viernes, 30 de agosto de 2013

Ejercicios Espirituales: testimonios


  El mes de agosto va terminando,y el ritmo ha sido intenso entre las tandas de Ejercicios y el campo de trabajo con los jóvenes.
  Actualmente dos hombres realizan la experiencia de oración y discerimiento propia de los Ejercicios ignacianos. Ejercicios que hemos podido ofrecer gracias a la colaboración de un sacerdote secular, Mossén Joaquim Fluriach.
   Pero no hemos compartido aún los testimonios de la tanda de Ejercicios que acompañamos a primeros de mes con el P Pedro Cura y en la que participaron 18 personas de lo más variadas en cuanto procedencia, formación, edad... He aquí lo que algunos de ellos nos compartieron:
- Siento una gran alegría, y la convicción de que yo sola no puedo nada sin el el Señor.
- Estoy aquí porque, a pesar de toda apariencia en la vida con el Señor no hay nada casual.
El Pastor cuida a sus ovejas.
- Siempre que vengo a los Ejercicios descubro una nueva dimensión de Cristo, y voy creciendo en el amor a Dios. Me doy cuenta de que los Ejercicios emiezan ahora.
- Tenía una gran necesidad de silencio, de estar con el Señor. Me voy muy contenta.
- Me voy con todo revuelto, con muchas inquietudes muy positivas. Me he encontrado muy bien aquí estos días.
- Vine con miedo, incertidumbre. Me voy super llena. Necesito mucha oración. Espero que el Señor me ayude a mantener mi plan de vida.
- Vine para dar gracias al Señor porque me sanó de una enfermedad.
- Sobre todo me llevo la convicción de que "Dios es más fuerte" y nos quiere un montón.
- Hace poco más de un año que camino en la fe, desde que me confirmé. Estos días han supuesto una consolidación en esa fe. He sentido con confianza que El está conmigo hasta el final.
- Feliz de haber saboreado el silencio que estaba necesitando. El Señor me trajo al desierto y me ha hablado al corazón. Consolación y desolción me afianzaros en l convicción que he de mantener mi oración cotidiana.
- He visto a Jesús en cada uno de ustedes sin prejuicio. Me voy con deseo de amar más a mis hijos.
- Voy con la convicción de que hay que dejarse amar por Dios. me ha gustado mucho la frase "Dios es más fuerte", a la cual añado que "los Ejercicios nos hacen más fuertes"

jueves, 29 de agosto de 2013

Un testimonio del campo de trabajo para la Virgen



   Mi vida estaba hundida, nada tenía sentido para mí, sin trabajo, sin dinero, con un hijo. 
   Me pasaba las horas en casa jugando a videojuegos y fumando drogas y mis compañías no eran las más adecuadas. 
  Todo cambió cuando asistí al campo de trabajo. Empecé a relacionarme con chicos de todas partes y a trabajar en equipo. Asistíamos a charlas espirituales y me encontré con el Señor, algo que llevaba buscando desde hacía mucho tiempo.
  En ese preciso momento toda mi vida anterior dejó de atormentarme, los errores del pasado ya no tenían importancia, toda la oscuridad de mi alrededor se volvió luz. 
Por fin conseguí la felicidad que tanto anhelaba y la mujer que tanto había deseado y que perdí por culpa de mi inmadurez y mi orgullo. 
  Antes siempre iba serio y decaído, con tristeza y sin motivación. Ahora salgo cada día con una sonrisa en la cara y dando las gracias a todo lo que me rodea.
  Gracias a la ayuda de las hermanas CPCR, de los chicos del campo de trabajo y al padre Hernán, mi vida ha recuperado toda la motivación y la fuerza para seguir adelante. 
  Veo a mi hijo cada día y veo la belleza de Dios en todas las cosas que ha creado cuando antes no veia más allá de mis narices. 
  He aprendido a amar con el corazón y no con los ojos.

  Dani, rezamos todos por ti, para que esta experiencia permanezca y te haga crecer aún mas en el amor a Dios

miércoles, 28 de agosto de 2013

Decálogo de Cristo vivo


1. Él siempre nos acecha con su presencia liberadora.
2. Se acerca de puntillas para llenarnos de esperanza.
3. Se pone en medio para remediar nuestra soledad.
4. Nos presenta sus manos y su costado, los signos de su entrega.
5. Nos da la paz que perdura en medio de todas nuestras guerras.
6. Nos hace felices aun en medio de nuestras desgracias.
7. Nos busca hasta el último rincón perdido de la tierra.
8. Nos envuelve en su ternura desde el amanecer.
9. Nos enseña a caminar en medio de nuestros cansancios.
10. Siempre está ahí, por mucho que intentemos ignorarlo

domingo, 25 de agosto de 2013

Campo de trabajo para jóvenes


La última foto de grupo
   Sí. Ya sé que os dejamos colgados en las noticias de nuestro campo de trabajo.
  No sé qué os han parecido las fotos que hemos publicado, que algo dicen de lo que hemos estado viviendo, pero poco de lo que realmente aquí ha pasado.
  Las sorpresas se han ido sucediendo con el paso de los días. Imposible contar todo lo que nuestros ojos han visto, nuestros oídos oyeron y lo que los corazones experimentaron acerca de la Palabra hecha vida entre nosotros.  (Cf. Juan 1)

Ultima formación con Mossén Xavier Blanco
  Porqué hablar de sorpresa. Simplemente porque aquí todo es inesperado, curioso… por no decir increíble… es decir fruto de la poca fe y de que el Señor es capaz de seguir haciendo lo que parecía irrealizable.,
   Y, ¿donde está lo que no éramos capaces de ver? Pues simplemente en la juventud que nos ha llegado, variopinta, más o menos labrada según los casos, en todo caso, más dispuesta, disponible y generosa de lo pensable. 
  Lo primero, de esta obra de Dios, es que los que optaron por el proyecto presentado por Carlos y Alex, los jóvenes arquitectos, pensaron en el bello manto diseñado para la ermita de la virgen, pero el Señor pensó en sus autores, dos jóvenes, dinámicos, simpáticos y trabajadores, que como el primero cogieron pico y pala para ponerse a la obra animando a los demás.
 Uno, no tan joven, australiano, con una vida y una historia de película, candidato a ejercitante de la primera tanda de Chabeuil, pero cuyo francés no iba mucho más allá de decir “Bon Jour!” entró en el proyecto con alma y vida: tuvo que venirse conmigo a hacer la tanda en castellano que di entre las otras dos tandas francesas. El caso es que resultó ser nacido en Barcelona, feliz por vivir cerca de su ciudad natal aunque partido para Australia de muy pequeño. ¡Qué cosas tiene Dios! Pues este hombre es un puntal porque ¡sabe trabajar! Para otros menos acostumbrados a ello y que serían “más de pico que de pala” cuando se trata de hablar y no hacer, nuestro querido Dany, es de los que está en la avanzada. 

Procesión rezando el Rosario
   Bueno, de cada uno de los otros se podría construir una novela porque cada uno, con sus dones, sus características, sus virtudes y limitaciones, se han puesto a vivir en comunidad en estos días. Si alguien podía pensar que algunos tenían corazón de piedra, resultó clarísimo que era de carne. Para empezar tuvimos profetas, con nombre y todo: dos se llaman Daniel, uno se llama Jeremías. Otros con nombre de santos como Regis (por S. François Regis), y muchos más como nada menos que Jordi, que aquí en Cataluña es signo de ser hijo de esta tierra. Y la lista podría seguir, los reconoceréis en las fotos.

 
Velada junto a la Virgen tras la procesión
  Este hecho de ver a este grupo viviendo en comunidad puede ser lo más entrañable de la pequeña experiencia; nos hemos dado cuenta que el manto de la Virgen que están construyendo es todo un símbolo de lo que María está haciendo en ellos, todos juntos, bajo su protección. Como si la Virgen Santísima estuviera bendiciéndolos por lo que le están haciendo y ella en respuesta, lo hace a su vez para con ellos. ¡Qué distintos son unos y otros y qué bien y armónicamente lo están viviendo! Incluso en las enseñanzas que tienen lugar todas las tardes: el hombre, la libertad y el pecado y sobre todo la persona de Jesucristo. También en el compartir los Cine-forum, la película “Los Miserables” que vimos en tres episodios de casi una hora cada uno, por las noches, los valores y desvalores que afloraron en sus juicios, no siempre concordes, pero sí en actitud de apertura… y sobre todo en la participación de las Eucaristías que quisimos fueran vivencias para ellos, siempre se dio esa apertura y en algunos hambre por conocer al Señor. 
  ¡Y qué decir del equipo discreto pero fundamental como es el grupo femenino, que entre bastidores, rezó y nos hizo la vida agradable: la Madre María Lea y sus dos dispículas: Cécile y Myriam. Además las dos hermanas una de ellas también Myriam y Karine, venidas de Crest, en Francia. Y, por supuesto, la comunidad de la casa. Total, las comidas riquísimas y abundantes, las tartas de cumpleaños y otras sorpresivas, los picnics completos y delicados además de pensados para todos los grupos, sin faltar las crepes el queso y la mostaza para los franceses, el jamón para los españoles, el vino y la mayonesa para todos y ni qué decir del Champagne – Cava para alegrar los corazones en fiestas reales o inventadas con el fondo sonoro de las risas de la Hna. Lourdes, que dice ser simplemente la expresión de su felicidad.    
Consagración a María en la Misa de clausura
  En todo caso, motivos para que María Lourdes pueda sentirse feliz, ¡sobrados! Para sentirse sorprendida por esta obra que ella llevó en sus manos, ¡abundantísimos! Agradecida por saberse instrumento del Señor en todo su ser, ¡hasta poder decir basta ya, Señor de mi vida! 
Consagración a Jesús por María
Y Dani encontró a su hijito del alma, Angel
   Y todos los demás, esperando el “continuará” porque, Señoras y Señores, ¡este cuento no ha acabado!
P. Hernán Pereda, cpcr

lunes, 19 de agosto de 2013

Compartiendo estos días tan estupendos

el sábado festejamos los 25 años de Carlos


Eres grande Carlos ...
Felicitación que le ofrecimos

Nuestros tiempos de formación espiritual
Con traducción simult´´anea
 

Ayer domingo... tras los pasos de San Ignacio
En la Santa cueva de Manresa

La Eucaristía en el centro
Momentos para todo
En la Iglesi a del rapto
Monserrat

Venerando a la Mare de Déu de Montserrat

Y hacia Barcelona

Una merienda cena
Ante un espectáculo precioso
Las fuentes de Monjuic
 

Y nuestros arquitectos siguen hoy trabajando
Y los demás también



Una carta de consagració a la Virgen será enterrada en los cimientos


Y el camino avanza

Y los cimientos se concluyen