¡¡QUE NO NOS PASE LO MISMO A NOSOTROS...!!



Tres ideas a partir de este evangelio.

PRIMERA
Así como ponemos el foco en Jesús para pensar como él, sentir como él, y actuar como él. Así también hemos de ponerlo en los fariseos, y descubrir qué es lo que hacen, para alejarnos lo más posible de su manera de hacer. Por eso, quisiera comenzar poniendo el foco sobre la actitud de los fariseos:

.   Planean en contra de Jesús.
.   Se juntan con los herodianos (antagónicos en otras cosas)        para pensar una pregunta-trampa.
.   Fingen aprecio por Jesús y hacen la pregunta.

En resumen, los fariseos no buscan la verdad, quieren reafirmarse en sus prejuicios. Están cerrados. Quieren una respuesta para comprometer a Jesús. Ante Jesús que ha hablado como nadie lo había hecho nunca. Ante Jesús que ha hecho milagros impensables. Ante Jesús que ha convocado multitudes, millares de personas. Tendrían que tener la actitud de descubrir la verdad que hay en él. Nada de esto, sino reafirmación en sus prejuicios, cerrazón a toda novedad, vamos a cogerlo en una respuesta comprometedora.
¡¡Que no nos pase lo mismo a nosotros...!! No nos agarremos a nuestros prejuicios, a nuestras costumbres, a lo que hemos hecho siempre, no nos cerremos a la novedad. Como hacen los fariseos. Permanezcamos abiertos a descubrir la verdad de Jesús en nuestras vidas. Dejémonos siempre interpelar por su palabra, siempre nueva, que siempre llama a avanzar.

Si no vigilamos podemos acabar teniendo actitudes parecidas a las de los fariseos... Cerrados en nuestras rutinas, incapaces de acoger la palabra de Dios, siempre nueva.

SEGUNDA      
La respuesta de Jesús (“Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios”), ha hecho mucho bien a lo largo de la historia de la Iglesia y es un texto que ha influido mucho en la configuración de las sociedades accidentales que actualmente tenemos. En este texto Jesús mismo propone una separación del poder político y del poder religioso.

Por eso, cuando hay sacerdotes que hacen una adhesión pública a una opción política concreta se están equivocando. Nosotros, a título personal podemos pensar lo que queramos, pero, públicamente hemos de mantener una cuidadosa neutralidad. Somos pastores de todos. Peor es cuando buscamos o promovemos una articulación entre la fe cristiana y una opción política concreta. Estaríamos rompiendo la autonomía de las realidades temporales que propone el Vaticano II. Otra cosa es defender los derechos humanos, o denunciar las injusticias que se cometen... Esto casi podríamos decir que estamos obligados a hacerlo... porque esto no implica una opción política concreta...

En los estados islámicos esta separación no se da: el poder político y el poder religioso es uno, no hay separación. No hay políticos, hay imanes, todo viene determinado por la religión. No hay libertad religiosa, ni política.

TERCERA         
Y acabo analizando la frase de Jesús: “Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Y yo me pregunto... ¿qué es de Dios? Hemos de dar a Dios aquello que es de Dios... ¿qué es de Dios?

Tal y como dice Jesús, la moneda es del César, porque lleva la imagen del César. Pero, nosotros llevamos  otra imagen, ¿cuál? La de Dios. Hechos a imagen y semejanza de Dios. Vuelvo a preguntar: ¿Qué es de Dios? ¡¡Nosotros somos de Dios!! Nosotros somos de Dios... Dar a Dios aquello que es de Dios. No será que nos hemos de dar a Dios... Nosotros mismos, libremente, no como quien paga un tributo, nos hemos de dar a Dios.

Nos hemos de dar a Dios porque somos de Dios... No nos pertenecemos... Somos de Dios. Llevamos su imagen en nosotros... Marcados por él, en el bautismo.

Estamos en el mundo, formamos parte del mundo, son las cosas del César. Y es bueno, y es legítimo. Es así y no podemos hacer nada...

Entonces, ¿Qué nos está diciendo Jesús con la frase “Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”? Dios está reclamando su parte... Estamos en el mundo, sí, pero, demasiadas veces vamos detrás de las cosas del César, de las cosas del mundo, de manera que olvidamos de quién somos... olvidamos lo que comporta ser de Dios... Olvidamos a Dios...

En la oración personal semanal, pensemos...

Francesc Jordana








Comentarios

Entradas populares de este blog

LA ORACIÓN DE ABRAHAM

ORACION POR LOS HOMBRES

Con olor a oveja