sábado, 22 de julio de 2017

CON RAZÓN....



Si, con razón, se nos presenta a María vestida de sol, por cuanto penetró en el abismo profundísimo de la divina sabiduría, más allá de lo que se puede pensar, de suerte que, en cuanto lo permite la condición de simple criatura, sin llegar a la unión personal, parece estar sumergida totalmente en aquella inaccesible  luz, en aquel fuego que purificó los labios del profeta Isaías, y en el cual se abrazan los serafines (...). Muy blanco es en verdad y también muy cálido el vestido de esta mujer, por quien todas las cosas se ven tan excelentemente iluminadas, que no es lícito sospechar en ella nada, no digo tenebroso, pero ni siquiera en modo alguno oscuro o menos lúcido, ni tampoco algo que sea tibio o no lleno de fervor.

San Bernardo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad