lunes, 29 de abril de 2013

Testimonios de Ejercicios

Tanda del 22 al 27 de abril 2013 con el P. Hernán Pereda y la Hna Mª Lourdes
Un músico: esta experiencia es siempre la misma y siempre nueva al reencontrarnos con el Señor. Cada vez nos descubrimos más a nosotros mismos, los retos a afrontar, las cosas a valorar. El Señor viene y te dice que te ama, que siempre te ha amado. He descubrierto más que El está dentro, que me ama, que me quiere por el camino que el quiere.

Un informático venido de Houston, (Texas): estos días han sido un regalo del Señor. Vivimos en un mundo de ruidos, de distracción, donde uno se desgasta. Con la Eucaristía, los sacramentos vamos poco a poco engrosando la armadura, pero es necesario retirarse del campo de batalla para descansar y reponer la armadura
La Psicología actual tiene poco mérito comparado con la espiritualidad ignaciana para salvar almas de las catástrofes en que se vive hoy. Muchos catóicos no entendemos muchas cosas y dejamos para el final lo que tendría que ser primero: la fuente de vida es Dios y no podemos dar un paso sin el.

Un joven carpintero: he clarificado dudas que traía y que se me han añadido por añadidura.
Este método, esta intimidad con Jesús es como un nuevo Bautismo. Te hace sentir amado, responsable, te hace abrir los ojos y aunque te sientes culpable de tus faltas,  te sientes amado y estimulado por el Señor hacia el bien. Con los Ejercicios he podido mirar las cosas no sólo con la mente sino también con el corazón: he ido más allá de la razón y lo necesitaba.

Un farmacéutico: al cumplir mis 40 años he querido regalarme estos Ejercicios con el acuerdo de mi esposa. ¡Qué maravilla el haber podido disfrutar estos 5 días! Mis últimas tandas eran de tres días y se nota la diferencia. Me han ayudado a reafirmar mi vocación de padre de familia, y me voy con ánimos renovados y con nuevas resoluciones. No son grandes cosas: ser un padre de familia en el que sus hijos puedan descubrir a dios ya es bastante. También dar testimonio de Cristo Resucitado en la farmacia. Refelejar al Señor en el rostro, en los gestos. Me hacen cargar las pilas y ver a Jesús en las personas y en las cosas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad