Creado por Kjpargeter - Freepik.com
Jesús siempre buscaba espacios personales
para conectar con el Padre,
espacios de desierto, soledad, silencio,
dónde volver a lo esencial.

En Jesús hay siempre una invitación a abrirse,
a dejarse hacer por el Espíritu
Y convertirse al evangelio.

Pido a Jesús que vaya disponiendo mi corazón
para éste encuentro personal con Él,
con su Padre, con el Espíritu Santo.

"Espíritu Santo, tu que me aclaras todo,
que iluminas todos los caminos para que yo alcance mi ideal.
Quiero pedirte en este corto diálogo agradecerte por todo
y pedirte que prepares mi corazón
para vivir estos días de intimidad contigo. Amén"

Comentarios

Entradas populares de este blog

PAPA FRANCISCO, QUE DESILUSIÓN

ORACION POR LOS HOMBRES

LA ORACIÓN DE ABRAHAM