viernes, 30 de septiembre de 2011

GRACIAS POR LOS TESTIMONIOS

  
   Sí, aquí estamos de nuevo tras estas semanas de retiro necesario y esperamos fructífero. Y volvemos con mucha ilusión en esta fiesta de los Arcángeles, mensajeros de Dios que velan tanto sobre nosotros humanos. seguiremos  compartiendo con vosotros nuestra vida y misión, nuestros amores y nuestros desvelos.
   A mi vuelta me he encontrado con una lista interminable de correos que he ido descubriendo con mucha atención estos días. entre ellos se encontraban testimonios, agradecimientos por todo lo vivido juntos en esos días de gracia de las JMJ en Madrid, que nos han dejado tan buen sabor de boca.
   No me resisto a compartiros uno de ellos, de una familia entrañable con la que compartimos una parte de esta hermosa experiencia.


   Hemos tenido estos días un auténtico regalo. Hemos experimentado la gracia de Dios. El encuentro mundial de jóvenes en Madrid ha sido impresionante. Ver a dos millones de jóvenes arrodillados ante el Señor sacramentado es algo que probablemente no olvidaremos nunca. Han ondeado banderas de todos los rincones de la Tierra, de lugares donde el cristianismo está perseguido hasta la muerte: Irak, Egipto, China….auténticos santos en vida… y todas las banderas unidas por un mismo estandarte: ¡EL DE CRISTO!. 


 
    El vía Crucis fue impresionante, cada estación tenía una significación especial, llevaron la cruz chicos de Haití y Japón (tras los desastres naturales que han sufrido estos dos países), deficientes psíquicos y físicos, voluntarios contra el sida, personas sin trabajo, cristianos perseguidos…tanto simbolismo nos interrogó profundamente y además acompañado de una música excepcional que conseguía erizarte el bello en cada estación.
 

   Oír al Santo Padre reclamarnos como misioneros en nuestros ambientes, ciudades…”sois la luz que debéis llevar a vuestros países, a todos los confines de la Tierra, sin complejos, cristianos descarados en la fe”. 

    La vigilia fue para guardar en el disco duro de nuestro corazón. Después de un día con un sol de justicia, con lipotimias constantes en el camino hacia cuatro vientos, sentimos la unidad en la fe a pesar de las dificultades. Era como una lección de la vida misma, el cristianismo camina a pesar de las dificultades, con juventud, con fuerza y unidad. Los niños aguantaron como campeones.
 

    Todo se vivió con aceptada providencia y más aún con el clima que tuvimos. Durante todo el día tuvimos un sol de justicia, un calor extremo, la gente caía de cansancio, deshidratación e insolación. Cuando el Santo Padre intentó iniciar su testimonio se despertó una tormenta furiosa, con rayos, truenos, viento fuertísimo… realmente parecía como si el demonio estuviera haciendo de las suyas. ¿Qué pasa?, ¿cómo puede ser que Dios permita esto?. Los jóvenes cantando y bailando bajo la lluvia, cantando ¡Benediiicto oé, Benedicto oé….!, los jóvenes empapados, cansados…pero felices y participando comunitariamente de la fe. Todo se mantuvo hasta el momento de la exposición del Santísimo en el que como por arte de magia, mejor como por arte del Señor, cedió automáticamente la tormenta impropia completamente del tiempo de verano. Nos sentimos como los discípulos en la barca el día de la tormenta que Jesús aplacó con una sola palabra.

   
   Dos millones de jóvenes arrodillados ante la Sagrada Forma. Todos rezando, suplicando, hablando con nuestro Dios personado allí entre nosotros. La verdadera fuerza de la JMJ surgió en ese momento, la energía más poderosa de este mundo: “las conversaciones de dos millones de jóvenes con nuestro Señor”. Imagino cada uno de los pensamientos, agradecimientos, peticiones, vocaciones de los jóvenes… y sólo de pensar en la energía de ida y vuelta, de elevarse al cielo,  llegando al corazón de Cristo mismo y retornándolo en fuerza, en valor, en ánimo, esperanza, orientación, en santidad… en definitiva en AMOR.


   Empapados pero felices y llenos del espíritu de Dios. El Papa nos consagró al sagrado corazón de Jesús, ¡qué emoción!. No nos podemos quedar indiferentes, debemos llevar esta fuerza a nuestra vida, a nuestra familia, a nuestro trabajo, debemos respirar en Cristo.


   La Misa del domingo la vivimos desde la TV porque nos dio miedo quedarnos esa noche allí durmiendo con los niños. Durante la homilía: ”la fe es un don de Dios, debemos cerrar el paraguas y dejarnos empapar de la Misericordia que brota de su corazón. La fe es un regalo de Dios y no nos podemos empeñar en obtenerla por nuestros medios, pero hay que buscarla”.

   
   El ambiente ha sido inmejorable, por ejemplo nos sentamos al lado de un sacerdote Vietnamita. Pensé “nada más y nada menos que del Vietnam”. Se jugará la vida por Cristo cada día, quizás por venir a Madrid… delante un grupo de unos sesenta del Senegal, de China… cuanto amor por Cristo… nos sentimos poca cosa.


  Todo esto no hace más que confirmar que Dios da las fuerzas, ilumina y que es el motor interior de todas las personas, se quieran o no enterar. Cuando una persona se juega la vida por venir a Madrid, ¿cuanto no nos pedirá a nosotros que no tenemos ningún riesgo de ser  cristianos practicantes?…

   Cuando tenga pereza de ir a Misa, cuando me desvíe del camino o me cueste… pensaré en él, en el sacrificio de ese sacerdote vietnamita que vino una noche a acompañar al Santo Padre, a mojarse  y a rezar junto a uno jóvenes maravillosos.






 Núria, Juanjo, Maria y Alex Unidos en Cristo y en la oración.
 Un abrazo fuertísimo


¡¡¡MUCHAS GRACIAS A VOSOTROS!!!!



sábado, 3 de septiembre de 2011

LOS CPCR EN CALDES DE MONTBUI


   Durante las JMJ fuimos invitados a hacer una presentacion videografica de nuestra presencia en Cataluna, de nuestras actividades en Caldes. Os la queremos compartir para que nos conozcais mas de cerca.
  Este blog permanecera durante algunas semanas de silencio.
  Por una parte la Comunidad realizara sus Ejercicios Espirituales.
  Por otra la que mantiene este enlace debe tomar un tiempo de descanso para rendir mejor al servicio del Cristo y de su Iglesia.
  Os confiamos pues a vuestra oracion estas intenciones importantes.
 
  Y no olvidéis los que podais participar el proximo dia 18 al retiro de hombres que tenemos en nuestra Casa. os esperamos con mucha ilusion.

viernes, 2 de septiembre de 2011

CONSAGRACION DE LOS JOVENES AL SAGRADO CORAZON DE JESUS


   Creo que en este primer viernes de septiembre a todos nos vendra bien renovar esta Consagracion que el Santo Padre relizo en nuestras tierras y que no dudo es un acontecimiento muy importante para nuestro mundo de hoy.


"Señor Jesucristo, Hermano, Amigo y Redentor del hombre, 
mira con amor a los jóvenes aquí reunidos, 
y abre para ellos la fuente eterna de tu misericordia 
que mana de tu Corazón abierto en la Cruz. 
Dóciles a tu llamada, han venido para estar contigo y adorarte.  
Con ardiente plegaria, los consagro a tu Corazón para que, 
arraigados y edificados en Ti, 
sean siempre tuyos, en la vida y en la muerte.
¡Qué jamás se aparten de ti!
Otórgales un corazón semejante al tuyo, 
manso y humilde, para que escuchen siempre tu voz y tus mandatos, 
cumplan tu voluntad
y sean en medio del mundo alabanza de tu gloria, 
de modo que los hombres, contemplando sus obras, 
den gloria al Padre con quien vives, feliz para siempre 
en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. 
Amén". 


(Benedicto XVI, Madrid 20 agosto 2011)
 

FIESTA FAMILIAR

 
2 de Octubre de 2011
               
PROGRAMA

11.00 Acogida
11.30 Oración de la mañana
12.00 “FIRMES EN LA FE”, por
      MONS. SALVADOR CRISTAU,
      OBISPO AUXILIAR DE TERRASSA
12.45 Tiempo libre, Confesiones
13.15 EUCARISTÍA   presidida por
 MONS. SALVADOR CRISTAU
14.15 Comida. Sobremesa
16.30 Testimonio de una familia
17.00 Exposición del Santísimo.
      Rosario en familia.
      Bendición
  
¡¡¡OS ESPERAMOS!!!
          Confirmad vuestra asistencia antes del lunes 26 de Septiembre
      Hermanas Cooperatrices: Teléfonos 938654496 y 697840559
          Casa Mare de Déu de Montserrat- Caldes de Montbui

jueves, 1 de septiembre de 2011

INTENCIONES DEL SANTO PADRE


La intención de oración universal del Papa para este mes es

“Por todos los docentes, para que sepan trasmitir el amor a la verdad y educar en los valores morales y espirituales auténticos”.

Frente al relativismo que concierne a los valores y las verdades fundamentales de la vida, se ha de aspirar a transmitir el amor a la verdad. “Si no se sabe lo que es el bien y el mal, si todo es relativo, entonces surge la pregunta ¿a qué educar?.
Hay que educar a la persona para que sepa –pero sobre todo para que quiera- utilizar esos conocimientos y esas capacidades para el bien.
La formación intelectual debe formar a la persona haciéndola capaz de ser crítica, de estar en condiciones de juzgar y de evaluar por su cuenta; no de ser esclava de propagandas y de ideologías.

La intención misionera concierne esta vez la Iglesia en Asia: 

“Para que las comunidades cristianas dispersas en el continente asiático proclamen el Evangelio con fervor, dando testimonio de su belleza con la alegría de la fe”.