martes, 20 de junio de 2017

TESTIMONIOS DE LOS EJERCICIOS CELEBRADOS ESTE MES DE JUNIO



Doy gracias por esta tanda. La iba dejando… Luego, me he animado. Y estando aquí, me digo: ¿Pero, cómo no hacerlo cada año?! Estoy muy contento de haber venido. Fue de gran provecho. A través del Padre, el Espíritu Santo nos trasladó en Presencia del Señor.


Hasta la tarde del viernes, no tenía claro si iba a venir. Y me decidí. El Padre nos ha dado una visión que no teníamos de la Escritura, aunque hayamos leído los textos varias veces. Los Ejercicios hacen seguir el camino con nuevos ánimos.


Hace 4 años que no hago Ejercicios. Se arreglaron las cosas y vine. Tenía ganas. Redescubrír mi vocación de padre, de educar a los hijos. Intentaré ver las cosas con más paciencia, pidiendo ayuda al Señor para su educación. Me ayudan los Ejercicios también para mi vocación de esposo y para dar testimonio de Cristo en mi trabajo. Que el Señor me haga vencer el respeto humano para decir una palabra buena a los que Él pone en mi camino. Dos días se me hicieron cortos.


Hace muy poco que estoy en la religión. Salgo de estos Ejercicios con el corazón más cerca de Jesús y sobre todo de la Virgen María.

Va bien hacer un parón. La película de ayer me encantó y ayudó. La meditación de Zaqueo fue preciosa. Cuando me alejo del Señor como Zaqueo, me doy cuenta y quiero volver, voy, intento, y el Señor me llama, por un detalle, una persona. Está aquí. Quiere hacernos felices. Si lo buscamos, Él se manifiesta.


Al final vinieron las familias para la Misa de clausura y los testimonios.
Mª José Manso fue como el Ángel de la tanda, que estaba al servicio de cada uno, para que no le faltase nada.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad