miércoles, 3 de mayo de 2017

SUCEDIÓ UN 3 DE MAYO DE 1928


El 3 de mayo es un aniversario importante de las 2 congregaciones de los Cooperadores y Cooperatrices Parroquiales de Cristo rey. Este día, salió el Padre Francisco de Paula Vallet de los jesuitas para fundar los Cooperadores.
El Padre Vallet se había convirtido realizando los Ejercicios Espirituales en febrero de 1907 en la Santa Cueva de Manresa. En estos Ejercicios, recobró su libertad de hijo de Dios, descubrió la verdad, recuperó la esperanza, la paz, y pudo de nuevo amar.  Al terminar, en la capilla del Rapto de San Ignacio, tomó el propósito de consagrar toda su vida a la propagación de los Ejercicios.  En julio de 1907, ingresa en el noviciado de la Compañía de Jesús.

Durante sus años de formación, desarrolla un plan de renovación social mediante los Ejercicios Espirituales y organiza series de tandas en Gandía. Ya sacerdote, el Provincial le destina a los ministerios y lo nombra  director de la casa de Ejercicios de Manresa, en julio de1922.  Mas tarde, en 1923, relevado de la administración de la casa, el Padre inicia la Obra de Ejercicios Parroquiales. Empezó por Cervera en febrero. Luego seguirá en otros pueblos y ciudades de varias diócesis. En 5 años, se darán 225 tandas de Ejercicios con 12.645 ejercitantes (Barcelona 4.202, Solsona 2.869, Gerona 1.743, Tarragona 1214, Vic 1.175, Urgell 894. Lérida 518).  La perseverancia está organizada en cada parroquia.
En mayo de 1927, el P. Vallet recibe la orden de retirarse a la Casa de Estudios que la Compañía tiene en Veruela. Allí, el 3 de junio, mientras está en oración ante el Sagrario, oye en lo íntimo de su ser unas palabras “fundarás una Congregación religiosa, para extender la Obra de Ejercicios Parroquiales por toda la tierra, y saldrá”. El Padre Vallet será fiel a esta orden durante toda su vida.
Intentará fundar esta congregación siendo jesuita. 

Redactó con el Dr Guardiet, párroco de Rubí un proyecto de una nueva Congregación de sacerdotes llamados “cooperadores Parroquiales”. El Dr Guardiet sería el iniciador de estos Cooperadores: sacerdotes dedicados a sostener y a propagar la Obra de Ejercicios Parroquiales.  No pudo ser. Los Superiores se opusieron a este proyecto. 


El Padre Vallet creyó entonces que el único camino para cumplir con su misión de fundar una nueva Congregación religiosa era el de pedir humildemente dispensa de los votos. El Padre las obtuvo y cesó de ser jesuita el 3 de mayo de 1928.
Unos jóvenes pronto le acompañaron… Dos de estos primeros compañeros perseveraron: el Hermano Miguel Soler y el Padre Juan Terradas. El Padre fue a Uruguay (1929-1932)  y luego a Francia (1933-1945) y por fin a Madrid (1945-1947).  Adonde fue, sembró la Obra de Ejercicios Parroquiales, cumpliendo así con su misión.
El Padre permaneció como único sacerdote del instituto hasta 1934 cuando, en Francia, se le unió, después de el, el primer sacerdote: el Padre Víctor Sarat. 

El Dr Guardiet fue más de una ocasión a Francia para ayudar al Padre en la predicación de los Ejercicios organizados para catalanes.



El octubre de 1943, empezará a su vez la Congregación de las Cooperatrices Parroquiales de Cristo rey, también al servicio de la Obra de Ejercicios Parroquiales.


         Actualmente, los Cooperadores están en España, Francia, Uruguay, Argentina y Congo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad