lunes, 30 de septiembre de 2013

Próximas promociones

  Y concluímos los Ejercicios de nuestro artista y nuestro médico con sus familias, y compartiendo juntos la alegría de la fe
He aquí algunas de los testimonios que nos dejaron
-Estaba descentrado y estos Ejercicios me han servido para entrenarme espiritualmente. Me han fortalecido el espíritu y espero que me sirvan en la vuelta a "la selva" de lo cotidiano.
- Vivía de rentas espiritualmente. Me había acomodado a un tipo de oración rutinaria. Estos Ejercicios me han ayudado a gustar y saborear. En la última meditación he comprendido que debía para más en mi vida. Hemos realizado un "triatlon", descubriendo una dimensión más contemplativa para gustar el amor de Dios. También la lectura del Kempis me ha ayudado a descubrir y gustar mucho ekl amor infinito de Dios.
¿Y VOSOTROS?
No os perdáis este encuentro que dará la felicidad a vuestra vida
   Aprovecho para encomendar a todos la sesión que hoy comenzamos en Chabeuil (FR) un gran número de profesas Cooperatrices: días de oración y discernimiento comunitario para vivir más plenamente en medio de tantos límites de número, y fuerzas vivas nuestras hermosa vocación, nuestra entrega total a Dios y al Reino
 ¡Contamos con vuestro apoyo!!!!

domingo, 29 de septiembre de 2013

En la fiesta de los Arcángeles

   Sí, aunque prevalezca el domingo, hoy  celebramos la fiesta de los tres Arcángeles que nombra la Sagrada Escritura.
   Y celebramos esta gran fiesta clausurando una tanda de Ejercicios muy especial, en la que los beneficiarios de este encuentro íntimo con el Señor no quedan defraudados y testimonian de un gran gozo y de un deseo de testimoniar el inmenso amor de Cristo con toda su vida, allí donde el Señor les llama.
  Les confiamos a la protección de los arcángeles, sabiendo que la palabra Arcángel proviene de dos palabras. Arc = el principal. Y ángel. O sea "principal entre los ángeles. Arcángel es como un jefe de los ángeles.
San Miguel.Este nombre significa: "¿Quién como Dios? O: "Nadie es como Dios".
A San Miguel lo nombre tres veces la S. Biblia. Primero en el capítulo 12 del libro de Daniel a donde se dice: "Al final de los tiempos aparecerá Miguel, al gran Príncipe que defiende a los hijos del pueblo de Dios. Y entonces los muertos resucitarán. Los que hicieron el bien, para la Vida Eterna, y los que hicieron el mal, para el horror eterno".
En el capítulo 12 del Libro del Apocalipsis se cuenta lo siguiente: "Hubo una gran batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles combatieron contra Satanás y los suyos, que fueron derrotados, y no hubo lugar para ellos en el cielo, y fue arrojada la Serpiente antigua, el diablo, el seductor del mundo. Ay de la tierra y del mar, porque el diablo ha bajado a vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo".
En la Carta de San Judas Tadeo se dice: "El Arcángel San Miguel cuando se le enfrentó al diablo le dijo: ‘Que te castigue el Señor’".
Por eso a San Miguel lo pintan atacando a la serpiente infernal.
La Iglesia Católica ha tenido siempre una gran devoción al Arcángel San Miguel, especialmente para pedirle que nos libre de los ataques del demonio y de los espíritus infernales. Y él cuando lo invocamos llega a defendernos, con el gran poder que Dios le ha concedido. Muchos creen que él sea el jefe de los ejércitos celestiales.
San Gabriel. Su nombre significa: "Dios es mi protector".
Se le nombra varias veces en la S. Biblia. Él fue el que le anunció al profeta Daniel el tiempo en el que iba a llegar el Redentor. Dice así el profeta: "Se me apareció Gabriel de parte de Dios y me dijo: dentro de setenta semanas de años (o sea 490 años) aparecerá el Santo de los Santos" (Dan. 9).
Al Arcángel San Gabriel se le confió la misión más alta que jamás se le haya confiado a criatura alguna: anunciar la encarnación del Hijo de Dios. Por eso se le venera mucho desde la antigüedad.
Su carta de presentación cuando se le apareció a Zacarías para anunciarle que iba a tener por hijo a Juan Bautista fue esta: "Yo soy Gabriel, el que está en la presencia de Dios" (Luc. 1, 19).
San Lucas dice: "Fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, a una virgen llamada María, y llegando junto a ella, le dijo: ‘Salve María, llena de gracia, el Señor está contigo’. Ella se turbó al oír aquel saludo, pero el ángel le dijo: ‘No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios. Vas a concebir un hijo a quien pondrás por nombre Jesús. Él será Hijo del Altísimo y su Reino no tendrá fin’".
San Gabriel es el patrono de las comunicaciones y de los comunicadores, porque trajo al mundo la más bella noticia: que el Hijo de Dios se hacía hombre.
San Rafael. 
Su nombre significa: "Medicina de Dios".
Fue el arcángel enviado por Dios para quitarle la ceguera a Tobías y acompañar al hijo de éste en un larguísimo y peligroso viaje y conseguirle una santa esposa.
San Rafael es muy invocado para alejar enfermedades y lograr terminar felizmente los viajes.

No olvidemos de invocarlos. Ellos está a nuestro servicio según voluntad amorosa de Dios

sábado, 28 de septiembre de 2013

Abre mi oído María

Que sepa escuchar el lenguaje del silencio
Que sepa escuchar la Palabra de Jesús
Que sepa distinguir, en el ruido del mundo,
el susurro de Dios. 
ABRE MI OÍDO, MARIA
Para que como Tú
me abra sin reservas a Dios
Pueda contemplarle haciendo su voluntad
y servirle con corazón sincero
ABRE MI OÍDO, MARIA
Que sea sensible a lo que Jesús me pide
Que no viva de espaldas a lo que Dios me ofrece
Que perciba el soplo del Espíritu Santo
ABRE MI OÍDO, MARIA
Y no sea insensible a la voz de Dios
Y no sea duro al clamor humano
Y no sea sordo al eco del Evangelio
ABRE MI OÍDO, MARIA
Para que, cuando me hable Dios,
le diga sinceramente lo que pienso
Para que, cuando me hable Cristo,
me ponga con El, en camino
Para que, cuando irrumpa el Espíritu,
me deje arrastrar por su fuerza poderosa
ABRE MI OÍDO, MARIA
Para que, cuando en el final de mis días,
Dios me llame, pueda contestarle:
reconozco tu voz, voy corriendo, Señor¡
Amén

viernes, 27 de septiembre de 2013

"Un cristiano antes que murmurar debe morderse la lengua"

 
En el Credo profesamos la fe en "la Iglesia, que es una". En efecto, la Iglesia es única, aunque esté esparcida por todo el mundo y haya muchas diversidades. 
Lo hemos visto en la reciente Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro: tantos rostros, tantas lenguas, tantos lugares de proveniencia, pero una sola Iglesia, como una gran familia, unidos como hermanos en una misma fe y esperanza, en la caridad y en los sacramentos, en el ministerio apostólico instituido por Cristo. 
 ¿Vivimos así, o estamos encerrados en nosotros mismos o en nuestro propio grupo? 
¿Nos preocupamos por los demás, aunque estén lejos? 
 ¿Rezamos por ellos, especialmente por los cristianos que están perseguidos? 
A veces surgen tensiones y conflictos que hieren la unidad de la Iglesia, pero somos nosotros quienes las provocamos. 
Y una de las cosas que más desunen a la Iglesia es el chismerío. 

Un cristiano no puede ser chusma, no puede andar hablando mal de otros. Le conviene primero morderse la lengua y después hablar mal de otros. Y por eso hay que fomentar siempre la comunión en todos los ámbitos de la vida para crecer en la unidad que Dios nos da, y también para favorecer el camino ecuménico. Y, como esta unidad no es fruto de acuerdos humanos, sino obra del verdadero artífice, el Espíritu Santo, hemos de pedirla con perseverancia en la oración.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

EL CURA BROCHERO BEATO



Tantas cosas estos últimos tiempos no nos han hecho olvidar un acontecimiento muy querido para nosotros, promotores de los Ejercicios.
 El pasado 14 de septiembre fue beatificado ¡por fin!, el querido Cura Brochero, un párroco argentino, que transformó la faz espiritual de las montañas cordobesas gracias a su apostolado en pro de los Ejercicios. Estos fueron su medio privilegiado para comunicar la doctrina cristiana. Hizo que multitudes se arraigaran en la fe.
 ¡Cómo no! el Papa ha manifestado también su profunda alegría con la siguiente  carta enviada al episcopado argentino: 
 "Que finalmente el Cura Brochero esté entre los beatos es una alegría y una bendición muy grande para los argentinos y devotos de este pastor con olor a oveja, que se hizo pobre entre los pobres, que luchó siempre por estar bien cerca de Dios y de la gente, que hizo y continúa haciendo tanto bien como caricia de Dios a nuestro pueblo sufrido.
Me hace bien imaginar hoy a Brochero párroco en su mula malacara, recorriendo los largos caminos áridos y desolados de los 200 kilómetros cuadrados de su parroquia, buscando casa por casa a los bisabuelos y tatarabuelos de ustedes, para preguntarles si necesitaban algo y para invitarlos a hacer los ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola. Conoció todos los rincones de su parroquia. No se quedó en la sacristía a peinar ovejas.
El Cura Brochero era una visita del mismo Jesús a cada familia. Él llevaba la imagen de la Virgen, el libro de oraciones con la Palabra de Dios, las cosas para celebrar la Misa diaria. 


Lo invitaban con mate, charlaban y Brochero les hablaba de un modo que todos lo entendían porque le salía del corazón, de la fe y el amor que él tenía a Jesús.
José Gabriel Brochero centró su acción pastoral en la oración. Apenas llegó a su parroquia, comenzó a llevar a hombres y mujeres a Córdoba para hacer los ejercicios espirituales con los padres jesuitas. ¡Con cuánto sacrificio cruzaban primero las Sierras Grandes, nevadas en invierno, para rezar en Córdoba capital! Después, ¡cuánto trabajo para hacer la Santa Casa de Ejercicios en la sede parroquial! Allí, la oración larga ante el crucifijo para conocer, sentir y gustar el amor tan grande del corazón de Jesús, y todo culminaba con el perdón de Dios en la confesión, con un sacerdote lleno de caridad y misericordia. ¡Muchísima misericordia!
 Este coraje apostólico de Brochero lleno de celo misionero, esta valentía de su corazón compasivo como el de Jesús que lo hacía decir: «¡Ay de que el diablo me robe un alma!», lo movió a conquistar también para Dios a personas de mala vida y paisanos difíciles. Se cuentan por miles los hombres y mujeres que, con el trabajo sacerdotal de Brochero, dejaron el vicio y las peleas. Todos recibían los sacramentos durante los ejercicios espirituales y, con ellos, la fuerza y la luz de la fe para ser buenos hijos de Dios, buenos hermanos, buenos padres y madres de familia, en una gran comunidad de amigos comprometidos con el bien de todos, que se respetaban y ayudaban unos a otros.
En una beatificación es muy importante su actualidad pastoral. El Cura Brochero tiene la actualidad del Evangelio, es un pionero en salir a las periferias geográficas y existenciales para llevar a todos el amor, la misericordia de Dios. No se quedó en el despacho parroquial, se desgastó sobre la mula y acabó enfermando de lepra, a fuerza de salir a buscar a la gente, como un sacerdote callejero de la fe. Esto es lo que Jesús quiere hoy, discípulos misioneros, ¡callejeros de la fe!
Brochero era un hombre normal, frágil, como cualquiera de nosotros, pero conoció el amor de Jesús, se dejó trabajar el corazón por la misericordia de Dios. Supo salir de la cueva del «yome-mi-conmigo-para mí» del egoísmo mezquino que todos tenemos, venciéndose a sí mismo, superando con la ayuda de Dios esas fuerzas interiores de las que el demonio se vale para encadenarnos a la comodidad, a buscar pasarla bien en el momento, a sacarle el cuerpo al trabajo.
 Brochero escuchó el llamado de Dios y eligió el sacrificio de trabajar por su Reino, por el bien común que la enorme dignidad de cada persona se merece como hijo de Dios, y fue fiel hasta el final: continuaba rezando y celebrando la misa incluso ciego y leproso.
Dejemos que el Cura Brochero entre hoy, con mula y todo, en la casa de nuestro corazón y nos invite a la oración, al encuentro con Jesús, que nos libera de ataduras para salir a la calle a buscar al hermano, a tocar la carne de Cristo en el que sufre y necesita el amor de Dios. Solo así gustaremos la alegría que experimentó el Cura Brochero, anticipo de la felicidad de la que goza ahora como beato en el cielo."
Al cura Brochero le confiamos toda nuestra Obra de evangelización, no sólo en Argentina sino en toda América, Africa y Europa.
NUESTROS JÓVENES CPCR EN LA BEATIFICACIÓN
Beato José Gabriel Brochero ¡ruega por nosotros!!

martes, 24 de septiembre de 2013

Tú sabes que te amo

¡Qué ocurrencia la tuya!. Te había negado en la “noche oscura” de la fe y ahora me pides que te diga si te amo.
Me sentí turbado.
Sin embargo, aquella tarde junto al mar, comprendí que tu Amor cura y sana todas mis infidelidades. Descubrí que tengo que mirarte más a Ti. Que es preciso “el olvido de sí”.
De pronto parecía que el mar se llenaba de la luz de tu rostro, pues había comprendido lo que era el Amor… Basta un gesto, un sí para hacer entrar a borbotones tu amor en nuestras vidas y en nuestro corazón.
Sí, te amo, Señor. Sencillamente. Sin “hacer alardes” de nada.
Te amo porque Tú me amaste primero y dejaste impreso en mi corazón tu paso por mi pobre vida.
Monseñor Francisco Cerro Chaves

lunes, 23 de septiembre de 2013

RETIROS ESPIRITUALES


 Un fin de semana intenso y con gente buena "buscadora" de Alguien que plenifique la vida

El sábado fueron 18 mujeres que se reunieron para descubrir a la luz de la enseñanza del santo Padre la Maternidad de la Iglesia. Y se fueron con deberes ¿cual es la fecha de tu Bautismo? El comienzo de esa vida que nunca acabará, el comienzo de la vida de Dios en nosotros, que nos introduce en el seno de la Iglesia Madre.
 
Y casi el mismo número de hombres el domingo que profundizaron en el pecado y la gran misericordia de Dios para cada uno de sus hijos.
Con ambos grupos hablamos de nuestro querido Dr Guardiet que va a ser beatificado muy pronto en Tarragona y hemos logrado un grupo de 30 para participar en tan gozosa celebración con la Parroquia de Rubí, de donde era párroco  dicho sacerdote martir.


Los testimonios múltiples y estimulantes
"Vuelvo con las pilas recargadas"
"Aquí paso la total: charla, adoración, confesión, Eucaristía..."
"¡Qué necesidad tenemos de esos momentos con la Eucaristía!"
Y al final gozamos de la compañía de nuestro querido amigo Jordi Sánchez, que había hecho Ejercicios con el P. Cueto cuando tenía 17 y 18 años. Tras numerosos años el reencuentro ha sido una gozada para ambos. Seguiremos en contacto
Gracias Señor por las maravillas que obras en los que te buscan con sincero corazón

sábado, 21 de septiembre de 2013

Fiarse

 
 María se abrió con su “sí” incondicional a los planes de Dios porque se fió totalmente de Él. 
Esto le ayudó y le llevó a saber que toda su vida tenía que ser una “página en blanco” en manos del Señor. 
De esta forma, Él realizaría su obra a través de sus materiales pobres.
Moseñor Francisco Cerro, 
obispo de Coria Cáceres

viernes, 20 de septiembre de 2013

Beatificación del Dr Guardiet

La Iglesia española se prepara para celebrar la beatificación de 522 mártires españoles en la ciudad de Tarragona, cuna de los primeros mártires de nuestro país.
Entre ellos tenemos la alegría de contar con el Dr Josep Guardiet, párroco de Rubí, que además de ser de nuestra diócesis fue un gran amigo y colaborador del P. Vallet, e impulsor de su Obra de Ejercicios Espirituales en Cataluña. Por eso estamos haciendo lo posible para participar con nuestros ejercitantes en este acontecimiento tan importante.

Los mártires son los que han recibido esta gracia insigne que San Ignacio califica como el Tercer grado de amor" o llamado también "Tercer grado de humildad": "siendo igual alabanza y gloria de la divina majestad, por imitar y parecer más actualmente a Cristo nuestro Señor, quiero y elijo pobreza con Cristo pobre más que riqueza, oprobios con Cristo lleno de ellos más que honores; y deseo de ser estimado por vano y loco por Cristo que primero fue tenido por tal, más que por sabio ni prudente en este mundo".
Es lo que vivió el Dr. Josep Guardiet, párroco de Rubí . Nuestro Obispo Monseñor Josep Angel Saiz Meneses, lo puso ya de relieve en una Carta pastoral dominical que os compartimos. En ella explicita la alusión de la estrecha amistad que unía al Dr. Guardiet con nuestro fundador el P. Francisco de Paula Vallet.
Es hermoso este testimonio de un pastor que vela hasta el final por los que le son encomendados.

   "Al estallar los hechos de julio de 1936, el rector de Rubí rechazó todas las ofertas de huir o de esconderse. “No he hecho mal a nadie y no tengo miedo”, respondía a quienes le hacían estas ofertas. Fue detenido el día 21 de julio de 1936 y llevado a un calabozo en el que había otras veinte personas.
     La noche del 2 al 3 de agosto se recibió la orden del Comité  Central de Milicias de Barcelona de entregar a los presos. El Comité  local decidió entregar a tres y dejar escapar al resto. Los elegidos para ser entregados fueron el doctor Guardiet y los señores Grau i Moliné, a quienes dijeron los llevaban a declarar. Cuando el vehículo que los trasladaba llegó al lugar llamado “Pi Bessó”, en l’Arrabassada, pasados tres kilómetros de San Cugat en dirección a Barcelona, les obligaron a bajar.
     En aquellos momentos el doctor Guardiet intercedió para que se respetara la vida de sus compañeros, ya que eran padres de familia –y uno de ellos con una hija minusválida-, ofreciéndose él como única víctima, pero su petición no fue escuchada y murió perdonando a sus verdugos. Al día siguiente, trasladado su cadáver al Hospital Clínico, fue identificado por su sobrina.
     Desde que fue conocida su muerte, aquel sacerdote tan estimado en vida por sus virtudes fue considerado como santo y mártir. El cardenal Gomá, al saberlo, dijo: “Ciertamente, era la única manera en que podía, debía y merecía morir el gran párroco Josep Guardiet”.
     El proceso diocesano para su beatificación se inició en la archidiócesis de Barcelona. Ha sido y es su vicepostulador un laico de nuestra diócesis, el señor Miquel Montoliu i Martí...
     El Dr. Guardiet era amigo del padre Francesc de Paula Vallet i Arnau, promotor de muchas tandas de Ejercicios Espirituales que renovaron la vida cristiana en muchas parroquias de Cataluña y fundador de los Cooperadores Parroquiales de Cristo Rey. En los años de los hechos que ahora nos ocupan, el Padre Vallet, desde Francia, seguía los acontecimientos de Cataluña.

    En la colección de fotos de tandas de ejercicios dirigidos por él en Francia, está esta foto que se ha puesto en la portada del libro del padre Antoni Sospedra. El doctor Guardiet aparece entre un joven sacerdote de la diócesis de Urgell, el doctor Navarro, situado a su derecha, y el padre Vallet, a su izquierda. Y seguramente la mano del padre Vallet dibujó en ella una palma, símbolo del martirio, y escribió estas palabras: “Mártir de Cristo”.
     Este es el título que mejor le pertoca  a este sacerdote que todos esperamos ver un día elevado a los altares para animarnos a todos a ser fieles a la fe cristiana en las circunstancias actuales."
     + Josep Saiz Meneses, Obispo de Terrassa

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Y volvemos de nuestros Ejercicios

Este es el grupo de Cooperadores y Cooperatrices que bajo la dirección del P. Pedro Cura, estuvimos siguiendo los Ejercicios Espirituales de San Ignacio en la Casa Cristo Rey de Pozuelo de Alarcón. 
¡Esta vez nos tocaba a nosotras! ¡Y ya lo creo que teníamos ganas a pesar de todas las trabas que como a todo buen cristiano le surgen para esta clase de experiencias!
Y volvemos  habiendo recargado fuerzas, y llenas de enusiasmo para seguir siguiendo-sirviendo a Cristo nuestro Rey como sus esposa y como propagadoras de este medio singular de intimidad con el Señor. Y deseosas de que hagáis todos la misma experiencia de amor renovador.
¡¡¡Qué bueno es el Señor!!!

domingo, 8 de septiembre de 2013

Ejercicios Espirituales en comunidad

El Señor nos regala unos días de Ejercios Espirituales en comunidad e iremos a uninos para ello a nuestras hermanas y hermanos de Pozuelo.
Nos confiamos a vuestra intercesión para que sean fructíferos en nuetsra vida personal y eclesial para la extensión del Reino
No os olvidaremos en nuestra oración durante este tiempo de silencio

María, Estrella de la Evangelización


            El Papa Francisco ha suscitado mucho interés y simpatía por sus hechos y sus palabras, tanto entre los miembros de la Iglesia como en personas que no sienten su pertenencia a la misma. Personalmente, he de confesar que un aspecto de su personalidad que me impresiona especialmente –entre muchos otros- es su profunda devoción mariana.

            En su primera intervención ante el pueblo reunido en la plaza de San Pedro, después de rezar con el padrenuestro, el avemaría y el gloria, les anunció: “Nos veremos pronto. Mañana quiero ir a rezar ante la Virgen, para que proteja a toda Roma”. Y de buena mañana, el 14 de marzo llevó un ramo de rosas y fue a rezar ante la imagen de la Salus Populi Romani, en la basílica mariana de Roma, Santa María la Mayor.   
            El Papa Francisco está muy interesado en anunciar a Jesucristo a los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Es lo que queremos expresar con la palabra “evangelización”, el primer –o los sucesivos anuncios del Señor- a aquellos que no le conocen o se han alejado de él.
            Pero es muy ejemplar ver cómo confía esta tarea y sus frutos al Espíritu Santo y a María. En su primer discurso a los cardenales –el 15 de marzo, les dijo: “Confío mi ministerio y vuestro ministerio a la poderosa intercesión de María, nuestra Madre, Madre de la Iglesia, para que, bajo su mirada maternal, cada uno de nosotros pueda caminar feliz y dócil a la voz de su divino Hijo, reforzando la unidad, perseverando en la oración y testimoniando la fe en la presencia continua del Señor”.
            Y en su primer encuentro con los periodistas, consciente de que estaba ante un grupo religiosamente muy plural, unió el testimonio y el respeto a todos, al decirles. “Os encomiendo a la intercesión de la bienaventurada Virgen María, Estrella de la Evangelización”. Me parece muy expresivo este título que, si no recuerdo mal, ya le dio el beato Juan Pablo II a Santa María.
            María nos invita a evangelizar con un estilo lleno de respeto y de sincero afecto, no con estilo de dureza y de imposición. Las palabras finales del Papa ante casi seis mil periodistas fueron: “Os he dicho que os daba de corazón la bendición. Como que muchos de vosotros no pertenecéis a la Iglesia Católica, y otros no son creyentes, de corazón os doy esta bendición en silencio a cada uno de vosotros, respetando la conciencia de cada uno, pero sabiendo que cada uno de vosotros es hijo de Dios. ¡Que Dios os bendiga!”.
           Y durante su reciente viaje a Río de Janeiro, para la Jornada Mundial de la Juventud, ha querido dedicar toda una jornada, la del miércoles 24 de julio, a peregrinar al santuario de la Inmaculada Concepción de Aparecida, patrona de Brasil, para confiarle la evangelización de los jóvenes y del mundo de hoy.
         María, Estrella de la Evangelización, es intercesora para que nuestra palabra pueda abrir los corazones a Jesucristo. Y, además, ella nos inspira un estilo maternal para evangelizar bien.
+ Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Terrassa

miércoles, 4 de septiembre de 2013

DECÁLOGO DE LA EVANGELIACION

  1. Evangelizar es decir a cada persona humana: Dios te ama. Dios ha venido y ha muerto y resucitado.
2. Evangelizar es cumplir el mandato de Jesús de llevar a toda la gente la buena noticia del Evangelio.
3. Cuando no estamos unidos a la Trinidad, la evangelización tiene el peligro de convertirse en proselitismo.
4. Los grandes evangelizadores de siempre, han sido personas seducidas por el Corazón de Cristo.
 5. Evangelizar es decir en el lenguaje que entiende la gente, todo el Amor que le ha llevado a Jesús a dar la vida como nuestro Salvador.
6. Hacerse evangelio viviente, he aquí la tarea de los cristianos del tercer milenio.
7. No es posible evangelizar si no estamos convencidos de que llevar a Cristo es llevar con Él todo lo que necesita la humanidad: justicia, paz, solidaridad…
8. Los santos han sido los evangelizadores de la humanidad pues han amado al mundo para transformarlo al estilo de Jesús.
9. Evangelizar es asumir la cruz de la incomprensión y de las dificultades en nuestro mundo.
10. Si nos cuesta evangelizar tendremos que preguntarnos si no es porque nuestro amor al Señor es todavía muy pobre.
Monseñor Francisco Cerro

martes, 3 de septiembre de 2013

El estilo de Jesús

   Una dimensión fundamental de lo que Jesús vive nos habla de un mismo movimiento: el abajamiento, la humildad, en griego lo llaman “la kènosi”. Ante el orgullo, la soberbia, ante del enaltecimiento del ego, Jesús propone el abajamiento, la humildad; el camino contrario.

  Si miramos la vida de Jesús descubrimos que la humildad, el abajamiento, no es un aspecto más de  su vida, sino que es el rasgo fundamental de su vida: Jesús ama abajándose, humillándose. Muy rápidamente hacemos un repaso de la vida de Jesús para ver este rasgo determinante de su vida:
.    Empecemos con la encarnación: siendo Dios se hace hombre... ama abajándose, humillándose
.    Nació en un establo... ama abajándose, humillándose
.    Huída a Egipto, Jesús un inmigrante …
.  La vida oculta de Jesús,... ama abajándose, …
. Y en su vida pública nunca buscó los honores, el reconocimiento, las felicitaciones, el aplauso, los primeros lugares, el ser servido, nunca hizo nada de todo esto. Más bien todo lo contrario.
.    Tres años de vida itinerante, vida de precariedad, durmiendo muchas veces al aire libre, sin tener un lugar donde reclinar la cabeza.
.    Y, finalmente, abandonado por sus discípulos, injustamente condenado, y muerto en cruz. Jesús ama abajándose, humillándose.
  Muchas veces, miles, hemos dicho que Dios nos ama, pero hoy exponemos ¿cómo ama Dios?.Hablemos de la manera de amar de Dios: Jesús ama kenóticamente, abajándose, humillándose. El abajamiento, la humillación, no es un aspecto más de  su vida, sino que es la manera de amar de Jesús.

  Muchos santos hablan del camino de la santidad como el camino de la humildad. San Ignacio mismo, en la segunda semana de los Ejercicios Espirituales,  plantea un ejercicio que se titula: Los tres grados de humildad, donde habla de los tres grados del amor a Dios. Si la manera de amar de Jesús es ésta ¿qué tendremos que hacer nosotros?

  Si Jesús ama, abajándose, humillándose, nosotros hemos de aprender a amar de la misma manera. “El que se enaltezca será  humillado y el que se humille …”
  Esto nos lleva a mirar nuestros corazones y preguntarnos: ¿queremos honores, reconocimientos, ocupar los primeros lugares, fama, buen nombre, que nos den un trato especial, que nos aprecien? Seamos sinceros, sí, sí que lo queremos, yo el primero, y aquí tenemos un problema, porqué esta no es la manera de hacer de Jesús, no vivimos al estilo de Jesús. Y atención, si no vivimos según el estilo de Jesús acabaremos tristes, frustrados.

  ¿Qué hemos de desear? Desear ser tenido por nada, ser desconocido, desear el último lugar, feliz de que no se me note, aparecer como vulgar, uno de tantos, que no hablen de mí, hacer cosas y que no se noten como  mías; que lo atribuyan y lo agradezcan a otros, aceptar las correcciones. No defenderme. Aceptar contento  mis fracasos, olvidos, planchas, equivocaciones. Suena duro, ¿no? Es el tercer grado de humildad de san Ignacio.

  Y todo esto, vivirlo contentos, porqué es lo que vivió Jesús. No vivimos deseamos el abajamiento o la humillación por sí mismos, sino porqué éstas nos hacen entrar en comunión con Cristo, con su manera de hacer y amar.
  Hay dos maneras de construirnos: poniéndonos a nosotros en el centro (esto quiere decir construir el ego), o poniéndonos a Jesús en el centro (esto quiere decir desear vivir lo que Él vivió).

  Todo esto lo vemos reflejado en la persona de María. Ella en el Magnificat, en las palabras que dirige a Elisabeth cuando la va a visitar, dice: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava”. Dios está enamorado de la pequeñez, de la humildad de María.
  Y el Magnificat continúa con unas expresiones, cinco frases, muy iluminadoras de lo que hemos estado diciendo: “dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos”.

  La Palabra de Dios, como siempre, interpela nuestra libertad, nos pide una respuesta. ¿Caminamos hacia  nuestro enaltecimiento o hacia nuestro abajamiento? ¿Amamos kenóticamente al estilo de Jesús, o amamos buscando nuestro encumbramiento?

  Que María nos ayude a enamorarnos más de un Jesús pobre y humilde.
Mossén Francesc Jordana

lunes, 2 de septiembre de 2013

"Ven siervo fiel..."

Jesús con las hermanas

Que estamos de paso y en camino hacia una patria mejor donde reinará el amor y la paz, nos lo recuerdan algunos acontecimientos que en estos últimos días han tocado nuestra comunidad.
El domingo 25 nos comunicaban el fallecimiento de un gran amigo de l@s CPCR en Caldes: Jesús Pasamar.
Amigo fiel vivía en Sabadell (aunque de origen maño), desde comienzo de los años 70, había ayudado mucho ya a los Padre Cooperadores cuando tenían su seminario en Caldes. Su desvelo por las hermanas no fue menos.
En una de sus primeras tandas de Ejercicios
Cuando nos anunció la noticia, su sobrino nos decía que cuando alguna vez le habían preguntado ¿qué es ser santo?, su respuesta era contundente: "ser como mi tío Jesús". 
Os transcribimos sus palabras con ocasión del funeral:
"En la vida hay tres cosas que te han definido: generosidad, sacrificio y bondad; y en la muerte, paz y amor.
Generosidad, siempre has renunciado a todo para darlo y compartirlo con los demás.
Siempre lo hemos pensado de ti tío, eres un santo, no reconocido, pero un santo para nosotros, y dios te ha llevado con él de la forma más humilde y hermosa, postrado en tu lecho.
Sacrificio, en tanto en cuanto a los doce años al perder a tu padre y a un hermano en la guerra, atendiste al resto de tu familia, tanto es así que en tus brazos falleció tu hermano “santos”, y éste te encomendó con su ayuda espiritual a que cuidases de tu madre y tu hermana pequeña, nuestra madre, y esto lo has cumplido a rajatabla hasta el dia de hoy que nos has dejado.
Y bondad, persona muy bondadosa. siempre dando lo mejor de tí para todos.
El cielo es tuyo y seguro que ya estás al lado de tus seres queridos.
Por cierto dale un beso enorme a nuestro padre.
Te hemos querido, te queremos y siempre te seguiremos queriendo."

 
Que el Señor recompense toda la generosidad que este buen hombre ha tenido para con los CPCR, para con su familia, siempre atento y dispuesto ante las necesidades de todos. Y que El sea el consuelo de sus familiares afligidos
Matilde con su hermana Mª Santa Teresa
Y hoy nos han comunicado también el nacimiento a la Vida que no acaba de nuestra querida Matilde Corredor, hermana mayor de Hna Mª Santa Teresa, que residía habitualmente en Pozuelo de Alarcón. Ha fallecido en el hospital de Cuenca, pues durante sus vacaciones en el pueblo Canillejas del Arroyo se encontró mal hace unos días. Allí será enterrada mañana
Todos los cpcr que hemos vivido corto o largo plazo en Pozuelo no podemos sino recordar a esta mujer tan simpática, viva, sincera, entrañable.
Las dos hermanas bien jovencitas
A sus hijos que con tanta dedicación la han mimado, les quedamos muy unidos en este momento de desprendimiento.
Nos preceden y nos preparan un lugar. Mientras llegamos también intercedemos por ellos y nos confiamos a su protección