Pero ¿qué os está pasando?

Una semana intensa.
Ultimamente lo suelen ser todas, pero hay semanas y semanas...
Una amiga me comentaba anoche viendo las fotos del whatsApp: ¿pero hermana qué estais haciendo? ¿qué os está pasando?
El caso es que el Señor que todo lo tiene previsto nos iba preparando.
El domingo las hermanas tuvieron la buena idea de festejar a la Madre sin preveer, que en efecto, el día de la Virgen de Lourdes no podrían hacerlo.
Canto de las mañanitas
Regalos en la comida
Un canto con la música del Ave de Lourdes
La fiesta concluyó con la llegada de la Madre General y Hna Mª San Esteban, que venían de cerrar nuestra comunidad de hermanas en Pozuelo. Desgarro para tod@s, la de este paso en nuestra historia.
 El martes de madrugada la Madre, con Hna Mª Rafael y nuestros queridos amigos José Mª y Sergio salieron para Pozuelo con el fin de terminar de recoger la casa y recuperar muebles y las cosas que nos son de utilidad aquí en Caldes, pues nos ofrecían un camión para el miércoles o jueves. Un viaje un tanto épico debido a la nevada que nos encontramos entre Soria y Guadalajara
Salimos de esta.
Y gracias a la generosidad desbordante de tantas personas buenas que hay en este mundo pudimos tenerlo todo listo para cargar un trailer que la Providencia nos procuró, el jueves a la tarde.
"¡¡¡De cine!!!" como dice nuestro buen José Mª, ver a nuestros catalanes ayudados por el amigo informático de la casa, el jardinero, el cocinero que pasaba por allí y se enganchó a ayudar. ¡¡¡Y hasta al P. Enrique que viniendo a saludar no desdeñó arremangarse y ponerse a cargar él también!!!
 Y ¡qué bueno es el Señor! que a las 9 de la mañana del viernes ya teníamos a un super equipo en Caldes, listos no sólo para descargar, sino también para comenzar a montar y desmontar muebles
Rafa, José Mª, Julián, José Miguel, sergio, y Javier el chofer del camión en plena faena
Nos va a quedar una sala de costura "guay"
Y con nueva biblioteca en la sala de conferencias
Y esto no se ha acabado pues, cómo tratamos tan bien a nuestros voluntarios, y se sienten tan a gusto colaborando en nuestra Casa 
 
seguiremos la renovación de esta con todas las buenas voluntades que siguen ofreciéndose para continuar este berenjenal en el que nos hemos metido, para mayor gloria de Dios.
 
 Y aunque parezca todo un poco anecdótico, y superficial, estos días han sido para nosotras tan apostólicos como otros muchos, por el contacto, los intercambios, la atención para con estos hombres que sin realizarlo, están sirviendo al Señor y colaborando en su obra.
¡¡¡Gracias Señor!!!, ¡¡¡y gracias a todos los que nos ayudáis de maneras tan diversas a que El Reine por el amor en los corazones!!!




 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ORACIÓN DE ABRAHAM

ORACION POR LOS HOMBRES

Con olor a oveja