viernes, 14 de abril de 2017

TODO ESTÁ CONSUMADO



Estaban al mismo tiempo junto a la Cruz de Jesús su Madre y la prima de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Habiendo mirado, pues, Jesús a su Madre, y al discípulo que Él amaba, el cual estaba allí, dice a su Madre:
Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dice al discípulo: Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquella hora la tomó el discípulo como a suya. Después de esto, sabiendo Jesús que todo estaba consumado, para que se cumpliese la Escritura dijo: Tengo sed. Había allí un vaso lleno de vinagre. Los soldados, pues, empapando en vinagre una esponja y sujetándola a una caña de hisopo, la aplicaron a su boca. Jesús, luego que chupó el vinagre, dijo: Todo está consumado. E inclinando la cabeza, entregó su espíritu.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad