domingo, 31 de mayo de 2015

Bodas de oro con la santísima Trinidad

Hoy es gran día en nuestra Congregación de Hermanas Cooperatrices.
Antaño, en este día 31 de mayo, las hermanas hacían la profesión de los votos temporales después del noviciado, esa especie de maduración en noviazgo, de la vida religiosa. Entonces este día estaba dedicado a María Reina.
Este año en esta fecha, cuatro de nuestras hermanas, repartidas en la geografía mundial CPCR celebran sus Bodas de oro:
Hna Mª José y Hna Mª Chantal en la Bretaña francesa,
Hna Mª Inés Luccioni en Argentina
y Hna Mª Rafael en Caldas.
Sin olvidar a quien también celebra ya desde el cielo junto a sus hermanas: Hna Mª Montserrat (Guinart) que no podemos sino recordar con gran afecto
Aunque Hna Mª Rafael celebrará en Caldes más ampliamente estas Bodas de oro, hoy en comunidad se lo hemos querido también festejar en este día memorable.
Y le hemos dedicado estos cantos que ha bailado ella misma con la salsa que lleva en las venas
Damos gracias a Dios por el testimonio y fidelidad de nuestras hermanas y seguimos entreayudándonos para que El siga reinando entre nosotros.



sábado, 30 de mayo de 2015

Vencedora de Satanás


En las Sagradas Escrituras Dios revela la lucha que existe entre el bien y el mal desde los orígenes y que permanece hasta nuestros días. En este combate, el auxilio maternal de María juega un rol importante, especialmente en la lucha contra el demonio que le teme de manera particular a la Madre de Dios.
El famoso exorcista P. Gabriele Amorth al ser preguntado sobre el intercesor más efectivo de todos, contestó a ACI Prensa sin dudar: "por supuesto que la Virgen es la más efectiva. ¡Y cuando la invocas como María!"
"Una vez le pregunté a Satanás: ‘¿pero por qué te asustas más cuando invoco a Nuestra Señora que cuando invoco a Jesucristo?’ Me contestó: ‘porque me humilla más ser derrotado por una criatura humana que ser derrotado por Él’”, contó el sacerdote.
El P. José Fortea, otro reconocido exorcista, en su libro “Exorcística”, indica dentro de sus consideraciones pastorales en el ministerio del exorcismo que “es muy conveniente que las personas del equipo del exorcista se consagren a María”.
Más adelante señala: “tenemos que reconocer que somos tan poca cosa, tan débiles, que lo único que podemos hacer en esta lucha espiritual es ocultarnos bajo el manto de María, incluso en su santísimo vientre como un niño que está en su seno, tranquilo y dejándose llevar”.
Lo que dicen los santos
San Efrén solía llamar a la devoción a María como la “carta de libertad o salvoconducto para liberarse del infierno”. Mientras que a San Hugo de Cluny, la Madre de Dios se le presentó como la vencedora de Satanás.
En tiempos de Santa Catalina de Siena, Dios le dijo a la Santa: “por mi bondad, y en reverencia al misterio de la Encarnación, he concedido a María, Madre de mi Unigénito Hijo, la gracia de que ningún pecador, por grande que sea, que se encomiende devotamente, llegue a perder su alma en el fuego del infierno”.
Se dice que Santa Brígida tenía un hijo rebelde que decidió irse al ejército y en la guerra perdió la vida. Una noche la Santa tuvo un sueño en el que vio que al trono de Dios llegaban los ángeles de la oscuridad a protestar.
“Venimos a quejarnos porque nosotros tenemos permiso de acercarnos a los moribundos a llevarles tentaciones de desesperación. Pero hace unos días murió el hijo de Brígida, y cuando él estaba herido agonizando, llegó María, la Madre de Jesús, y nos alejó a todos de allí”, dijeron los malignos.
Jesucristo miró a su Madre y la Virgen le dijo: “Hijo: la madre de este joven me había rogado tanto por él, que yo consideré como un gran deber acompañarlo en la hora de su muerte, y como no había sacerdote cercano, le inspiré que hiciera un acto de contrición y muriera rezando con mucho fervor”.
Entonces el Señor dijo a los demonios: “Lo que mi Madre hace está bien hecho, alejaos vosotros de aquí”. Después de aquel sueño, Santa Brígida no volvió a angustiarse por la suerte eterna de su hijo.
Cabe aquí recordar que dentro de las armas poderosas para ganar almas y contra los enemigos de la fe está el Rosario, tal como se lo reveló la Santísima Virgen a Santo Domingo de Guzmán.
Una de las imágenes que más retrata la fuerza de María es en la que aparece ella aplastando la cabeza de la serpiente y que tiene referencia al libro del Génesis (3, 15), cuando Dios dice al enemigo: “enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar”.
San Juan Pablo II afirmó que “el Hijo de María obtuvo la victoria definitiva sobre Satanás e hizo beneficiaria anticipadamente a su Madre, preservándola del pecado. Como consecuencia, el Hijo le concedió el poder de resistir al demonio, realizando así en el misterio de la Inmaculada Concepción el más notable efecto de su obra redentora”.
En cierta ocasión el Santo Cura de Ars interrogó a un poseso: “¿Te posesionarás tú de nuestro país (Francia)?” –Y él contestó: “No puedo hacerlo porque esa Señora que Uds. llaman Virgen María, se pasea de norte a sur y de occidente a oriente impidiéndome actuar”.
Aciprensa

viernes, 29 de mayo de 2015

PONERSE EN JUEGO


En toda entrega personal suele haber una zona que se mantiene a cubierto. Un lugar que no se pone en juego. Me doy, pero no totalmente. Siempre mantengo una garantía, un talento que no entrego por miedo, porque me exige mucho o me hace vulnerable. Quizás me estoy guardando algo para mí: mi tiempo sagrado, mi espacio inviolable, mis manías intocables o mis secretos irrevelables.

Lo cierto es que en la vida lo que no se da, se pierde. Si no pongo en juego todo, incluso lo que hasta ahora he protegido, es posible que disfrute de menos libertad, o lo que es peor, que no sirva lo que ya estoy dando. Para Ignacio de Loyola el todo era "solamente deseando y eligiendo lo que más nos conduce para el fin que somos criados".

Puedo seguir manteniendo en retaguardia algo de mí y continuar invirtiendo en incrementar mis propiedades. Pero es posible ponerlos a disposición de otros, ponerme por entero disponible para servir a Dios y a los demás. Quizás sea hora de vender los fondos que me quedan antes de que cierre la Bolsa.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Consejos de Don Bosco a los Padres



1. Valora a tu hijo. Cuanto se siente respetado y estimado, el joven progresa y madura.
 
2. Cree en tu hijo. Incluso los jóvenes “difíciles” tienen bondad y generosidad en el corazón.
 
3. Ama y respeta a tu hijo. Muéstrale, claramente, que estás a su lado, míralo a los ojos. Nosotros pertenecemos a nuestros hijos, no ellos a nosotros.
 
4. Elogia a tu hijo siempre que puedas. Sé sincero: ¿a quién de nosotros no le gusta un elogio?
 
5. Comprende a tu hijo. El mundo hoy es complicado, rudo y competitivo. Cambia cada día. Procura entender esto. Quién sabe lo que él necesita de ti, esperando apenas un gesto tuyo.
 
6. Alégrate con tu hijo. Mucho más que nosotros, los jóvenes son atraídos por una sonrisa; la alegría y el buen humor atraen a los niños como la miel. 

7. Acércate a tu hijo. Vive con tu hijo. Vive en medio de él. Conoce a sus amigos. Procura saber donde va, con quien está. Invítalo a traer a sus amigos a tu casa. Participa amigablemente de su vida.
 
8. Sé coherente con tu hijo. No tenemos derecho a exigir de nuestro hijo actitudes que no tenemos. Quien no es serio no puede exigir seriedad. Quien no respeta, no puede exigir respeto. Nuestro hijo ve todo esto muy bien, tal vez porque nos conoce mejor que nosotros a él.
 
9. Prevenir es mejor que castigar a tu hijo. Quien es feliz no siente necesidad de hacer lo que no es correcto. El castigo duele, el dolor y el rencor te alejan y separan de tu hijo. Piense, dos, tres, siete veces, antes de castigar. Nunca con rabia. Nunca.
 
10. Reza con tu hijo. Al principio puede parecer “extraño”. Pero la religión necesita ser alimentada. Quien ama y respeta a Dios amará y respetará a su próximo. “Cuando se trata de educación, no se puede dejar de lado la religión”.
Aleteia

martes, 26 de mayo de 2015

Monseñor Romero beatificado


A lo largo de los años es mucho lo que se ha escrito sobre Monseñor Romero, reconocido como mártir del siglo XX y beatificado el pasado sábado. Hoy, dejemos que sea él el que nos interpele el corazón desde lo que el Señor le puso en lo más profundo de su ser:

"José y María eran pobres, pero qué pobreza más santa, qué pobreza más digna. Gracias a Dios tenemos pobres también de esta categoría entre nosotros. Y desde esta categoría de pobres dignos, pobres santos, proclama Cristo: Bienaventurados los que tienen hambre, bienaventurados los que lloran, bienaventurados los que tienen sed de justicia.

Desde allí clama la Iglesia también, siguiendo el ejemplo de Cristo, que es esa pobreza la que va a salvar al mundo. Porque ricos y pobres tienen que hacerse pobres desde la pobreza evangélica, no desde la pobreza que es fruto del desorden y del vicio; sino desde la pobreza que es desprendimiento, que es esperarlo todo de Dios, que es voltearle la espalda al becerro de oro para adorar al único Dios, que es compartir la felicidad de tener con todos los que no tienen, que es la alegría de amar" Homilía 11 de septiembre de 1977.

lunes, 25 de mayo de 2015

La ciencia me ayuda a creer más

La Facultad de Teología de Cataluña, bajo el patrocinio del Pontificio Consejo para la Cultura, ofrece su nueva edición del curso online Science & Faith (www.scienceandfaithbcn.com), una iniciativa de alta divulgación en lengua española, para alumnos que, conectados desde cualquier parte de España, Hispanoamérica o del mundo, quieren saber cómo la ciencia y la fe se iluminan mutuamente. 

Su promotor, Emili Marlés, físico y sacerdote de la diócesis de Terrassa (su área de estudios se ha especializado precisamente en el diálogo ciencia-fe), explica a ReL el crecimiento de este curso y la importancia de la temática.

- ¿Cuánta gente ha pasado ya por el curso Ciencia y Fe en sus distintas modalidades? 
-En un año y medio se han inscrito más de 500 personas. Al principio eran básicamente españoles, pero ahora más de la mitad de nuestros alumnos son de Latinoamérica. También tenemos alumnos de Japón y Australia.Ciento treinta de nuestros alumnos son profesores de escuelas católica o profesores de religión, porque el curso está reconocido como curso de formación de profesores.
- ¿Qué es lo que, pasado un tiempo, los alumnos agradecen más, o lo que dicen que les es más útil del curso?
-Al final del curso enviamos un test de evaluación, y la verdad es que las respuestas que nos dan nuestros alumnos nos alegran mucho. Un 95% dice que recomendaría el curso a un amigo suyo. Dicen que nuestro curso les ha ayudado a creer más, a encajar mejor los datos de la fe con los de la razón, a ver cómo la fe católica da respuesta a los desafíos intelectuales del mundo de hoy en día, a tener una visión más global de su fe y razón. La percepción de haber incrementado su conocimiento sobre el diálogo ciencia-fe lo evalúan como un gran crecimiento (8,5 sobre 10). 

- ¿Cuándo fue, en su experiencia personal, la primera vez que alguien le señaló un "choque" entre ciencia y fe? 
- No fue en la escuela. Los grandes desafíos los tuve en la universidad cuando estudié Física. No por los profesores, que en los 5 años nunca hicieron un comentario ni a favor ni en contra de la religión (y en esto demostraron ser muy sensatos, ya que el método científico no tiene a Dios como objeto de estudio), sino en las conversaciones con los compañeros de estudio. Para mí, estos desafíos siempre han sido un estímulo para profundizar en la fe, ya que eso me obligaba a indagar más en lo que creía, informarme, estudiar más nuestra fe. Como resultado de todo esto, es que iba descubriendo la sabiduría y verdad que hay en la fe católica. Esto es una cosa que con el paso de los años no deja nunca de sorprenderme. Personalmente la ciencia me ha ayudado a creer más.
- ¿Qué aconseja usted a un joven cristiano de instituto o de universidad, que se plantea -porque lo ha leído o le han dicho- que la ciencia no deja espacio o hace innecesaria la "hipótesis Dios"?
-Hay que decir que el método científico no quiere contestar a todas las preguntas que una persona se plantea en su vida, sino sólo algunas. Y así como el método científico no nos proporciona conocimiento sobre quién votamos, amamos, como organizar nuestras finanzas... tampoco tiene como objeto a Dios, ni la salvación del hombre. El método científico es una aproximación a la realidad que simplifica muchas cosas (y esta es una razón del éxito en sus resultados). 

»El método científico es como Google Maps: si miro un país con Google, este me ofrece el contorno, sus principales ciudades, la distribución de las carreteras... esto te proporciona información muy útil, sobre todo, si quieres hacer un viaje y calcular la ruta más corta. Pero Google Maps es una aproximación a ese país, que recoge algunos datos, pero no todos. Por ejemplo, es incapaz de explicarnos la fauna de ese país, cómo es la cultura, la idiosincracia de sus gentes... La física, química o las neurociencias, son una aproximación simplificada de la realidad que no pretende decirlo todo, sino algo de ella. El método de las ciencias físicas es ciego ante el tema "Dios", aunque un físico puede hablar sobre Dios (a favor o en contra), pero cuando hace eso, no está haciendo física, sino filosofía o teología.

- En el último año hemos visto algunos casos polémicos: embriones por FIV con 3 padres en Reino Unido, experimentación que "edita" embriones en China, donde presumen de tener otros principios éticos... ¿Cree usted que se marca alguna tendencia novedosa? 
-Creo que el fondo del problema es el mismo, el de respetar la dignidad de la persona desde su concepción. Sabemos que en las técnicas de fecundación in vitro suponen lamanipulación, congelación y destrucción de muchos embriones humanos a los que no se les respeta su dignidad humana. Además, la dignidad de la persona pide que su concepción se realice en el seno de un acto de amor y no en una probeta. El principio marca mucho, y la dignidad humana pide que seamos hijos del amor, y que se nos engendre en un acto de amor. En este sentido, este problema ético se mantiene para el caso de la FIV con 3 padres. Pero este caso introduce un nuevo problema, y es el de una confusión muy grande sobre la identidad de sus padres y como vivir esa triple paternidad, y más cuando uno de los tres no forma parte del núcleo familiar. 

- ¿Tiene la Iglesia capacidad de hacer reflexionar al mundo, e incluso a sus propios fieles, sobre estos temas de ciencia y bioética? ¿Cree usted que llegan a la gente? ¿Deben tratarse en catequesis, en revistas cristianas populares o es sólo para catedráticos de ética? 
-Creo que en estos temas de bioética es necesario una mayor formación por parte de los fieles católicos, para que sepan mejor el porqué de las postura de la Iglesia. Los argumentos de la Iglesia se apoyan en un conocimiento profundo de los datos científicos, y sobre ellos hace una valoración ético-moral. Es muy necesario conocer bien la base científica de estos temas. En nuestro curso abordamos estos temas, explicando científicamente el proceso de la embriogénesis y cuáles son las técnicas actuales de clonación.

Sobre el curso
Science & Faith (www.scienceandfaithbcn.com) es un curso 100% online. Cada lección ofrece un vídeo introductorio, junto con un artículo de e-learning y acceso a lecturas, vídeos y podcasts que profundizan el tema. La lección se cierra con un autotest y la participación en el forum de debate. La matriculación en el curso permite diversas modalidades, con y sin tutor, y un acompañamiento específico para profesores.

Todo ello se presenta con una estética moderna y atractiva. La Facultad de Teología de Cataluña reconoce un curso completo como 6 créditos (144 horas), y la Generalitat de Cataluña lo reconoce como formación permanente por su convenio con la Facultad. Todo el proyecto cuenta con el patrocinio del Pontificio Consejo para la Cultura yfinanciación de la John Templeton Foundation, famosa por su millonario premio anual a favor del avance de la ciencia y el pensamiento en el ámbito de la religión. 

Toda la información sobre el curso y la matriculación en:

domingo, 24 de mayo de 2015

La Iglesia nace en salida


La pretensión de Jesucristo, el deseo de Jesucristo, es que nosotros seamos movidos por el Espíritu Santo, que nuestra comunidad parroquial sea movida por el Espíritu Santo, que la Iglesia sea movida por el Espíritu Santo.

Hoy en la primera lectura vemos como los apóstoles reciben el Espíritu Santo. Tradicionalmente, se considera Pentecostés como el momento que marca el nacimiento de la Iglesia. Una Iglesia sin el Espíritu Santo no se entendería. Pero lo bonito es que esta Iglesia que nace, nace “en salida”. El Papa Francisco habla mucho de la Iglesia “en salida”. Y es bonito ver como ya en los comienzos se da esta “salida”.
El Papa Francisco repite con bastante frecuencia esta necesidad de salir. Toda la exhortación Evangelii Gaudium es una llamada a realizar esta salida. 
Ahora hace unos días leía unas palabras del Papa a los movimientos eclesiales en la Vigilia de Pentecostés del año 2013. Y decía:
  “… este momento de crisis, prestemos atención, no consiste en una crisis sólo económica; no es una crisis cultural. Es una crisis del hombre: ¡lo que está en crisis es el hombre! ¡Y lo que puede resultar destruido es el hombre! ¡Pero el hombre es imagen de Dios! ¡Por esto es una crisis profunda! En este momento de crisis no podemos preocuparnos sólo de nosotros mismos, encerrarnos en la soledad, en el desaliento, en el sentimiento de impotencia ante los problemas. No os encerréis, por favor. Esto es un peligro: nos encerramos en la parroquia, con los amigos, en el movimiento, con quienes pensamos las mismas cosas... pero ¿sabéis qué ocurre? Cuando la Iglesia se cierra, se enferma, se enferma. Pensad en una habitación cerrada durante un año; cuando vas huele a humedad,…. Una Iglesia cerrada es lo mismo: es una Iglesia enferma. La Iglesia debe salir de sí misma. ¿Adónde? Hacia las periferias existenciales, cualesquiera que sean. Pero salir. Jesús nos dice: «Id por todo el mundo. Id. Predicad. Dad testimonio del Evangelio» (cf. Mc 16, 15). Pero ¿qué ocurre si uno sale de sí mismo? Puede suceder lo que le puede pasar a cualquiera que salga de casa y vaya por la calle: un accidente. Pero yo os digo: prefiero mil veces una Iglesia accidentada, que haya tenido un accidente, que una Iglesia enferma por encerrarse. Salid fuera, ¡salid!"

Éste es el dinamismo que quiere generar en cada uno de nosotros el Espíritu Santo. Es el dinamismo que generó en los apóstoles. Es el dinamismo que personalmente, parroquialmente, eclesialmente, estamos llamados a realizar.

¿Cómo? Dos breves reflexiones:

1. Y esta llamada nos pone cara a cara con nuestras debilidades, con nuestras incoherencias, con nuestros miedos, con nuestras ideas que no son cristianas... ¿qué tendrá más peso? ¿nuestra debilidad, nuestras ideas, nuestras incoherencias, o la llamada de Jesús?... aquí lo dejo...

2. En esta era de los móviles, es preciso decir que el cristiano ha de estar conectado con el Espíritu Santo. Mirad, el cristianismo no es una ideología, no son unas ideas, no son unos valores. Si fuera esto, se podría vivir sin el Espíritu Santo. 
El cristianismo, es una vida nueva, vida nueva, vida nueva, que el Padre y el Hijo nos comunican por el Espíritu Santo. Es nueva de verdad; hay un antes y un después, o, un ser en Cristo, totalmente diferente del ser en uno mismo.

Hay gente que dice, hasta religiosos: “Lo importante es ser buenas personas, no hace falta ir a misa”. No han entendido qué es el cristianismo. Reducen el cristianismo a una construcción humana (ser buenos) y Dios, y la fuerza del Espíritu Santo, que quiere transformar radicalmente nuestros corazones a imagen del corazón de Jesús, no intervienen.

El ejemplo más claro de lo que estoy diciendo es Pentecostés: ¿quiénes son aquellos que reciben el Espíritu Santo? Unos hombres incultos, que no han cultivado demasiado sus espíritus: camino de Jerusalén, después de dos-tres años con Jesús, discuten por quién será el primero en el Reino de Jesús, a Jesús resucitado, el día de la Ascensión le llegan a preguntar: “¿es ahora que restableceréis la realeza de Israel?, ¡no han entendido nada! Son personas muy limitadas, que se han mostrado cobardes cuando han ido mal las cosas,... Uno piensa: “Señor a éstos no, éstos no los envíes que lo harán todo mal”. Así entraron en el Cenáculo, y ¿cómo salieron? ¡El fuego del Espíritu les penetra y los hace diferentes! Los transforma. 
Ya no son ellos, ahora son “el Espíritu Santo y nosotros”.
Sorprende la rapidez con la que se extendió la Buena Nueva. Sólo hay una explicación: “el Espíritu Santo y nosotros”.

Es necesario que encontrándonos con Cristo recibamos su Espíritu, y Él nos hará avanzar hasta unos límites que no podemos esperar. 

Que se actualice en nosotros del milagro de Pentecostés.
Francesc Jordana

sábado, 23 de mayo de 2015

Entregarse a María

Dios quiere que su Madre sea mejor conocida, más amada y venerada de lo que nunca ha sido hasta ahora.
Y esto se logrará si los elegidos con la gracia y la luz del Espíritu Santo se entregan a ella.
Será entonces cuando la descubran cuanto su fe lo permita; y les guiará a buen puerto a pesar de todo tipo de peligros.
Serán conocedores de esta Reina y señora; y se consagrarán totalmente a Ella.
Entonces descubrirán l dulzura de sus favores, su ternura y sus cuidados maternales.
Y podrán amarla como un niño ama a su Madre."
San Luis Mª Grignon de Montfort

viernes, 22 de mayo de 2015

¿Cuál es hoy la mirada de Jesús sobre mí?

 El Papa Francisco desgranó su homilía matutina en Casa Santa Marta, deteniéndose en el diálogo entre Jesús y Pedro narrado por el Evangelio de hoy. Desde él, el Papa hizo una reflexión sobre las tres miradas del Señor al Apóstol
- la mirada de la elección, 
- la del arrepentimiento y 
- la de la misión.

Jesús resucitado prepara de comer para sus discípulos y, después de comer, inicia un intenso dialogo entre Jesús y Pedro. ¿Como sería “la mirada de Jesús a Pedro”?

Al principio del Evangelio de Juan, explicó, cuando el hermano Andrés va donde su hermano Pedro y le dice: “Hemos encontrado al Mesías”, hay una mirada de entusiasmo. Jesús fija la mirada en él y dice: “Tu eres Simón, hijo de Jonás. Te llamarás Pedro”: “Es la primera mirada, la mirada de la misión”. Está, por tanto, “la primera mirada: la vocación y un primer anuncio de la misión”. “Y ¿cómo está el alma de Pedro en esa primera mirada? – se pregunta el Pontífice - Entusiasta. El primer momento de ir con el Señor”.

Después, el Papa dirige la mirada adelante a la noche dramática del Jueves Santo, cuando Pedro reniega de Jesús tres veces: “Lo perdió todo. Perdió su amor” y cuando el Señor cruza su mirada, llora.

“El Evangelio de Lucas dice: ‘Y Pedro lloró amargamente’. Ese entusiasmo de seguir a Jesús se convirtió en llanto, porque ha pecado: ha renegado de Jesús. Esa mirada cambia el corazón de Pedro, más que antes. El primer cambio es el cambio de nombre y también de vocación. Esta segunda mirada es una mirada que cambia el corazón y es un cambio de conversión al amor”.

Después, añadió, está la mirada del encuentro después de la Resurrección. “Sabemos que Jesús encontró a Pedro, dice el Evangelio, pero – observó el Papa – no sabemos lo que dijeron”.

La del evangelio de hoy “es una tercera mirada: la mirada es la confirmación de la misión, pero también la mirada en la que Jesús pide confirmación del amor de Pedro. Y por tres veces el Señor pide a Pedro la “manifestación de su amor” y le exhorta a apacentar a sus ovejas. A la tercera pregunta, Pedro “se quedó dolorido, casi llora”.

"Dolido porque por tercera vez le preguntaba ‘¿Me quieres?’. Y le dice: ‘Señor, Tu lo sabes todo. Tu sabes que Te quiero’. Responde Jesús: ‘Apacienta a mis ovejas’. Esta es la tercera mirada, la mirada de la misión. La primera, la mirada de la elección, con el entusiasmo de seguir a Jesús; la segunda, la mirada del arrepentimiento en el momento de ese pecado tan grave de renegar de Jesús; la tercera mirada es la mirada de la misión: ‘Apacienta a mis corderos’; ‘Apacienta a mis ovejas’; ‘Apacienta a mis ovejas’”.

Pero, “no acaba aquí”. “Jesús va más adelante” y a Pedro le dice: “Tu haces todo esto por amor, ¿y después? ¿Serás coronado rey? No”. Jesús predice a Pedro que él también deberá seguirlo en el camino de la Cruz.

Podemos pensar: ¿cuál es la mirada de Jesús sobre mi?
¿Como me mira Jesús? 
¿Con una llamada? 
¿Con un perdón? 
¿Con una misión? 
En el camino que Él hizo todos nosotros estamos bajo la mirada de Jesús. Él nos mira siempre con amor. Nos pide algo, nos perdona algo y nos da una misión. 
Ahora Jesús viene al altar. Que cada uno piense: ‘Señor, Tu estás aquí, entre nosotros. Fija Tu mirada sobre mi y dime qué debo hacer; cómo debo llorar mis errores, mis pecados; con qué valor debo seguir adelante en el camino que Tu hiciste primero”.

En este día, nos hará bien releer este diálogo con el Señor y pensar “en la mirada de Jesús sobre mí”.

sources: RADIO VATICANO

miércoles, 20 de mayo de 2015

Bar católico

Los bares existen en muchas partes del mundo y hay para todos los gustos. Ahora, en la ciudad francesa de Lille un grupo de católicos acaba de inaugurar “Le Comptoir de Cana” (La Barra de Caná), un lugar fuera de lo común que desde hace tres semanas presenta una interesante propuesta para evangelizar a los que están alejados de Dios.

Se requirieron dos años para obtener los fondos económicos y diseñar Le Comptoir de Cana, que está estratégicamente ubicado en una zona concurrida donde hay varios restaurantes y bares. “Nosotros dejamos entrar a todo tipo de gente. Sean cristianos o no, jóvenes o ancianos. Además, respetamos la ley que no permite la entrada a menores de 18 años”, declaró Régis Héaulme en diálogo telefónico con ACI Prensa.

Aunque no hay un límite para el consumo de alcohol, el personal del bar siempre está atento al comportamiento de los clientes. “La gente respeta el hecho de que sea un bar católico y por eso no se emborracha. Pero si sucediera en alguna ocasión, los mozos y los voluntarios llevarán afuera a la persona que esté ebria”, indicó.

El responsable también dijo que los clientes no solo consumen bebidas alcohólicas. Algunos optan por tomar un café o una soda. “La gente viene al bar principalmente para conversar”, explicó.

Los empleados trabajan a tiempo completo y hay un grupo de 12 voluntarios que se dedican a evangelizar. Estos jóvenes acogen a las personas que llegan al local para conversar y compartir con ellos que Jesús es la auténtica esperanza.


“El símbolo del bar es una boca roja que evoca a un lugar donde uno puede saborear las cosas buenas y también cambiar de vida”, dijo Héaulme, al periódico L´Orient le jour. Sobre el nombre explicó que hace referencia al milagro narrado en los Evangelios que hizo Jesús en las Bodas de Caná al convertir seis tinajas de agua en buen vino.

Sobre la barra hay varias tazas de café colgando como si fueran uvas en la parra que se usan para una costumbre llamada “caffè sospeso” (café “suspendido”) que proviene de Nápoles (Italia). Consiste en pedir dos cafés: uno para quien lo solicita y otro para alguien en problemas. Esta tradición fomenta la hermandad y permite un mejor acercamiento a la persona.

El ambiente del bar contiene elementos que hablan de forma clara de la fe: la clave de acceso para el Internet inalámbrico (wifi) es “DeoGratias” (Gracias a Dios); en uno de los pizarrones sobre la barra hay una cita bíblica: “Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”; el apodo de las licoreras es “La Madonna” (La Virgen). También entre las botellas de cerveza el cliente encontrará una miniatura del Papa Francisco en su papamóvil.

Héaulme narró también a ACI Prensa que “la idea de crear un bar católico surgió del grupo de jóvenes de la parroquia de Lille”, un proyecto que tuvo el apoyo del Arzobispo que además bendijo el lugar en la inauguración el 18 de marzo.

“Los dueños del bar han querido romper con la imagen tradicional de la Iglesia Católica y han establecido una nueva forma de vivir el Evangelio, incluso si ahora tienen que cambiar el agua por cerveza”, dijo al diario L´Orient le jour Sylvain, un joven cliente del establecimiento.

Más información: https://www.facebook.com/lecomptoirdecana?fref=ts  

martes, 19 de mayo de 2015

Si... pero


Si lo deseo…pero no es el momento…
Me llama…aunque no me siento preparado…
Si yo quiero seguirte…pero es que…
El tiempo pasa, se te escapan oportunidades, hay opciones que no te van a estar esperando toda la vida. Hablamos de decisiones importantes y también de lo pequeño y cotidiano; cuando se trata de dar pasos puedo sentir miedo hacia lo nuevo y desconocido; y es que el sueño de Dios para mi vida no es una llamada a lo estático e inamovible.
Y podemos poner barreras a lo que Dios propone, acallar los gritos que nos salen desde dentro y vivir sin poner los medios para construir una vida con sentido. ¿Es así cómo quieres crecer y caminar?
Si lo deseo…ayúdame a dar pasos…
Si me llamas…dame gracia porque sólo no puedo…
Si quieres que te siga…aquí estoy Señor…

domingo, 17 de mayo de 2015

Estoy acompañado en la más profunda soledad


Existe una soledad no elegida que no hace ningún bien a quien la padece. Una soledad que deshumaniza porque ningún oído te escucha y nadie se acuerda de ti.

Existe, también, quien no puede estar a solas. Precisa estar conectado, compartirlo todo inmediatamente, que se sepa qué hago, cómo me siento o dónde estoy en cada momento.

Muy adentro, en el fondo de la persona, es donde Ignacio descubre que "el mismo Criador y Señor" se comunica "a la su ánima abrazándola en su amor". Se abre la puerta para buscar un tiempo de silencio total.

Solo. Sin nadie. Sin cosas. Con toda la atención puesta en ello. Quizás, entonces, descubra que, en realidad, estoy acompañado en plena soledad.

¿Te animas a hacer o renovar a fondo este descubrimiento?

sábado, 16 de mayo de 2015

Primera piedra para el Manto a la Virgen

Ya hace tiempo que deseamos agradeceros de corazón a todos aquellos que con su generosa ayuda y colaboración nos ayudan a llevar adelante el manto a la Virgen en nuestro parque. 
Es gracias a estos y a la dedicación de nuestros voluntarios que este proyecto puede ir saliendo adelante, para veneración de nuestra Madre del cielo. 


Los pilares ya tallados, hoy se ha comenzado el traslado de las piezas de nuestro garaje, al lugar donde se elevará el oratorio.

A medida que avanzamos vamos encontrando las sorpresas que surgen en toda obra de consistencia: necesidad de nuevos materiales, piedras que no han sido bien calculadas, lo cual va elevando aún el coste, pero no disminuye el entusiasmo y deseo de dar gloria a María.
Aún así no nos podemos quejar, pues la ayuda que nos brindáis va siendo más o menos proporcional a los gastos que se van acumulando.

Al día de hoy hemos recibido  7825€ de ayuda y los gastos han subido a 8130,50€. 
Prevemos que finalmente llegaremos casi a los 10.000€ de gastos en total.
Conscientes que hay muchas otras necesidades importantes en nuestro entorno, y que la crisis no perdona a nadie, seguimos contando con la generosidad según las posibilidades, de todos aquellos que quieren colaborar para llevar a buen fin este lugar de culto comenzado.

Os recordamos que hemos cambiado de banco, y que ahora podéis hacer vuestras aportaciones a la cuenta 0081-0028-64-0001419750 explicitando el concepto: manto a la Virgen. 
Os agradecemos de corazón la fidelidad y generosidad que nos manifestáis de múltiples formas y os aseguramos a cada uno y a vuestras familias de nuestra más sincera oración ante nuestra Madre

viernes, 15 de mayo de 2015

“Lo que me preocupa es la indiferencia”

En este momento, a esta hora. Cada minuto. Todos los días. Nos horrorice más o menos, en este instante hay 38 millones de personas en el mundo -casi la población de España- que está huyendo. 38 millones de personas perseguidas en todo el mundo y la progresión es escalofriante porque cada año son más. Sólo en Irak y sólo el año pasado: más de 2’2 millones de personas se vieron forzadas a abandonar su casa. Pero hay personas que contagian esperanza con su ejemplo. Personas que no huyen, que se quedan para aliviar la pena, la fatiga, el miedo y la falta de esperanza de quienes tienen que salir corriendo. Gente admirable. Una de ellas es el padre Douglas Bazi, el párroco de San Elías, Erbil, en el Kurdistán Iraquí.
Al padre Douglas le lanzaron cinco morteros mientras celebraba misa. Más tarde le dinamitaron la iglesia. Otro día le pegaron dos tiros en la pierna. Lo intentaron matar dos veces con bombas. Y finalmente lo secuestraron. Estuvo 9 largos días sin comida y sin agua. Le rompieron varias costillas. También la nariz. Le reventaron la boca con un martillo.

Durante el día sus secuestradores le pedían consejo sobre sus problemas personales, también les hacía de consejero espiritual, por la noche le torturaban. “Llegó un momento que pensé: bien mirado, morir por Cristo no es una mala manera de morir”. “Los rosarios más bonitos de mi vida fueron aquellos que rezaba con las cadenas con las que me ataron mis secuestradores”.

Ahora ha acudido a España para ofrecer su testimonio con motivo de la Jornada de Oración por los Cristianos Perseguidos, que se celebra promovida por Ayuda a la Iglesia Necesitada, y ha aprovechado para lanzar un grito de auxilio: “Estamos muriendo”.

Asegura que no le preocupa que Occidente se olvide de los cristianos perseguidos, “lo que me preocupa es la indiferencia”. Este sacerdote cuenta la decepción de los cristianos iraquíes ante la falta de reacción de Occidente, que no es consciente del peligro que supone el Estado Islámico. “La próxima generación del Estado Islámico llegará aquí porque los protegéis con la ley. Estáis acogiendo a gente mala. Lo que me horroriza es que vuestros hijos están en peligro. Tendrán problemas, sufrirán por el islam o serán islam”, advierte el Padre Douglas.

“No me sorprendió que me secuestraran, lo que sí me sorprende es seguir vivo”. Así de contundente se expresa el Párroco de la iglesia de San Elías en Erbil (Irak) a quien un día, después de celebrar la misa y de camino a casa de unos amigos dos coche le cortaron el paso para secuestrarlo. “Mi primer pensamiento fue: ‘Este es mi fin, me van a matar’”, recuerda el P. Douglas.

Le vendaron los ojos y le amenazaron con dispararle inmediatamente si veía a sus secuestradores. Lo metieron en el maletero de un coche y lo llevaron a una casa donde estuvo encerrado durante nueve días. “Sangraba muchísimo porque me habían dado muchos golpes en la cara con un martillo y con las rodillas”, relata.

“Me pusieron unas cadenas y unos grilletes. Allí pasé nueve días horribles”, recuerda y destaca que lo único que le consolaba en ese tiempo era rezar el rosario.

En ese tiempo, relata, pudo rezar los mejores rosarios de su vida con la ayuda de las cadenas, con los eslabones con los que lo tenían sujetado los secuestradores a los que aconsejaba durante el día y que lo torturaban por las noches. Nueve días en total en los que no recibió comida ni agua.

El secuestro fue sólo uno de los innumerables ataques que ha recibido porque además los grupos radicales lanzaron varios morteros mientras que él celebraba la misa. En otra ocasión pusieron una bomba en su parroquia y también le dispararon en la pierna.

“Nuestra comunidad se basa en cuatro puntos: Jesús, el Papa, el Obispo y el sacerdote. Por eso, cuando quieren atacar comienzan por el sacerdote porque así atacan la base”, asegura.

Además precisa que “en los últimos 100 años mi pueblo ha sufrido ocho olas de violencia contra ellos. En cuatro ocasiones se han visto forzados a salir bien del país o de la ciudad”, indica.

Según explica, los musulmanes radicales “no aceptan ningún grupo educado y los cristianos somos de los últimos grupos que quedan así”.

“El problema de Oriente Medio no es que se lucha por el petróleo, sino (musulmanes) sunitas y chiitas que pelean por el territorio. Eso es lo único que les importa”, señala.

Ante una situación tan dramática, el P. Douglas tiene muy claro que “nadie puede vivir eternamente en una caravana y menos familias enteras en habitaciones de pocos metros”. Por eso pide que se le ayude en la construcción o reubicación de los refugiados.

Además insiste en que uno de los puntos más importantes para salir adelante es crear oportunidades culturales entre los jóvenes: “Pertenezco a un país con más de 6000 años de civilización pero ahora no tenemos cultura, necesitamos educación, escuelas. Además es muy importante ver cómo ayudaremos en el futuro a nuestra gente cuando saquen el trauma que tienen dentro”.

“Muchos no quieren dejar el país. Nosotros estamos orgullosos de ser iraquíes y también de nuestra fe aunque Irak no lo esté orgulloso de que seamos parte del país”.
Cope.es

miércoles, 13 de mayo de 2015

Haciendo historia


  Era el 13 de mayo de 1981, San Juan Pablo II en el papamóvil recorría la Plaza de San Pedro, saludando y bendiciendo a los fieles. De pronto el turco Alí Agca sacó un arma y disparó contra el Papa peregrino que cayó gravemente herido. Este atentado no acabó con su vida porque una “mano materna” intervino.
  Mientras San Juan Pablo II se recuperaba en el hospital pidió toda la documentación sobre la Virgen de Fátima. Más adelante el Pontífice empezó a trabajar para cumplir el segundo secreto de la Virgen, en el que la Madre de Dios pedía que se consagrase Rusia a su Inmaculado Corazón.
  Una imagen de Nuestra Señora de Fátima le fue llevada al Papa en Castel Gandolfo y el Santo pidió que se construyera en Polonia una pequeña iglesia en la frontera con la Unión Soviética, donde fue colocada la imagen mirando hacia Rusia.
  Un año después del atentado, el 13 de mayo de 1982, Juan Pablo II viajó por primera vez a Fátima para "agradecer a la Virgen su intervención para la salvación de mi vida y el restablecimiento de mi salud".
  Un año más tarde, Juan Pablo II formalizó su devoción y agradecimiento a la Virgen donando al Santuario de Fátima la bala que le extrajeron, la misma que está engarzada en la aureola de la corona de la imagen mariana que preside el santuario.

  El 8 de diciembre de 1983 San Juan Pablo II envió una carta a los obispos del mundo, incluyendo ortodoxos, expresándoles sus intenciones de consagrar Rusia al Corazón de María y les añadió la oración especial para que ellos hicieran lo mismo en sus diócesis.
  Días después, el Papa visitó en la cárcel a Alí Agca, quien le habló de Fátima: "¿Por qué no murió? Yo sé que apunté el arma como debía y sé que la bala era devastadora y mortal. ¿Por qué entonces no murió? ¿Por qué todos hablan de Fátima?"
  El 25 de marzo de 1984, Fiesta de la Anunciación, el Pontífice consagró todos los hombres y pueblos, incluida Rusia, a María Santísima y en unión espiritual con los obispos del mundo. Luego Sor Lucía, la tercera vidente, confirmó que esta consagración “ha sido hecha tal como Nuestra Señora había pedido”.
  En el 2000 San Juan Pablo II viajó a Fátima y el 13 de mayo beatificó a los otros dos videntes de la Virgen, Francisco y Jacinta Marto. Luego se anunció la publicación de la “tercera parte” del secreto de Fátima que se efectuó el 26 de junio de ese año.
  El entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, hizo un comentario teológico a este secreto revelado en el que se veía a un Obispo vestido de blanco y que es muerto ante una cruz.
  “¿No podía el Santo Padre, cuando después del atentado del 13 de mayo de 1981 se hizo llevar el texto de la tercera parte del ‘secreto’, reconocer en él su propio destino? Había estado muy cerca de las puertas de la muerte y él mismo explicó el haberse salvado, con las siguientes palabras: ‘...fue una mano materna a guiar la trayectoria de la bala y el Papa agonizante se paró en el umbral de la muerte’ (13 de mayo de 1994)”, destacó el Cardenal.
  “Que una ‘mano materna’ haya desviado la bala mortal muestra sólo una vez más que no existe un destino inmutable, que la fe y la oración son poderosas, que pueden influir en la historia y, que al final, la oración es más fuerte que las balas, la fe más potente que las divisiones”, enfatizó.
Aciprensa

martes, 12 de mayo de 2015

Una foto para meditar:


Se oye hablar mucho de los malos sacerdotes, de las monjas que no dan buen ejemplo. No debemos negar que existan casos pero tampoco generalizar cuando la realidad es mayoritariamente distinta.

Miles de hombres y mujeres consagrados a Dios dan su vida todos los días sirviendo en silencio, en lo oculto, lejos de las cámaras... y de la prensa. 

Supe que hace unos días en Francia el gobierno pidió quitar una estatua de san Juan Pablo II que porque hería la sensibilidad de un estado laico. 
Digo esto porque me llama la atención que cuando una persona tiene alguna necesidad va más bien a la Iglesia y no a la sede de los partidos políticos que impulsan ese tipo de medidas. Qué cosas. Y seguro que si un día uno de esos políticos necesitara ayuda la iglesia, un buen sacerdote o monja, jamás le va a cerrar las puertas.

Jorge Enrique Mújica, LC

domingo, 10 de mayo de 2015

Declaración de amor


  

  El evangelio cuando es un discurso de Jesús donde nos dice un montón de cosas profundas, nos deja un poco “fríos”, “indiferentes”, nos supera, no podemos alcanzar, asumir, todo lo que nos dice. 
  Para que su palabra nos entusiasme, nos abrase los corazones, nos toque, es preciso acercarse a la palabra con calma, con paz, con tiempo, pensando que Jesús me habla a mí. Vamos a hacerlo. Comentaré una a una las frases de Jesús bajo esta perspectiva: me lo está diciendo a mí, te lo está diciendo a ti.
  “Como el Padre me ha amado, así os he amado yo”. Hoy, aunque no sea el día de los enamorados, ¡¡Jesús te declara su amor!!… a ti... te dice “yo te amo, Alba, Ramón,…”, piensa en ello, siéntete amado por Él. Siéntete que te mira con un amor inmenso. Porque su amor no es un amor cualquiera; te ama como el Padre le ama a Él, ¡increíble! ¿Le agradecemos su amor? ¿Nos creemos que nos ama?
 “Permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor”.

 Un aclaración: la palabra mandamiento en catalán/castellano suena fuerte, imperativa, en hebreo la palabra se traduciría por los consejos que el padre da al hijo para que ande bien, por el camino de la vida. Es una palabra muy amable, cercana,... En catalán/castellano, la traducción no es demasiado buena. Cuando nos hablan de mandamientos pensamos en los diez mandamientos, pero, Jesús habla de sus mandamientos “si guardáis mis mandamientos”. O habla de los mandamientos de su Padre hacia Él. No se está refiriendo a los diez mandamientos. Se está refiriendo a todos los consejos que nos ha ido dando en su vida pública, pensemos que estamos en el discurso de despedida.
  Por tanto, Jesús te ha dado unos consejos porque te ama, porque quiere tu bien, y desea que andes con alegría por el camino de la vida... Hay consejos que te cuestan, pídele fuerzas. Hay consejos que te dan mucha luz, agradéceselo. Todos los consejos te encaminan por el camino del amor. Sólo amando serás feliz... 
 “Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud”. 
  La finalidad de todo; tu gozo, alegría, felicidad, sea completa. ¡Qué bonito! Y dos cosas más: Jesús se siente lleno de alegría, no es un hombre triste, serio y distante, sino que se siente lleno de alegría. Y desea compartirla “para que mi alegría esté en vosotros”. Te lo dice a ti “para que mi alegría esté en ti Alba, Ramón, Miguel,...”
  Pide al Señor participar más plenamente de esta alegría... Explícale porque ahora no estás demasiado bien, que deseas que su alegría te inunde, o dale gracias porque su alegría habita en tu corazón... 
  “Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. Esto de entrada parece imposible: ¡¡amar como Él!! Él es Dios, Él ama con la fuerza de Dios. ¡Él llega a dar la vida! Pero, Él mismo nos dice “que os améis unos a otros como yo os he amado“. La imagen que Jesús nos daba domingo pasado, nos ilumina esta cuestión: si Él es la vid y nosotros los sarmientos, quiere decir que su vida vivifica nuestras vidas, que su amor, vivifica nuestras personas, y esto nos permite amar como Él. Te lo dice a ti: “ama como yo”.
  ¿A quién te cuesta amar?...,... Pide a Jesús fuerzas para amarla... Porque si Jesús la ama, tú has de poder amarla también.
  ¿Qué obstáculo hay en ti, para amar más?... pídele que te lo quite...
  “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer”. En nuestra vida, cuando alguien nos ha dicho: “eres mi amigo”, “valoro mucho tu amistad”, nosotros nos hemos sentido dichosos, felices. Pues, hoy, Jesús te declara su amistad, y te dice “amigo mío”, Jesús, el Hijo de Dios, te dice “amigo mío”. Hemos de entrar por esta puerta que nos abre el Señor. 
  “No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido”. Él te ha escogido... ser cristiano no es sólo una decisión tuya... Él te ha escogido... ¡piensa en ello!

  “y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure”. Tienes una misión... pregúntale ¿cuál es mi misión? Visito gente mayor y muchas veces, indirectamente, me están diciendo: ya no tengo misión, ya puedo morir. ¡Es falso! Es un pensamiento que viene del mal espíritu. Siempre tenemos una misión, en cada momento de nuestra vida. Hoy Jesús te dice: “te he confiado una misión”.
  “De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé”. ¡¡Increíbles palabras!!, pero más increíble es que en este discurso de despedida ha dicho hasta cinco veces, esta misma expresión (Jn 14,13. Jn 14,14. Jn 15,7. Jn 15,16. Jn 16,23.). ¡Cinco veces! Jesús nos abre una puerta, pero no la cruzaos porque en el fondo tenemos poca fe.
  Que nos acerquemos más a la Palabra de Dios, descubrir su riqueza y entenderla como una palabra que se dirige a cada uno de modo personal.
Francesc Jordana



sábado, 9 de mayo de 2015

Madre de Misericordia


Ninguno como María ha conocido la profundidad el misterio de Dios hecho hombre. Todo en su vida fue plasmado por la presencia de la misericordia hecha carne. La Madre del Crucificado Resucitado entró en el santuario de la misericordia divina porque participó íntimamente en el misterio de su amor.

Elegida para ser la Madre del Hijo de Dios, María estuvo preparada desde siempre para ser Arca de la Alianza entre Dios y los hombres. Custodió en su corazón la divina misericordia en perfecta sintonía con su Hijo Jesús. Su canto de alabanza, en el umbral de la casa de Isabel, estuvo dedicado a la misericordia que se extiende “de generación en generación” (Lc 1,50). También nosotros estábamos presentes en aquellas palabras proféticas de la Virgen María. Esto nos servirá de consolación y de apoyo para experimentar los frutos de la misericordia divina.