lunes, 25 de enero de 2016

Un solo Corazón



En este día en el que concluimos el Octavario de oración por la Unión de los cristianos, tema tan profundamente arraigado en el corazón de nuestro carisma y del P. Vallet queremos recordar un mini-pupurri de frases  de nuestro Fundador concernientes a lo que está a la base y es condición indispensable para esta unidad
Para la santidad no tenéis que buscar qué fortuna es necesaria: ninguna, qué salud, qué fuerza: nada. Una sola cosa es necesaria, de la cual todos los corazones son capaces: El AMOR.
El verdadero amor paciente, sufrido, sacrificado. ¿Creéis posible en este mundo el amor sin el sacrificio? Recordad los sacrificios que fueron el precio del amor del Corazón de Nuestro Señor Jesucristo hacia nosotros.

Que, por lo menos en los últimos tiempos del mundo, Jesús logre ver a los suyos unidos, formando un solo Corazón con El y un solo espíritu y una sola alma con Él
¡Cómo hemos de saber despreciar cualquier cosa que pueda dividir!. 

                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad