viernes, 30 de agosto de 2013

Ejercicios Espirituales: testimonios


  El mes de agosto va terminando,y el ritmo ha sido intenso entre las tandas de Ejercicios y el campo de trabajo con los jóvenes.
  Actualmente dos hombres realizan la experiencia de oración y discerimiento propia de los Ejercicios ignacianos. Ejercicios que hemos podido ofrecer gracias a la colaboración de un sacerdote secular, Mossén Joaquim Fluriach.
   Pero no hemos compartido aún los testimonios de la tanda de Ejercicios que acompañamos a primeros de mes con el P Pedro Cura y en la que participaron 18 personas de lo más variadas en cuanto procedencia, formación, edad... He aquí lo que algunos de ellos nos compartieron:
- Siento una gran alegría, y la convicción de que yo sola no puedo nada sin el el Señor.
- Estoy aquí porque, a pesar de toda apariencia en la vida con el Señor no hay nada casual.
El Pastor cuida a sus ovejas.
- Siempre que vengo a los Ejercicios descubro una nueva dimensión de Cristo, y voy creciendo en el amor a Dios. Me doy cuenta de que los Ejercicios emiezan ahora.
- Tenía una gran necesidad de silencio, de estar con el Señor. Me voy muy contenta.
- Me voy con todo revuelto, con muchas inquietudes muy positivas. Me he encontrado muy bien aquí estos días.
- Vine con miedo, incertidumbre. Me voy super llena. Necesito mucha oración. Espero que el Señor me ayude a mantener mi plan de vida.
- Vine para dar gracias al Señor porque me sanó de una enfermedad.
- Sobre todo me llevo la convicción de que "Dios es más fuerte" y nos quiere un montón.
- Hace poco más de un año que camino en la fe, desde que me confirmé. Estos días han supuesto una consolidación en esa fe. He sentido con confianza que El está conmigo hasta el final.
- Feliz de haber saboreado el silencio que estaba necesitando. El Señor me trajo al desierto y me ha hablado al corazón. Consolación y desolción me afianzaros en l convicción que he de mantener mi oración cotidiana.
- He visto a Jesús en cada uno de ustedes sin prejuicio. Me voy con deseo de amar más a mis hijos.
- Voy con la convicción de que hay que dejarse amar por Dios. me ha gustado mucho la frase "Dios es más fuerte", a la cual añado que "los Ejercicios nos hacen más fuertes"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

A la hora de expresarse tengamos en cuenta la ley de la Caridad