnidad, mirándolo a Él lavando los pies  y luego crucificado, queremos que Él sea nuestro rey y venga a nosotros su reino y su manera de reinar.
Francesc Jordana

jueves, 19 de noviembre de 2015

Una original ambulancia


A pocas semanas del inicio del Año de la Misericordia, la diócesis de Lafayette, ubicada en el estado de Louisiana (Estados Unidos) ha ideado una simpática iniciativa para ir en busca de los fieles católicos y acercarlos a la confesión: convirtieron una ambulancia donada en un confesionario “rodante”.

“Creo que las personas pierden la oportunidad de acceder al sacramento debido a que muchos tienen sus horarios ajustados y nosotros queremos superar ese obstáculo”, dijo al respecto el Obispo de Lafayette, Mons. Michael Jarell a KLFY News.

Mons. Jarrell añadió que este proyecto responde a un llamado del Papa Francisco, “El Santo Padre nos pidió concentrarnos en el sacramento de la reconciliación y este es el propósito de esta unidad de cuidado espiritual: traer a la gente a una comunión más profunda con Cristo”.

El Obispo bendijo la ambulancia ante diversos miembros de la diócesis. Por su parte, el P. Michael Champagne señaló que este confesionario móvil saldrá a recorrer las calles desde el 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción y día en el que se inicia el Año de la Misericordia.

Asimismo, el P. Champagne comentó que los sacerdotes suelen oír las confesiones fuera de la iglesia y que esta es una forma más fácil de continuar con su misión y llegarán a diversos lugares de la ciudad donde la gente suele reunirse.

Dentro de la ambulancia- confesionario, los sacerdotes tendrán rosarios, estampas y también un recipiente con agua bendita.

El sacerdote dijo que este es el confesionario de este tipo, no solo para la región de la Acadiana (donde hay una gran población francófona), sino también para Estados Unidos.

“Con algo así de disponible ya no tenemos excusa para no confesarnos”, manifestó Stephen Melancon, un estudiante de la Academia John Paul The Great.
Aciprensa

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Debemos seguir gritando a Dios


“No podemos ver claramente el plan misterioso de Dios, sólo vemos hechos aislados, y nos equivocaríamos al ponernos como jueces de Dios y de la historia. Así no defenderíamos al hombre, sino que contribuiríamos a su perdición.

No, cuando está todo dicho y hecho, debemos seguir gritando con humildad e insistencia a Dios: «¡Levántate! ¡No te olvides de la humanidad, tu criatura!»

Nuestro grito a Dios tiene que ser del mismo tiempo un grito que penetra en nuestro mismo corazón para que despierte en nosotros la Presencia de Dios, para que el poder que ha depositado en nuestros corazones no quede cubierto o sofocado en nosotros por el fango del egoísmo, por el miedo de los hombres, por la indiferencia y el oportunismo.

Parecen surgir nuevamente en los corazones de los hombres todas las fuerzas oscuras: por una parte, el abuso del nombre de Dios para justificar una violencia ciega contra personas inocentes; y por otra, el cinismo que no reconoce a Dios y que escarnece la fe en Él.

Gritamos a Dios para que lleve a los hombres a arrepentirse y a reconocer que la violencia no crea paz, sino que más bien suscita más violencia, un círculo de destrucción en el que a fin de cuentas todos pierden”
Benedicto XVI

martes, 17 de noviembre de 2015

JORNADA DEL ESPÍRITU SANTO

Foto de grupo de Sabadell en Caldes (con algún despistado ausente)
El pasado fin de semana tuvimos la Jornada del Espíritu Santo con los participantes al Curso Alpha de Granolleres (el sábado) y de Sabadell el domingo. Fernando Morales vino desde Solsona para transmitir con sencillez y mucha unción la necesidad que tenemos del Espíritu Santo en nuestra vida
Clausuramos la jornada con ese momento intenso de oración de alabanza, bendición, invocación del Espíritu Santo sobre cada una de las personas presentes.
Un día de gracia para todos sin ninguna duda
Compartimos las imágenes de la jornada

Fernando instruyendo al grupo
con gran receptividad de los participantes
Comida compartida, cada uno trajo algo que pusimos en común

Celebramos los 34 años de matrimonio de los anfitriones del Curso


EL PROTAGONISTA DE LA JORNADA

lunes, 16 de noviembre de 2015

Una invitación


No hay justificación para cualquier tipo de violencia, desde la expresión más pequeña hasta los hechos más desastrosos que nuestro mundo sufre a diario sea en París, Siria, Palestina, Kenya o cualquier otro punto del planeta.
Ignacio de Loyola desde un principio busco siempre tener los mismos sentimientos de Cristo. Por eso quiso quedarse en Jerusalén y sentía una fuerte consolación al contemplar los lugares donde Jesús estuvo.
En este tiempo donde la tercera semana es quizá la imagen de los ejercicios espirituales que nos acompaña porque vemos a Jesús que sufre y muere en tantas víctimas de la violencia, una de las consideraciones es "(...) considerar lo que Christo nuestro Señor padesce en la humanidad o quiere padescer, según el paso que se contempla; y aquí comenzar con mucha fuerza y esforzarme a doler, tristar y llorar, (...)" EE 195
La invitación es a ver a Cristo que sufre y dolerse con Él, en el dolor de tantos que sufren alrededor del mundo. 
Sin juzgar, sin racionalizar y menos aún responder con violencia. Sino con una actitud llena de empatía que responde con amor y servicio, ahí donde el odio y el sin sentido han dejado heridas grandes. 
Recordando que la muerte no tiene la última palabra como lo han demostrado tantos mártires cuyas vidas han inspirado a otros a responder a la violencia y a la injusticia con amor.
Espiritualidad ignaciana

sábado, 14 de noviembre de 2015

La mujer más poderosa del mundo

Una de las publicaciones más conocidas del mundo, la revista estadounidense National Geographic, destaca en su portada del próximo mes de diciembre la figura de la Santísima Virgen María, a quien llama "la mujer más poderosa del mundo". Si bien el contenido continúa teniendo una perspectiva secular, el artículo destaca el innegable hecho religioso del extendido culto a la Madre de Dios alrededor del mundo y los abundantes testimonios sobre su intercesión en favor de los hombres.

SANTISIMA VIRGEN NATIONAL GEOGRAPHIC GAUDIUM PRESS.pngEl artículo, escrito por la reportera Maureen Orth, contiene llamativas fotografías de Diana Markosian en la colina de Medjugorje, en un templo de Polonia, en México, Egipto, Haití, y en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, Francia. Dos llamativas infografías dan cuenta de las numerosas apariciones de la Santísima Virgen alrededor del mundo y en particular en Europa, donde su rica historia cristiana conserva un mayor número de manifestaciones de la Madre de Dios.

El texto del artículo refiere testimonios de devotos que afirman haber recibido favores de la Santísima Virgen - incluso una notable curación de cáncer - y destaca apariciones recientes como las de Nuestra Señora de Kibeho en Ruanda, donde la Santísima Virgen advirtió sobre el genocidio que efectivamente sucedió con una notable fidelidad a las predicciones. Un investigador, Michael O'Neill, afirmó a la revista que se tiene registro de más de dos mil apariciones marianas desde el Concilio de Trento y que de éstas sólo 16 han sido formalmente reconocidas por la Santa Sede.
Orth muestra también cómo la figura de la Santísima Virgen María es tan relevante que puede dar forma a la identidad de naciones enteras como es el caso de México tras las apariciones de Nuestra Señora de Guadalupe. La reportera relató cómo la figura retratada inexplicablemente en la portentosa tilma contiene una simbología indígena capaz de evangelizar a los nativos como "un catecismo no verbal", se ha conservado durante siglos a pesar de que las condiciones naturales no lo permitirían e incluso sobrevivió sin daño alguno a un atentado con explosivos colocados justo frente a la tilma.
Finalmente, el artículo refiere cómo la Santísima Virgen es venerada incluso por no cristianos, como sucede en Egipto (ver noticia anterior) y describe el ambiente que se vive en el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, "la fábrica de milagros de la Virgen" según la redactora, donde se registran más de siete mil curaciones materialmente inexplicables desde mediados del siglo XIX.



Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, 

viernes, 13 de noviembre de 2015

la ciencia sin espiritualidad «no tiene sentido»

David Jou Mirabent es catedrático de Física en la Universidad Autónoma de Barcelona. Experto en termodinámica de procesos irreversibles, ha escrito numerosos ensayos de divulgación y además es poeta catalán de gran prestigio.

Seguir el discurso de David Jou es apasionante, pero no resulta fácil. Convencido de que la ciencia sin espiritualidad «no tiene sentido», su pensamiento contesta a las preguntas con una profundidad y un alarde de conocimientos de tantas materias, desde la física cuántica y la biología a la religión, que uno no puede más que escucharle como lo haría un alumno (y poco aventajado). Sin embargo, este experto en termodinámica de procesos irreversibles reconoce que comenzó a interesarse por el cerebro humano en parte «como un ejercicio de modestia». «Los físicos tenemos la impresión de que lo sabemos casi todo del Universo y no nos damos cuenta de que dentro de nosotros hay otro 'universo' mucho más complejo». De ello habló el científico el pasado jueves en el ciclo «Los límites de la ciencia» que organiza la Fundación Banco Santander en Madrid.

-¿En qué se parecen el cerebro y el Universo?

-Hay 100.000 millones de galaxias y 100.000 millones de neuronas. El Big Bang provocó la gran expansión del cosmos, y en el cerebro ocurre un momento parecido durante la gestación en el que se producen 250.000 neuronas por minuto. También hay otro aspecto que tiene que ver con la materia oscura.

-Explíquese.

-La materia solo supone el 5% de la composición del Universo. El resto es materia y energía oscuras, de las que sabemos muy poco. En el caso del cerebro, las neuronas son solo el 15% del contenido del cerebro, el resto son células gliales, que intervienen en aspectos importantes de la computación.

-¿Es el cerebro la cúspide del desarrollo del Universo?

-Para poder tener un órgano de la complejidad del cerebro se necesita un Universo de como mínimo 11.000 millones de años luz de radio, que es algo espectacular. Esto es así porque la vida que conocemos está formada por átomos de carbono, nitrógeno y oxígeno, que no existían cuando el Universo tenía tres minutos.

-¿Todas estas similitudes tienen algún sentido o son una cuestión de azar?

-De azar no lo creo. Son maneras de organizar la materia bajo diversas restricciones. No diré que sea una cosa intencionada, pero la capacidad que tiene nuestro cerebro para comprender el Universo es de verdad sorprendente.

-Si el fruto final del cerebro es el pensamiento, ¿podemos hablar de algo parecido a nivel cósmico?

-No lo sé. Se puede interpretar el Universo como un gran ordenador del que podría emerger un gran pensamiento que interaccionara con el que ha surgido en su interior. Religiosamente, no habría problema en imaginar un pensamiento que podría ser el Logos del Evangelio de San Juan.

-¿Qué papel juega Dios en todo esto?

-Es concebible pensar en una racionalidad de la cual vengan no tan solo las leyes físico-químicas, sino que también dé sentido y finalidad al Universo. Hablamos de valores y del bien y el mal.

-Algunos colegas suyos, incluido Hawking, a quien usted conoce bien, rechazan de forma tajante la existencia de Dios.

-Admiro mucho su obra científica, pero, de cierta manera, ellos también tienen un creador porque divinizan las leyes físicas. Por otra parte, sus conocimientos de religión son muy escasos, la presentan como una cosa sin elucubración intelectual cuando llevamos más de 2.000 años de teología. Para ellos, que haya existido o no un concilio vaticano no tiene ninguna importancia. Sus consideraciones sobre la religión son excesivamente frívolas.

-Combinar religión y ciencia parece resistirse a veces.

-El problema es que la ciencia va cambiando. No pretendo establecer una armonía entre ciencia y religión, sino abrirme a las sorpresas de las posibilidades. Por otro lado, mire, la ciencia y la tecnología nos marcan un tiempo muy acelerado. Yo creo que si estuviéramos cien años sin investigación científica el mundo podría mejorar mucho solo administrando con justicia lo que se ha hecho hasta ahora. Conviene también tener una visión crítica sobre la ciencia. Sin espiritualidad, sin amor en sus términos más generales, no tiene sentido.

-¿Hasta qué punto lo que nos rodea es una creación de nuestra mente?

-Hay demasiadas coincidencias para pensar que no exista una realidad exterior, pero el problema es hasta qué punto la podemos conocer o si al conocerla de manera limitada la estamos creando a través de nuestra interpretación. Así, vivimos en una creación nuestra que no es propiamente la realidad. La filosofía, la cultura, el arte y la religión juegan un papel importante en esas interpretaciones.

-¿Podríamos nosotros crear un nuevo Universo algún día?

-Tendríamos que producir una gran concentración de energía en un determinado punto de densidad que pondría en marcha los mecanismos de aceleración del espacio. Pero mejor no hacerlo, porque en pocos minutos desaparecería nuestra galaxia y finalmente el Universo en el que vivimos. Tendríamos que multiplicar por 10.000 millones la energía que ahora tenemos en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), lo que parece algo mucho más allá de nuestro alcance.

-Viéndolo de forma poética, quizás Dios fue un físico que trabajaba en otro CERN en otro Universo.

-Efectivamente. Pero si nosotros construyéramos un universo así, no sabemos de qué tipo nos saldría, con o sin vida. Ese físico sería uno mucho más competente que nosotros.

«Igual no es tan difícil crear un cerebro superior al nuestro»

-¿Este cerebro nuestro tan extraordinario, podría repetirse en algún otro lugar del Universo?

-No lo podemos excluir. Aunque en la Tierra han pasado tantas cosas especiales para que haya vida inteligente...: la Luna, que juega un papel importante en la estabilización del clima; la capa de ozono que nos protege de la radiación; el meteorito que destruyó a los dinosaurios y favoreció el gran desarrollo de los mamíferos...

-¿Sería posible crear un cerebro superior al nuestro?

-Quizás no sería tan difícil. En el cerebro de los chimpancés hay 31 duplicaciones de neuronas, en el nuestro, 33. Solo dos más. Si supiéramos mediante ingeniería genética controlar el mecanismo de desarrollo de los genes, y pudiéramos hacer que en el cerebro de los chimpancés o en el nuestro hubiera una duplicación más de neuronas, ¿qué capacidad de computación se ganaría?

David Jou
Publicado en ABC Ciencia

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Tentaciones en los cristianos hoy


''Las tentaciones a las que enfrentarse son muchas. Hablo al menos de dos: La primera es la pelagiana, que empuja a la Iglesia a no ser humilde, desinteresada y bienaventurada. Y lo hace bajo la apariencia de un bien.

A menudo nos lleva también a asumir un estilo de control, de dureza, de normatividad. La norma da al pelagiano la seguridad de sentirse superior, de tener una orientación precisa. Allí encuentra su fuerza, no en la levedad del soplo del Espíritu...

La doctrina cristiana no es un sistema cerrado, incapaz de generar preguntas, dudas, interrogantes , sino que está viva, sabe inquietar, animar. Su rostro no es rígido, su cuerpo se mueve y crece, su carne es carne: la doctrina cristiana se llama Jesucristo''.

''Una segunda tentación es la del gnosticismo que lleva a confiar en el razonamiento lógico y claro que, sin embargo, pierde la ternura de la carne del hermano...

La diferencia entre la trascendencia cristiana y cualquier forma de espiritualismo gnóstico reside en el misterio de la Encarnación. No poner en práctica, no conducir la Palabra a la realidad, significa construir sobre la arena, permanecer en la idea pura y degenerar en intimismos que no dan fruto, que hacen estéril su dinamismo''.

''Pero entonces, os preguntaréis: ¿Qué debemos hacer? ¿Que nos pide el Papa? A vosotros os toca decidir: pueblo y pastores juntos. Y yo os invito, simplemente, a... contemplar de nuevo el Ecce Homo''.

''Pido a los obispos que sean pastores. Nada más: pastores. Que esta sea vuestra alegría: ''Soy pastor''. Os sostendrá vuestra gente, vuestro rebaño...

Que nada ni nadie os quite la alegría de ser apoyados por vuestro pueblo. Como pastorses no seáis predicadores de doctrinas complejas, sino heraldos de Cristo, muerto y resucitado por nosotros. Apuntad a lo esencial, al kerigma. No hay nada más sólido, profundo y seguro de este anuncio.

Pero que sea todo el pueblo de Dios el que anuncie el Evangelio: quiero decir el pueblo y los pastores''.

''Recomiendo a toda la Iglesia lo que indiqué en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudim: la inclusión social de los pobres, que tienen un lugar privilegiado en el pueblo de Dios, y la capacidad de encuentro y de diálogo para promover la amistad social de cara al bien común''

''Que Dios proteja a la Iglesia de cualquier sucedáneo de poder, de imagen, de dinero. La pobreza evangélica es creativa, da la bienvenida, acoge, sostiene y está llena de esperanza. La iglesia madre... reconoce a todos sus hijos abandonados, oprimidos, cansados. Y ésta, como sábeis es desde siempre una de nuestras virtudes, porque el Señor derramó su sangre no por algunos, no por pocos ni por muchos, sino por todos''.

''Os recomiendo también, de foma especial, la capacidad de diálogo y de encuentro. Dialogar no es negociar. Negociar es tratar de llevarse un trozo de la tarta común. No es eso lo que quiero decir. Es buscar el bien común para todos''.

''Que la Iglesia sea levadura de diálogo, de encuentro, de unidad... Acordaos también de que la mejor manera de dialogar no es la de hablar y discutir, sino la de hacer algo juntos, la de construir juntos, la de hacer proyectos: no solo entre los católicos, sino con todos aquellos que tienen buena voluntad''.

''Pero que la Iglesia también sepa dar una respuesta clara a las amenazas que surgen en el debate público: esta es una de las formas de la contribución específica de los creyentes en la construcción de la sociedad. Los creyentes son ciudadanos....

Me apelo sobre todo "a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes,": No miréis la vida desde el balcón, comprometeos, sumergios en el amplio diálogo social y político... Nuestro tiempo nos llama a vivir los problemas como retos, no como obstáculos: el Señor está activo y trabaja en el mundo. ... Estéis donde estéis, no construyáis nunca muros ni fronteras, sino plazas y hospitales de campaña''

''Quiero una Iglesia contenta con rostro de madre, que entienda, acompañe, acaricie. Soñad también vosotros con esta Iglesia, creed en ella, innovad con libertad. El humanismo cristiano que estáis llamados a vivir afirma radicalmente la dignidad de cada persona como Hijo de Dios, establece entre cada ser humano una fraternidad fundamental, enseña a entender el trabajo, a habitar la creación como una casa común, ofrece razones para la alegría y el humorismo, incluso en medio de una vida muy dura''.
Papa Francisco en Florencia, 10 de noviembre 2015

martes, 10 de noviembre de 2015

Oración de cada mañana


Señor, en el silencio de este día que nace,
vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.
Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor.
Ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno.
Ver a tus hijos detrás de las apariencias,
como los ves tu mismo,
para así poder apreciar la bondad de cada uno.
Cierra mis oídos a toda murmuración.
Guarda mi lengua de toda maledicencia.
Que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mi.
Quiero ser tan bienintencionado y bueno
que todos los que se acerquen a mi sientan tu presencia.
Revísteme de tu bondad señor
y haz que en este día yo te refleje.
Amén.
Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

lunes, 9 de noviembre de 2015

Ejercicios espirituales

Un fin de semana intenso con un buen grupo de ejercitantes del movimiento Christi Fideles Laici, bajo la dirección del P. Manuel Queró, LC.
¡¡¡Qué gustazo ver todos estos hombres y jóvenes en el silencio y recogimiento, en la búsqueda de la voluntad de Dios!!!

domingo, 8 de noviembre de 2015

Gestos pequeños

Contemplamos hoy como Jesús ve un gesto pequeño, escondido, que pasa desapercibido. Y eso es una buena noticia para nosotros. Jesús continúa hoy viendo nuestros gestos pequeños, escondidos, que pasan desapercibidos. No hacemos las cosas como los maestros de la Ley, que tan bien definía Jesús, preocupados en que (“les encanta pasearse con amplio ropaje”… “les hagan reverencias en la plaza,… buscan los asientos de honor,... los primeros puestos en los banquetes...”). No es esta nuestra motivación. Hacemos las cosas por Dios. También aquello que no verá nadie, lo hacemos por Dios. Como dice Jesús mismo: “Y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará”. (Mt 6,4)

Por tanto, este mirar de Jesús los gestos pequeños, para nosotros tiene mucha importancia. Nos indica un camino: hacer mucho bien y con mucho amor lo que hemos de hacer, “Jesús nos ve”. Y nos indica una espiritualidad: la de la santificación en la vida ordinaria.

En la primera lectura, el protagonista no era el gran profeta Elías, sino una viuda de Sarepta. Y en el evangelio, el protagonista no es Jesús, cosa rara, sino una viuda. Jesús interpreta su gesto, pero, el foco queda puesto sobre ella. Hoy ponemos el foco sobre dos viudas.


Dos viudas que dan todo lo que tienen, que no se quedan nada. La viuda de Sarepta, vacía toda su orza de harina y vacía todo el aceite de la alcuza. Y de la viuda del evangelio, dice Jesús que “ha echado todo lo que tenía para vivir”.

¿Son muy generosas? ¿son inconscientes? ¿son imprudentes?. Yo pienso que su gesto nace de la confianza en Dios. Lo dan todo porque confían en Dios, su confianza está puesta en Dios.

Y la suya, no es una confianza abstracta, teórica, idealizada... sino que es una confianza en que Dios actúa.

¿Os pensáis que a la viuda del evangelio, después de dar todo lo que tenía para vivir murió de hambre? ¿le  faltó comida en casa?... yo pienso que no... Dios provee, Dios providente. El Cottolengo vive de la providencia. El Cenáculo, que tenemos en la parroquia de Fogars, vive de la providencia. El Cenáculo son unos jóvenes que se rehabilitan de su dependencia de las drogas a partir de la oración y del trabajo. Con un tanto por ciento de éxito mucho mayor que los de Proyecto Hombre.

A nosotros, todo el discurso del Dios que actúa, del Dios providente, nos cuesta. En cambio, la confianza en Dios, parece el gran grito de Jesús a lo largo de su vida: ¡¡confiad en Dios!! ¡En el Padre providente! En el evangelio de Juan Jesús, lo llega a expresar: “Confiad en Dios, confiad también en mi”. (Jn 14.1)

¿Confiamos en Dios? ¿en Dios que actúa? ¿en Dios que provee?. “La prueba del algodón...”. Una cosa concreta en la que te hayas abandonado en Dios, donde hayas dicho “Él lo hará”, “Él proveerá”, “Él actuará”, te hayas abandonado...

Siguiendo la misma línea. Y esta última idea va para los que van a por nota... El saco de harina tuvo que vaciarse todo, la jarra de aceite tuvo que vaciarse toda, la viuda del evangelio se quedó sin nada, totalmente vaciada. Es preciso vaciarse para llenarse. Sólo entonces, Dios los puede llenar, sino se vacían no hay espacio. No podemos encontrar Dios mientras el bote y la jarra estén llenos a verter, sino cuando han quedado vacíos, y falta hasta  aquello que necesitan para vivir. ¿De qué te has de vaciar?

Si a Dios le damos de lo que nos sobra (el tiempo que me sobra, la limosna que me sobra,...) Dios acaba sobrando. Con el ejemplo de las dos viudas, Dios nos pide de lo que necesitamos..., (el tiempo que necesitas, el dinero que necesitas,...) pero, Dios no sólo quiere que le demos lo que necesitamos, sino Dios quiere que le demos todo lo que necesitamos.... Esto es un proceso, un camino …

Tantas cosas que no le queremos dar... pues, ¡¡Dios las quiere todas!! Y cuando entramos en este camino, Dios se convierte en todo para nosotros...


Que cada uno pida luz y haga lo que pueda...
Francesc Jordana