lunes, 10 de abril de 2017

TESTIMONIOS DE LOS ÚLTIMOS EJERCICIOS ESPIRITUALES


En estos EE, me he fijado en el daño que podemos hacer con la lengua. Me lo tengo que mirar y mejorar.


Las circunstancias me han traído. Los EE han sido una preparación a los días que van a venir. Me gustaría vivir la Semana Santa desde el Corazón de María.


Me han tocado estos EE. He aprendido a conocer a Dios. Quiero hacer oración para seguir avanzando.



Hice EE con los jesuitas, otros años. Aquí también se hace mucha referencia a San Ignacio. Encontré que se insiste mucho en la parte afectiva. No solo intelectual. Me ha dado paz. He revisado momentos de mi vida y me ha dado paz.


“Comulgar a la Virgen”. No lo había pensado. Es una idea que me ha gustado.


He visto que el P Vallet decía: “Hay que colaborar con las parroquias”. Lo veo muy importante. Vine a un retiro y me encontré con EE, y de San Ignacio. Me gustó el enfoque. El Padre fue un buen instrumento. Estoy gratamente sorprendido.


Me hicieron ilusión estos días. Necesito analizarlos, llevarlos a la práctica y compartirlos con los demás.
Es la primera vez que hago EE. Estoy gratamente sorprendida.


Venía cansada. Para no caer en un activismo religioso, es necesario una parada, beber a fuentes espirituales. Confrontar mi fe, mi oración con la de la cananea, como lo sugirió el Padre, fue lo más provechoso para mí. Jesús le concede todo por su fe.

He encontrado lo que necesitaba.
He venido con la casa desordenada. Me la han ordenado y me voy con la casa ordenada y limpia.

Tengo problemas en concentrarme. Voy aprendiendo. Los ejemplos de la cananea y de la madre de San Agustín me han confortado. Hoy, la reflexión sobre la Virgen me ha sorprendido. Me creía devota de la Virgen, y he aprendido mucho.


Venía estresada. Me gustó el silencio. Estoy pidiendo una conversión profunda. Sé que el Señor me dará todo lo que le pido, cuando Él quiera.

Me han gustado mucho estoy días. Agradezco que me hayan pedido colaborar.
Venía derrotada. Quería algo para descansar.. Estuvimos mejor que en el balneario: con paz, silencio. Pude encontrarme a mí, y al Señor.

Son mis primeros EE desde el cole. Me han ido muy bien. Fueron cortos. Hubiera continuado más.
La oración al Espíritu Santo me ha encantado. Me he llenado de Dios a rebosar. Ahora vamos a rebosar a los demás lo que hemos recibido.

Las reflexiones sobre María me han sorprendido. Qué ejemplo más estupendo.



Viví esta cuaresma como en un desierto lejos de Dios. En los EE, entendí que Jesús me llama como soy. Él está siempre, aunque estoy lejos. Aprendí a apreciar el desierto: es el lugar de reencuentro con Él, para enamorarme de Él.

Me ha costado venir, pero me ha ido muy bien. Vi lo que me sobra. Me ha ayudado a vaciarme de lo que me sobra.
Dios ha ido obrando en mí, a pesar de la fatiga. Descubrí a María, como alguien vivo, que vive a mi lado. Contemplé el abrazo del Padre al Hijo pródigo.

Me he reafirmado en la idea que sin la gracia de Dios, no podemos nada. En el vía crucis, estaba con la cruz. Estaba con Jesús crucificado, con María, con mi mujer difunta. Fue una gracia y un gozo.


He venido cansado. Los EE fueron una experiencia abrumadora. Vine pidiendo poder guardar en mi corazón cosas vividas. Espero que la gracia me ayude.

Tenía ganas de venir. Saqué herramientas para mejorar. Lo que te molesta en los demás, los otros lo pueden ver en ti.
Llegué mal, con una semana loca, y estrés acumulado. Fue llegar aquí y cambiar la perspectiva. Veros rezar me hizo mucho bien. Fue un oasis. He estado disfrutando. Tomé notas que iré trabajando. No pensaba que sería tan provechoso.


Salgo muy descansada. El ambiente da vida. Venía desorientada. Me costó concentrarme. Pero luego, lo pude hacer. Me encantó la charla sobre la Virgen y la oración al Espíritu Santo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad