El signo de la Cruz


En la noche, hago el signo de la Cruz sobre mi cuerpo,
Y hago de Ella un guardián día y noche.
Así, en la noche, y cuando duermo y viene el Maligno para arruinarme el alma,
Ve la luz de tu cruz y corre a esconderse en la oscuridad de fuera,
Y por la mañana me levanto y te elevo mi alabanza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ORACIÓN DE ABRAHAM

ORACION POR LOS HOMBRES

Con olor a oveja